Feminicidio en Colombia, una problemática ética y social

"Cuando un hecho tan negativo se repite sistemáticamente hay que tener muy claro que no es únicamente el resultado de decisiones aisladas"

Por: John Santiago Espitia Fajardo
abril 13, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Feminicidio en Colombia, una problemática ética y social
Foto: archivo elsoldezacatecas.com.mx

“…Cada mujer desaparecida es un fantasma errante por la ciudad. Cada cuerpo no identificado un grito para que lo nombren. Cada mujer asesinada un clamor de justicia y de alguna reparación del daño a sus seres queridos.” (Isabel Vericat Núñez, ‘De Ciudad Juárez al cielo’)

Continúan los feminicidios en Colombia, y seguimos como si nada pasara. Una noticia más, una estadística más. Cuando un hecho tan negativo se repite sistemáticamente hay que tener muy claro que no es únicamente el resultado de decisiones aisladas o de personas con ‘desórdenes mentales’, o de despiadados asesinos o de individuos inadaptados. NO. Estos hechos son sistémicos y responden a problemáticas sociales. Ahora bien, con la anterior afirmación no se pretende eximir de la responsabilidad al individuo que planea o ejecuta la acción; se pretende, precisamente, invitar a mirar dicha problemática desde sus causas estructurales, porque mientras estas no cambien, seguirán presentándose estas y otras formas de violencia.

El feminicidio en Colombia recién ha comenzado a tener cada vez mayor protagonismo. Es apenas con la creación de la Ley 1761 (también denominada ‘Ley Rosa Elvira Cely’) que se presta atención al feminicidio como un caso de tipo penal especial. La violencia es un monstruo que tiene muchos rostros, el feminicidio es uno de ellos. Uno que se presenta disfrazado de amor, pasión, ternura. Un monstruo que se camufla y que muchas veces no vemos. Y no lo vemos porque nos educan para que no lo veamos (tal vez con buenas intenciones, tal vez no). ¿Cómo ocurre esto? Por ejemplo, por la forma en que nos enseñan a ser hombres.

Es común que en sociedades patriarcales el modelo hegemónico de masculinidad imponga a los hombres una forma estereotipada y estricta de pensar, ser, estar y actuar en el mundo. Este modelo de masculinidad sexista en el que se asientan los privilegios y el poder de los hombres supone graves consecuencias para las mujeres, pero también resulta negativo para los propios hombres. De este modo, los hombres (aunque no todos ni en el mismo grado), a través del modelo de masculinidad hegemónica no solo generan graves problemas de género, sino que también los protagonizan y padecen. La sociedad actual nos enseña que los verdaderos hombres nunca se retiran de una pelea física, son sexualmente promiscuos, no hacen ‘tareas de mujeres’, nunca lloran, son autosuficientes, entre otros.

En días pasados, revivió la polémica por la condecoración que recibió el cantante Maluma, denominada Escudo de Oro de parte de la Gobernación de Antioquia. No fueron pocos los medios de información que criticaron el hecho, así como las reacciones adversas que aparecieron en las redes sociales.Creo que en buena medida, dichas reacciones especialmente con respecto a su canción Cuatro Babys, son una muestra del tipo de moral que vivimos como sociedad.

Cuatro Babys no es peor o más machista que la canción que muchos aprendimos desde la niñez: "Arroz con leche me quiero casar… con una señorita de la capital, que sepa coser, que sepa bordar… (que sepa de oficios varios)" . Ni mucho menos que el clásico vallenato: "La Celosa… cuando salgo de parranda, muchas veces me distraigo con algunas amiguitas, pero yo nunca te olvido porque nuestros corazones ya no pueden separarse; lo que pasa es que yo quiero que descanses pa’ tenerte siempre bien conservadita". Este es sólo un ejemplo de cómo vemos violencia en unos casos, pero en otros, igual o más graves, no. Tal vez, en este puntualmente, es porque la canción de Maluma pertenece al género urbano; pero no notamos esto mismo en una ronda infantil o en una canción de nuestro folclor.

Reza el Artículo 1º de la Ley mencionada que el objeto de la misma es: “…tipificar el feminicidio como un delito autónomo, para garantizar la investigación y sanción de las violencias contra las mujeres por motivos de género y discriminación, así como prevenir y erradicar dichas violencias y adoptar estrategias de sensibilización de la sociedad colombiana, en orden de garantizar el acceso de las mujeres a una vida libre de violencias que favorezca su desarrollo integral y su bienestar, de acuerdo con los principios de igualdad y no discriminación.”

Estamos frente a una problemática que responde a una realidad ético-social. Tengamos presente que los valores de una sociedad no se imponen, sino que se construyen. Así como el problema es construido socialmente, también debe ser transformado desde la sociedad.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
9218

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Sana y salva apareció Karina Rivas, la líder afro

Sana y salva apareció Karina Rivas, la líder afro

El fo del Grammy a los reguetoneros que encendió la polémica

El fo del Grammy a los reguetoneros que encendió la polémica

¿Por qué un hombre asesina a una mujer en Colombia?

¿Por qué un hombre asesina a una mujer en Colombia?

Nota Ciudadana
La crucifixión de Maluma y cómo convertir un escándalo en una conquista feminista

La crucifixión de Maluma y cómo convertir un escándalo en una conquista feminista