Grefier: costos para gestionar resultados públicos

Si la gerencia pública fuese un poco más profesional y técnica, y menos enfocada a beneficios políticos individuales, todo sería diferente

Por: JORGE ALBERTO LOPEZ RUIZ
febrero 25, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Grefier: costos para gestionar resultados públicos
Foto: Pixabay

Los costos son los factores (recursos) requeridos para fabricar (P) un bien o servicio, o una medición de valor de esos bienes o servicios cuando lo adquiere un consumidor (C).

(Costos de Producción + Utilidad) P = Precio de Venta = (Costo de Adquisición) C

En la literatura técnica los costos tienen diversos enfoques que depende de las disciplinas en la cuales son considerados:

Desde la perspectiva de la microeconomía, son factores que se estudian en la teoría de la producción. La firma combina factores (capital, tierra y trabajo) y genera (ofrece al mercado) bienes y servicios. La remuneración o pago por uso esos factores son los costos. La firma combina diversas mezclas de ellos en busca de la eficiencia en la producción (los mismos o más productos con menos recursos).

Una ideal condición económica se presenta cuando se vacían los mercados (oferentes y demandantes) al darse un acuerdo en el valor de los recursos o productos: el equilibrio. El mercado en equilibrio establece los precios (costo de producción más remuneración (utilidad, que en este modelo es el costo del capital) para el productor igual al costo para el consumidor.

En dicha teoría se catalogan ciertos costos: los totales, los medios, los fijos, los variables y los marginales. Todos relacionados o asociados con el concepto de racionalidad económica e intercambio de factores o productos entre los diversos agentes, quienes buscan maximizar su “utilidad”.

Este modelo ofrece una de las más potentes reglas teóricas en las decisiones financieras. El máximo beneficio se obtiene cuando los ingresos marginales son iguales a los costos marginales.

La segunda disciplina, la teoría financiera, adopta varios de los conceptos y términos originados en la teoría económica y los utiliza, en varias categorías, en la misma producción y para la formación de capital. Cualquier modelo fabril sigue las pautas y principios establecidos por la teoría económica. Se debe tener claramente previsto y establecido el punto de equilibrio (costos y gastos iguales a los ingresos), el máximo beneficio que, como se señalaba, corresponde al estado en el cual se igualan los ingresos marginales con los costos marginales. La racionalidad inherente es la de maximizar los beneficios de la firma.

Adicionalmente, un artefacto ampliamente usado en la teoría financiera es el proyecto. Cualquier decisión de inversión, o asignación de recursos tiene como soporte las decisiones financieras de rentabilidad (racionalidad económica) y estas se modelan como proyectos.

Se adicionan conceptos en esta disciplina en relación con los costos: relevantes, muertos, de oportunidad. En esta, los proyectos conllevan la erogación de recursos (costos) para la inversión (formación del capital), los costos de operación y la generación de ingresos. Los diferentes flujos (inversión, costos e ingresos) se evalúan con base en el valor del dinero en el tiempo (tasa de interés de oportunidad) para determinar la viabilidad financiera de dicho proyecto. Así las erogaciones (salidas de recursos) son costos del proyecto que se contrastan con los ingresos para determinar la condición de racionalidad que implica utilidad al costo (tasa de interés) de oportunidad del capital.

Los instrumentos de valuación financiera de proyectos se asocian generalmente con proyectos de inversión, instrumentos financieros o proyectos de construcción o adquisiciones de bienes de capital. Sin embargo, el instrumental de la ingeniería financiera es utilizado para tomar todo tipo de decisiones en las categorías financiera, económica y social.

El proyecto, además, se ha adoptado como instrumento de gestión (y por ende de decisión) en las ciencias de la gestión, en la cual, una vertiente se enfoca en la gerencia de proyectos y toma el proyecto (en su concepto no meramente como de inversión) el proyecto con el cual se administran recursos. Este modelo es mayormente utilizado en las empresas centradas en la tecnología y muchos de los conglomerados basados en las tecnologías del conocimiento.

Otra disciplina que aplica elementos, conceptos y términos de costos derivados de la teoría económica y de la teoría financiera es la contabilidad.

En la parte más elemental un sistema contable registra los activos, bienes o servicios adquiridos al “costo”.

Actualmente, se ha presentado una actualización de la contabilidad financiera. La misma, en marco de las NIIF ha adoptado instrumentos y conceptos de la teoría financiera. Es tal que el valor (costo) histórico de los bienes ha evolucionado hasta situarse en lo que se llama valor razonable, y este es meramente la manifestación de la capacidad de un activo o bien de producir flujos financieros en el tiempo y el "valor" que le da el mercado a esa capacidad.

Este enfoque da una buena lección al modelo básico de la gestión financiera pública, en la cual se acota el concepto de inversión a las erogaciones que se realizan para formar el activo o bien del capital.

Dicho de otra manera, para el sector público la inversión es construir la carretera. Para el enfoque financiero, contable y económico, el proyecto carretera está acortado por toda la vida útil de la misma y el perfil que se desprende de la capacidad para producir flujos de costos y beneficios.

Una especialidad de la contabilidad, la contabilidad administrativa o de costos, está asociada generalmente con empresas productoras.

El determinar el “costo” de los bienes producidos es esencial para determinar la estructura financiera de esa producción (costos fijos, variables, márgenes, punto de equilibrio), tal que se garantice la rentabilidad y por ende la supervivencia y crecimiento de la firma.

Conocer costo, estructura, dinámica y componentes es indispensable para establecer precios de venta rentables y competitivos, controlar los componentes y mejorar la productividad, y actuar frente a la competencia. En eso va la vida de la firma.

La empresa (entidad) pública no presenta el riesgo de una privada de salir del mercado cuando sus costos rebasan sus ingresos o su ineficiencia se prolonga en el tiempo. Es más, pareciera que contra natura en lo público lo aceptado y aceptable es que los bienes y servicios ofrecidos tengan menos valor que sus costos. Y ahí hay una oportunidad enorme de mejora.

Claro, si la gerencia pública fuese un poco más profesional y técnica y menos enfocada a beneficios políticos individuales.

-.
0
100
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Nueva gestión pública y valores juveniles

Nueva gestión pública y valores juveniles

Nota Ciudadana
Grefier: ¿costos en el sector público colombiano?

Grefier: ¿costos en el sector público colombiano?

Nota Ciudadana
Grefier: sinópticum, rendición de cuenta y accountability

Grefier: sinópticum, rendición de cuenta y accountability

Nota Ciudadana
Grefier: gerencia pública, producir más y hacer menos

Grefier: gerencia pública, producir más y hacer menos