Giorgia Meloni: la tragedia de los izquierdistas italianos que no saben perder

Giorgia Meloni fue la ganadora de los comicios del domingo con un 26 % de los votos ¿Cuáles serán los efectos de este triunfo de la centro derecha en Italia?

Por: Martín Eduardo Botero
septiembre 26, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Giorgia Meloni: la tragedia de los izquierdistas italianos que no saben perder
Foto: Cortesía

El pueblo soberano italiano tomó una importante decisión el pasado domingo, una decisión histórica muy trascendental para Italia y sobre el futuro de los partidos de derecha en Europa: los italianos han hecho una elección democrática y debemos respetarla.

Este «voto» de la mayoría democrática fue el «voto» del sentido común, un «voto» a una Unión Europea más democrática y transparente más cercana a sus ciudadanos, un «voto» para reforzar la posición de la Italia en la Unión Europea y un importante paso en la dirección correcta.

El electorado ha demostrado un mayor grado de madurez política colectiva y una voluntad política más firme. En estas elecciones legislativas, la coalición de centroderecha liderado por Giorgia Meloni ganó con una abrumadora mayoría de votantes, fue un buen día para la democracia en Italia.

|Le puede interesar: Italia vota: ¿Cantarán el Bella Ciao o sostendrán los melones nada más?

Fue una victoria de la sociedad civil y el resultado fue recibido igual que lo hemos hecho todos nosotros, con aplausos. La decisión fue democrática.

Este brillante éxito de la derecha moderada inaugura una alternancia política importante para el país tendrá efectos importantes sobre la manera en que construimos Europa, sobre todo en los próximos meses.

Esa es la realidad en la que todos debemos basar nuestras posiciones. Quisiera decir a todos los que aún se oponen a esta derecha democrática por creer, sin razón, que es una derecha que refuerza nacional-populismo, que quienes se oponen a esta derecha están reforzando en realidad a nuestros presuntos socios o, si se quiere, a nuestros adversarios.

No olvidemos lo que sucedió cuando la Unión Europea trató de boicotear a Austria cuando Jörg Haider llegó al poder. Simplemente no funcionó.

No obstante, estas elecciones ha ilustrado los peligros y el deseo de algunas fuerzas políticas de extender el veneno, la malevolencia, la desinformación y confusión acerca del partido Hermanos de Italia. Los votantes fueron intimidados.

Eso forma parte de las campañas desinformación horrenda y agresión verbal con la que sigue avanzando el sistema de la izquierda sectaria, producto de la ignorancia o de una incomprensión de las distintas culturas y tradiciones.

El pueblo italiano fue amenazado por una importante coalición —los dirigentes políticos, las grandes empresas, la mayor parte de la prensa globalista y la Comisión Europea– de que si votaba «centro derecha» se encontraría aislado económicamente, sería castigado por la Unión Europea y se produciría una fuga de capitales e inversiones, y se le dijo que si votaba «centro izquierda» habría empleos, inversión y recuperación.

Afortunadamente, esos temores injustificados, producto de la desinformación, resultaron ser totalmente absurdos. La tragedia de la izquierda es que, en opinión de demasiadas personas, se ha convertido en un proyecto elitista que impone su ideología a un público cada vez más escéptico.

Es posible que con estos trucos políticos se obtengan ventajas a corto plazo, pero deberíamos lamentar que estas maniobras cínicas no han servido para que los pueblos tengan más confianza en sus políticos.

Lo cierto es que los populistas de izquierda no saben perder. Realmente espero que todo ello cambie en algún momento.

Creo que si en alguna ocasión hay que felicitar a Giorgia Meloni es precisamente en esta, por ese trabajo incansable, la dedicación y el sólido liderazgo, y por esa capacidad excepcional de perseverancia para realizar los propios sueños en unas circunstancias muy difíciles, contra viento y marea pero siempre con habilidad para romper la defensa contraria, haciendo un alarde de convicción y de seguridad y transmitir a la gente una sensación de optimismo, encontrar e identificar maneras creativas de alcanzar un consenso.

Su excepcional capacidad política, dotes de liderazgo, dedicación e integridad la llevó a fundar y construir “Hermanos de Italia” como una entidad conocida a nivel nacional y tiene un apoyo popular de ambos hombres y mujeres porque su imagen se asocia a la transparencia, la honestidad y al enfoque ético.

El apoyo popular resultó fundamental para la difusión de la campaña electoral y sus objetivos. El patriotismo local, visión y cumplimiento de los objetivos meloniano, unido a esta idea de misión de liderazgo es el pegamento con el que Giorgia quiere mantener unida a su siempre heterogénea coalición de derecha en todo el país.

Gracias a la visión política de Giorgia Meloni –presidente de los conservadores europeos– y el patriotismo y madurez política de todo el centro derecha, el país ha sentado las directrices sustanciales sobre la forma en que tiene que avanzar en el futuro las relaciones entre la Unión Europea e Italia y las bases para un desarrollo futuro, cimentado en el diálogo, el enriquecimiento mutuo y en unos valores compartidos.

  • Meloni no quiere una Unión basada en una centralización cada vez mayor, una Unión que aumenta su poder en detrimento de sus Estados miembros, una Unión alejada de sus preocupaciones cotidianas o una burocracia que se ha impuesto a la democracia nacional.

En cambio, desea una Europa de la diversidad, una Europa donde se combinen culturas y formas de vida diferentes, en la que se pueda obtener valor añadido.

Desea una Unión reformada, más responsable, transparente y democrática que sea eficiente en aquellos ámbitos en los que ha asumido competencias, una Europa más cercana y relevante para la gente.

  • Giorgia, como los conservadores británicos (antes del Brexit) han sido coherentes, desean que la UE avancen en interés de los ciudadanos y no únicamente en las prioridades de alguna elite, a favor de un Unión Europea apta para el futuro, una visión que concuerda con las esperanzas y aspiraciones de los pueblos de Europa.

No cabe duda de que hemos perdido tiempo, muchos años. Europa se ha quedado atrás en la escena internacional. La transferencia de más poder a Bruselas ha ido acompañada de una participación cada vez menor en las elecciones europeas.

Resulta paradójico que alguien sea tachado de adversario de Europa por esta razón. Esto es absurdo desde una perspectiva política. Es una victoria contra los bravucones, una victoria contra el gran capital y una victoria contra los burócratas. En mi opinión, con estas elecciones se inicia el verdadero debate. Ya no es posible engañarse.

Los italianos han enviado un mensaje claro: las garantías dadas por el partido de Giorgia Meloni y la coalicion de la centro derecha demostraron ser satisfactorias y convencieron a la mayoría de los votantes. Fue un gran día para Italia y también para Europa.

El «voto» italiano pone de manifiesto, no obstante, que una Europa unida es el único proyecto políticamente creíble que puede ofrecer beneficios a los Estados miembros y, ante todo, a los ciudadanos.

Por mi parte, me siento especialmente complacido porque el voto ha permitido que la Unión Europea y su futuro vuelvan a ocupar los titulares de la prensa.

Se necesita un auténtico debate, porque los intentos de presentar una visión real del futuro de la UE han resultado bastante patéticos en los últimos años.

-.
0
400
El poderoso Flower Rojas la mano turbia de Jorge Iván Ospina en el concejo de Cali

El poderoso Flower Rojas la mano turbia de Jorge Iván Ospina en el concejo de Cali

La angustiante espera en Colombia de la esposa de Javier Hernández Bonnet

La angustiante espera en Colombia de la esposa de Javier Hernández Bonnet

Los contratos del cuñado de Claudia López con la alcaldía de Bogotá

Los contratos del cuñado de Claudia López con la alcaldía de Bogotá

El condenado por un saqueo de $47.000 millones que el alcalde de Cali reencauchó

El condenado por un saqueo de $47.000 millones que el alcalde de Cali reencauchó

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus