Futbol: alegoría de la paz

"Visualizo a mi país y al mundo en paz y me preparo para el partido que se aproxima"

Por: Boris Santiago Alvarez Alzate
junio 17, 2015
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Futbol: alegoría de la paz
Foto: tomada de internet

“...Con arduo esfuerzo defiende su campo el actual campeón” –relata apasionado el narrador del encuentro.
Luego de meditarlo, le formulo a mi papá el interrogante que me surgió: ¿Debería ser un error esa frase? Es decir, sé que no está mal dicha, pero Uruguay no es el mismo equipo que ganó la Copa América del 2011.

–La copa no es de la selección uruguaya de fútbol, la copa es de los charrúas como nación –responde la voz de la sabiduría utilizando el tono de mi padre.

De inmediato le doy la razón. ¿Quién dice que el hombre no puede superar su naturaleza? –Piensa mi corazón de hijo contradictor.

Me concentro entonces en el encuentro que secunda esta jornada, un partido con un resultado en apariencia predecible. Sin embargo, mis pensamientos continúan su rebelión contra la mente, veo el beso febril que el jugador de Paraguay le da al escudo tejido en su camiseta y el motín de las ideas se consuma cuando al paraguayo le preguntan por el 2-2 inscrito en el marcador final y este responde: “Lo que caracteriza a un paraguayo es sobreponerse a las dificultades”…escalofrió, adrenalina necesaria, mis ojos llorosos y mi ser estremecido cuando recuerdo a James Rodríguez llorando frente a esas mismas cámaras al ver a su selección caer contra Brasil: “Los hombres también lloran y más cuando sientes esto como un hijuemadre”.

Busco mi camiseta #UnidosPorUnPaís, con ella puesta comprendo las palabras del que murió en la cruz y transito por el recuerdo de un Brasil a rebosar de colombianos entonando, más allá de los limites que establece la FIFA, aquellos versos adicionales del himno de mi patria. Tan inevitable como el estremecimiento me fue fantasear con un Estado que adjudicara como servicio a la patria la representación deportiva, en lugar de la militar. Pero, de inmediato las más conservadoras teorías políticas que tenia conmigo protestaron alegando que ello sería un atentado contra la soberanía. Por fortuna, el motín de mis ideas llevaba consigo una imagen de Woodrow Wilson y en consecuencia me imagine a una humanidad capaz de escribir sobre los márgenes de las fronteras estatales, una humanidad lo suficientemente madura como para resolver sus diferencias con un juego, seres humanos persiguiendo las mismas metas, una metamorfosis del concepto objetivo: Gol (Goal); Un mundo en el que un argentino (Pekerman) llora de emoción al ver un gol de la selección Colombia, un mundo en el que Yepes levanta sus manos consciente de que para recibir un aplauso tiene que golpear sus palmas primero, un mundo en el que Drogba ayuda a terminar la guerra civil marfileña con un partido, un mundo en donde la felicidad es un manifiesto tan viral y representativo como el Ras tas tas.

Por mi ventana miro al cielo, con las neuronas en el órgano que bombea sangre dirijo mi vista hacia la bandera que hondea sobre aquel edificio tan representativo, al contemplar su gloria inmarcesible me siento por primera vez colombiano y ciudadano del mundo sin que ello entre en contradicción. Con el concepto fútbol el nacionalismo olvida su odio contra quien parezca otra cosa y, en lugar de querer aniquilarlo, lo abraza, lo consuela, lo respeta, lo aplaude.

Sonrío. Pienso en que no soy un fanático del futbol si no un apasionado por el arte, me gozo en encontrar en el balompié un fragmento del lado más puro del alma de los hombres, visualizo a mi país y al mundo en paz y me preparo para el partido que se aproxima: Colombia vs Brasil.

-.
0
1168
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Todo mundo tiene ahora un trastorno mental: ¿falta de amor propio?

Todo mundo tiene ahora un trastorno mental: ¿falta de amor propio?

Nota Ciudadana
¿Qué tanto afecta la contaminación del aire la salud de las personas?

¿Qué tanto afecta la contaminación del aire la salud de las personas?

Nota Ciudadana
El miserable apoyo del Estado colombiano a los trabajadores en el exterior

El miserable apoyo del Estado colombiano a los trabajadores en el exterior

Nota Ciudadana
Todo queda en familia: los apellidos que se pasan el poder de generación en generación

Todo queda en familia: los apellidos que se pasan el poder de generación en generación