Fiscal y procurador: gracias por la captura de Manolo Duque, ¿para cuándo la de Dionisio Vélez?

"Esa captura nos devolvió la fe y la esperanza. Esperamos que apenas estén comenzando, porque la lista de bandidos por capturar pica y se extiende"

Por: Eva Durán
agosto 04, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Fiscal y procurador: gracias por la captura de Manolo Duque, ¿para cuándo la de Dionisio Vélez?
Foto: El Universal

La acción contundente de la justicia que capturó a Manolo (alcalde de Cartagena) y su combo es una bocanada de aire fresco en esta ciudad cancerosa, devastada por la inmoralidad, la corrupción, el cinismo más abyecto de sus gobernantes, la indolencia, indiferencia y proporcional corrupción de sus gobernados.

Cartagena es una ciudad tan rica, pero tan rica, pero tan rica, pero tan rica, que llevan 500 años robándola y no terminan con ella. Claro, el 50% de la población es miserable, pero ¿y qué? Los turistas no se dan cuenta. Y eso es lo único importante.

Vivir aquí es un desastre a muchos niveles, y el saqueo es diario y en todas las instituciones. El que llega a un cargo público no lo hace por méritos sino habiendo aportado votos y por la tula. Aquí se venera al que corona, al que da el golpe, al que se se sale con la suya. La honorabilidad, la decencia, la verdad, la virtud, la moral, la pulcritud administrativa son miradas con burla y desdén. El bueno estorba.

Siempre me he preguntado por que Sully Salazar, la directora de Corpoturismo, se llena tanto la boca diciendo que cada temporada turística le deja a la ciudad 10 billones, si esta ciudad es tan asquerosamente injusta, fea, sucia y destruida.

Claro que no hablo del centro histórico, de ese 1% de la ciudad de donde sacaron a sus habitantes ancestrales con la especulación inmobiliaria, a golpe de impuesto predial,

No hablo de ese centro histórico de donde sacan a los negros (sus legítimos dueños) y a los vendedores ambulantes a golpe de bolillo del espacio público.

El centro histórico de Cartagena, esa gran Babilonia, el putiadero a cielo abierto más grande del país, esa pequeña caja registradora de oros, diamantes y esmeraldas, que tan ricas tiene a tan pocas familias, es para los turistas y los cachacos, para los que pueden pagarla. El raizal avergüenza.

Claro que no hablo de los seis barrios históricamente privilegiados: Bocagrande, Castillo, Laguito, Crespo, Pie de la Popa y Manga, que a pesar de ser tan protegidos por las autoridades, han sido también cíclicamente azotados por los asaltos provenientes de esa gigantesca marea de hambre, miseria, ignorancia y desesperación que los circunda.

No, no siento ni pizca de pesar por Manolo, se lo buscó, engañó a su pueblo. Él sabía lo que estaba haciendo, estafó a la gente, se hizo elegir por su popularidad, porque vivía en Blas de Lezo, porque es bacano y coleto, porque conecta con los pobres, con su lenguaje fresco y directo. El pueblo sentía que había elegido a uno de los suyos.

Yo sabía que no terminaría bien, nada bueno puede surgir de un enfermo tauropsicopata, lo mismo que su antecesor.

Tauropsicopatas son muchos dirigentes nacionales, son una minoría perversa y degenerada que disfruta con la tortura, agonía y muerte de los inocentes, y que es igual de sádica y enferma y perversa en la conducción del Estado. Si no les importa la gente, ¿qué les van a importar los pobres animales? La conexión es evidente.

Sin embargo, siendo justos, lo que Manolo Duque hizo es ni más ni menos lo que los alcaldes de Cartagena históricamente han hecho siempre. Manolo no es más ni menos malo que los anteriores, todos han sido iguales. En eso sí estoy de acuerdo con los "Manolistas": se la montaron a Manolo. Esto que él hizo es lo que siempre han hecho los alcaldes.

Por esto les solicito, como miembro activo de la sociedad civil y de una veeduría, al señor fiscal general, y al señor procurador, que le pongan lupa a todas y cada una de las actuaciones tanto de Dionisio Vélez como de los concejales de Cartagena de las últimas administraciones.

Esa purga es justa y necesaria, si queremos evolucionar como sociedad y hacer de Cartagena una ciudad realmente justa, realmente humana.

Debemos también tener el valor de enfrentar que somos una sociedad fallida, inviable, en la que decenas de miles de adolescentes paupérrimos anhelan cumplir 18 años para poder vender el voto, donde a las putas y a los bandidos de estrato 4 para arriba les va de maravilla, mientras los periódicos Teso y Al Día rinden cuenta de la matanza diaria de cada día que es esta ciudad para los bandidos y las puticas de los estratos 1, 2 y 3.

Falta investigar Transcaribe, la mafia de los peajes, el tunel de Crespo, las concesiones viales, las contrataciones del Dadis, el Datt, la Umata, etc. etc. etc.

Esperamos que esto aliente también la participación ciudadana en el control público y la creación y fortalecimiento de las veedurías y de la fe en la justicia.

¡Gracias de corazón, señor fiscal!, ¡Gracias con toda mi alma, señor procurador!

Esa captura nos devolvió la fe y la esperanza. Esperamos que apenas estén comenzando, porque la lista de bandidos por capturar pica y se extiende.

-.
0
4247
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
William Dau culpa a las EPS por contagios en Cartagena

William Dau culpa a las EPS por contagios en Cartagena

Duque le hizo viaje exprés a la reunión del Diálogo Social en Cartagena

Duque le hizo viaje exprés a la reunión del Diálogo Social en Cartagena

La rumbota de Natalia Paris que cerraron en Cartagena

La rumbota de Natalia Paris que cerraron en Cartagena

Quinto, el estilema y la reculada

Quinto, el estilema y la reculada