Gustavo Petro, el auténtico liberal

Petro interpreta como ninguno el sentir de aquellos que Victor Hugo en el siglo XIX retrató en 'Les misérables' y que aquí Francia Márquez denomina Lxs Nadies

Por: Javier Sánchez
abril 21, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Gustavo Petro, el auténtico liberal
Foto: Archivo

El desastre ecológico y las inmorales inequidades sociales en el ámbito planetario nos llevarían a concluir que el liberalismo, o por lo menos su aspecto económico, el capitalismo, no son el destino necesario y deseable para la humanidad. Sin embargo, a veces los pueblos necesitan trillar ciertos caminos para desatar los nudos que los asfixian.

Es el caso de Colombia, hermoso territorio tropical, en el cual las ideas que impulsaron la Revolución Industrial en la Inglaterra del siglo XVIII, que orientaron la redacción de la Carta Magna de los Estados Unidos en 1787 y que agitaron la Toma de la Bastilla en la París de 1789, nunca han sido verdadero poder.

Y cuando estuvieron próximas a serlo en 1948 con Jorge Eliécer Gaitán o en 1989 con Luis Carlos Galán, las mafias godas ligadas al latifundio improductivo lo impidieron a través de la violencia demencial. Por lo demás, la “dirigencia liberal” no ha tenido la talla histórica para modernizar a Colombia, se adaptó, se corrompió, ahogándose en el fango del clientelismo. Y, el Nuevo Liberalismo continúa enceguecido por una suicida mezquindad sectaria.

Colombia se atascó en un lodazal nauseabundo de feudalismo mezclado con costumbres coloniales y perfumado con el flujo constante de los billetes del narcotráfico. Colombia es una entidad territorial que nunca ha transitado por la modernidad y en la cual no se produce riqueza. En Colombia el poder se hereda, el amor se compra, la ciencia y el mérito no existen, al diferente se le elimina y el prestigio va de la mano con toyotas y caballos de paso fino. Y en relación con lo nacional, solo la camiseta de la Selección, porque ni agro, ni industria.

Como alternativa a ese decadente panorama se proyecta Gustavo Petro, un líder con la gallardía suficiente para proponer un Contrato Social al mejor estilo de Simón Bolívar y su filósofo de cabecera: Jean Jacques Rousseau. Petro, siguiendo las ideas de John Locke, ha tejido pacientemente un Pacto Pluralista para producir riqueza, crear industria nacional, desarrollar y tecnificar el campo y hacer efectivos en Colombia los derechos del Ciudadano declarados por la Asamblea Francesa en 1789 y traducidos para estos lares por Antonio Nariño.

Gustavo Petro interpreta como ninguno el sentir de aquellos que Victor Hugo en el siglo XIX retrató en su novela Les misérables y que aquí Francia Márquez denomina Lxs Nadies. Además, actualiza ese liberalismo clásico, con las preocupaciones contemporáneas del ecologismo, resultando en algo que podríamos denominar como liberalismo progresista. Ese proyecto político está emparentado con la mayoría de las propuestas de don Rodolfo Hernández y con buena parte del programa de gobierno del Dr. Fajardo.

Pero el liberalismo progresista es radicalmente opuesto al continuismo uribista, es antagónico al proyecto del candidato heredero del laureanismo y de sus reencauches narcos, que durante los últimos 22 años han copado los altos cargos del Estado, dejando a este país en ruinas. Esperamos que cese la horrible noche y que los verdaderos liberales estén a la altura de un luminoso amanecer.

-.
0
400
Los millones que le ha metido César Gaviria a su colección de arte

Los millones que le ha metido César Gaviria a su colección de arte

Así es el 'Fritanga Fest' por dentro, donde doña Segunda es la reina

Así es el 'Fritanga Fest' por dentro, donde doña Segunda es la reina

La ataques de ansiedad que convirtieron a Juan Luis Guerra en un pastor evangélico

La ataques de ansiedad que convirtieron a Juan Luis Guerra en un pastor evangélico

Pirry sin fama, sin gran salario y peleando contra la depresión

Pirry sin fama, sin gran salario y peleando contra la depresión

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus