La maniobra de Gilberto Rodríguez Orejuela para evitar su extradición

El narcotraficante se movió en el entorno judicial de Boyacá, lugar de la cárcel de Cómbita donde estaba detenido

Por:
agosto 11, 2014
La maniobra de Gilberto Rodríguez Orejuela para evitar su extradición

Gilberto Rodríguez creyó haber coronado cuando Pedro Suárez Vacca, el juez segundo de ejecución de penas de Tunja ordenó la libertad condicional para él y  su hermano Miguel el 7 noviembre del año 2002 por pena cumplida, aplicando la figura de habeas corpus. Una decisión que escandalizó al entonces ministro del Interior y de Justicia Fernando Londoño Hoyos quien dijo que se trataba del regreso de la mafia y acusó al juez de estar al servicio del narcotráfico y de ir en contravía de la ley, afirmación de la cual, forzado por una orden del Consejo Superior de la Judicatura, Londoño tuvo que retractarse.

Pero no fue solo el ministro el conmocionado con la decisión judicial sino todo el país. Los jefes del cartel de Cali condenados a más de veinte años de cárcel por un expediente cargado de pruebas judiciales, protagonistas además del escandaloso ‘Proceso 8000’ en el que quedó cuestionada la legitimidad de la elección presidencial de Ernesto Samper, lograron reducir su pena a siete años haciendo uso de distintos beneficios procesales.

El férreo ministro Londoño como cabeza de la justicia en el gobierno de Álvaro Uribe no se quedó quieto. El Fiscal General Luis Camilo Osorio también reaccionó. La Unidad  Nacional Antinarcóticos e Interdicción Marítima de la Fiscalía, reactivó un proceso contra Gilberto Rodríguez por el envío de 100 kilos de cocaína a Costa Rica, delito que el capo del Cartel de Cali no había confesado, y por el que fue recapturado cuatro meses después, en marzo del 2003. Igual suerte corrió su hermano Miguel.

Cuando Gilberto Rodríguez fue recapturado en el 2003, armó su defensa jurídica desde la cárcel. Foto: Archivo Jose Miguel Gómez/Reuters/Corbis

Cuando Gilberto Rodríguez fue recapturado en el 2003, armó su defensa jurídica desde la cárcel. Foto: Archivo Jose Miguel Gómez/Reuters/Corbis

Una vez detenido, Gilberto Rodríguez fue trasladado a la cárcel de máxima seguridad de Cómbita desde donde se propuso dar la batalla legal para recuperar su libertad pero sobre todo para evitar ser extraditado. A través de un asesor suyo, el abogado Cagely, Rodríguez Orejuela contactó al abogado boyacense Gilberto Rondón para que lo defendiera. Rondón, con una amplia trayectoria académica, entonces combinaba el ejercicio profesional como litigante con las actividades políticas habiendo logrado distintos cargos públicos en representación del Partido Liberal. Con la insignia roja llegó en dos oportunidades al concejo de Tunja, a la Cámara de representantes por Boyacá y fue magistrado del Consejo Nacional Electoral, al que renunció en agosto de 2013 para habilitarse y ser candidato a la Contraloría General de la Nación.

Aunque según la fuente de esta información Rondón nunca recibió poderes ni alcanzó a ejercer funciones para actuar en la defensa del  jefe del cartel de Cali, si recibió un anticipo de $150 millones en efectivo por el trabajo que debía realizar. Una vez el gobierno concedió el pedido de extradición solicitado por Estados Unidos, Gilberto Rodríguez fue trasladado a la cárcel La Picota a la espera de la fecha de su envío a una prisión norteamericana,

Entonces el jefe del Cartel de Cali le hizo saber al abogado Rondón que estaba pendiente del reintegro del anticipo entregado por unos servicios profesionales que nunca prestó. Según cuenta otro abogado colega que trabajó con Rondón y quien pidió no ser identificado por razones de seguridad, Rondón logró convencer  a Rodríguez Orejuela que podría realizar gestiones para dilatar su extradición, trabajo con el cual compensaría el anticipo de los 150 millones recibidos. Gilberto Rodríguez aceptó el trato.

Un documento al que tuvo acceso Las2Orillas, y en el que se refieren a Rondón como “GRON” y a Gilberto Rodríguez Orejuela como “GRO”, registra que el abogado Rondón tenía llegada a la Fiscal 11 Delegada de la Unidad Nacional Antinarcóticos, Luz Marina Gutiérrez Sánchez, quien podría interceder para hacer precluir el delito de concierto para delinquir. Según el mismo documento que suministró la fuente, Rondón no entregó el dinero pactado a la Fiscal, hecho que la llevó a reclamarle a Rodríguez Orejuela. “Rondón se defendió diciendo que él le había entregado el dinero al esposo de la doctora, que en esos días había fallecido”, dice el documento.

Luz Marina Gutiérrez, que era la fiscal encargada del caso de Gilberto Rodríguez Orejuela tiene una historia complicada en esta entidad. Fue retirada de la Fiscalía en mayo del 2004 por solicitud del propio embajador de Estados Unidos en Colombia William B. Wood junto a otros cinco funcionarios de la Unidad Nacional Antinarcóticos, según aparece en uno de los cables de Wikileaks en los que Wood le informa de su actuación al Departamento de Estado. La razón aducida fue la pérdida de los expedientes contra Leonidas Vargas y varios narcotraficantes del cartel del Norte del Valle en la que habría estado involucrada la fiscal y cinco funcionarios más, que el gobierno de los Estados Unidos recomendó retirar de sus cargos, como en efecto lo hizo el Fiscal Luis Camilo Osorio.

El cable de wikileaks dice que el embajador Wood le solicitó al fiscal Osorio destituir a Luz Marina Gutiérrez y cinco funcionarios más. Fotos: Archivo Colprensa/Internet

El cable de wikileaks dice que el embajador Wood le solicitó al fiscal Osorio destituir a Luz Marina Gutiérrez y cinco funcionarios más. Fotos: Archivo Colprensa/Internet

Rodríguez Orejuela finalmente fue extraditado en diciembre de 2004. No obstante, y a pesar de no ser un monto considerable para las cifras que maneja la gente de la mafia, el jefe del Cartel de Cali quedó herido y a través de correos en poder de la fuente cuya identidad está protegida, sigue cobrándole la vieja deuda a quien puede ser el próximo Contralor de Colombia.

La elección de Gilberto Rondón está tan cocinada que la fecha de la votación en el Congreso fue aplazada para asegurar que éste no estuviera inhabilitado, ya que debería transcurrir un año a partir de su renuncia al Consejo Nacional Electoral que presentó el pasado el 6 de Agosto del año 2013. La elección quedó programada para el próximo 19 de agosto y Gilberto Rondón llega como favorito con el apoyo de la Casa Gaviria, el Partido Liberal y de la Casa de Nariño.

Las2Orillas.CO contactó a Gilberto Rondón para que diera su versión. Esta fue la entrevista de la que existe un registro escrito:

La2Orillas: Nos gustaría conocer su versión sobre una información en nuestro poder según la cual usted recibió un pago por $150 millones que le hizo el Sr. Gilberto Rodríguez Orejuela en el 2004.

Gilberto Rondón: Sí señor, ya la Revista Semana me entrevistó sobre el tema y Julio Sánchez Cristo y como se lo afirme a ellos, bajó juramento, jamás he tenido ningún tipo de relación con esos señores; nunca he sido apoderado de mafiosos o de gente de esa calaña.

L2O: ¿Pero el pago existió?

GR: Nunca, por la elemental razón de que jamás tuve relación con esos señores. Para el año 2004 yo vivía en Tunja y allá litigaba. ¿no le parece absurdo que esa gente, que como ha sido de conocimiento público contaron con los abogados más prestigiosos del país, se fueran a Tunja a contratar a un abogado de provincia, según me dijo Sánchez Cristo para que les evitará la extradición?

Y además que le pagaran (a el), como usted dice, hace 10 años, nada más ni nada menos que 150 millones. Y según me dijo Semana que el abogado (Rondón) no cumplió y le ordenaron devolver la plata y se negó. Por Dios, si eso hubiera sido así, con seguridad estaría muerto.

L2O: Pero, hay una evidencia de que el trato existió

GR: Le repito lo que ya les dije a quienes me han preguntado por el tema, es de conocimiento público que esos señores están en una cárcel de EEUU. Lo que se debe hacer es preguntarles a ellos y si fuera cierto que un abogado “les tumbo” ese dinero, no dudarán en confirmarlo.

L2O: ¿Teniendo en cuenta que hay un cruce de versiones, usted estaría dispuesto a someterse a un polígrafo?

GR: Sí claro, no tengo ningún inconveniente. Yo soy un hombre de bien y nunca he cometido cosas indebidas, así que no tengo ningún problema. Pero siento que me han querido hacer daño, no los medios, sino quienes me quieren atajar para que yo no pueda llegar a la Contraloría.

L2O: ¿Usted conoce a la exfiscal Luz Marina Gutiérrez?

No. Jamás la he visto en mi vida. Les voy a dar su número a mis asesores de comunicaciones para se comuniquen con ustedes.

 

-Publicidad-
0
9898
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

Se equivoca el ministro…

Las agria visita de William Brownfield a Bogotá

Las agria visita de William Brownfield a Bogotá

¿Quién acabó con las Farc?

¿Qué aportaron los foros ciudadanos sobre narcotráfico a la paz y a las Farc en La Habana?

¿Qué aportaron los foros ciudadanos sobre narcotráfico a la paz y a las Farc en La Habana?