Felicita Campos y Juana Guzmán, dos sucreñas rescatadas del olvido

Ellas son protagonistas de procesos que deben considerarse a la hora de entender nuestra ruralidad, y que están relacionados con el acceso y la tenencia de la tierra

Por: José Alfonso Valbuena Leguízamo
marzo 05, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Felicita Campos y Juana Guzmán, dos sucreñas rescatadas del olvido

Gracias a trabajos como los de Orlando Fals Borda, ícono de la sociología colombiana, y de grupos de estudio como el Felicita Campos, se han rescatado del anonimato algunos nombres de hombres y mujeres protagonistas de procesos que deben considerarse a la hora de entender nuestra ruralidad, relacionados particularmente con el acceso y tenencia de la tierra. En la visibilización de estos personajes se destaca la reconstrucción histórica que se ha hecho de dos mujeres que gestaron y acompañaron a las masas campesinas: Felicita Campos y Juana Guzmán.

Nacidas con apenas dos años de diferencia en tierras del mote, porros y fandangos, donde se lucen el sombrero vueltiao y las abarcas tres puntá; Felicita Campos y Juana Julia Guzmán lideraron acciones importantes de organización y lucha campesina durante las primeras décadas del siglo XX. Eran los tiempos de la Hegemonía Conservadora que había iniciado en 1886 y terminaría en 1930. Los gobiernos de José Vicente Concha, Marco Fidel Suárez, Pedro Nel Ospina y Miguel Abadía Méndez conocerían de las manifestaciones organizadas de los campesinos  que repercutirían en todo el país.

Felicita Campos nació en el municipio de San Onofre (Sucre) en 1890. Durante la década de 1920 propició la organización de los campesinos de su municipio que se veían afectados por los desalojos y despojos que emprendió el terrateniente Enrique Prieto,  funcionario público que utilizó su poder para desplazarlos y robarles ganado, con el respaldo de las autoridades. En 1929 Felicita caminó hasta Bogotá y logró que el presidente Miguel Abadía Méndez entregara títulos de las tierras de su comunidad, pero eso no suficiente para las autoridades locales. Esta mujer afrodescendiente fue varias veces encarcelada y su casa quemada en múltiples ocasiones, lo que no le mermó fuerzas para enfrentarse a los poderosos en su tarea de defender la tierra para los campesinos. Esta luchadora mujer murió en 1972 en el pueblo que la vio nacer.

Juana Julia Guzmán nació en el municipio de Corozal (Sucre) en 1892 y murió en 1975 en Montería (Córdoba). Desde muy joven se vinculó a las luchas por los derechos laborales y la tierra en Córdoba, de la mano de otras lideresas y Vicente Adamo, socialista italiano con quienes gestaron organizaciones de contenido reivindicativo. Su accionar fue fundamental en la fundación de la Sociedad de Obreras y Artesanas Redención de la Mujer y la constitución del Baluarte Rojo de Loma Grande (1918) en Montería, y luego en Canalete y Callejas, proyectos que llevaron a la toma de tierras por parte de los campesinos y la conformación de colonias agrícolas que tuvieron que hacer resistencia a la represión.

Felicita y Juana son ejemplo de mujeres luchadoras, amenazadas y perseguidas por ser protagonistas de movilizaciones campesinas y populares que la historia oficial ha ocultado por no ser funcionales a sus intereses. Sus nombres se unen con los de otras mujeres que merecen aparecer en los libros de historia ante su papel destacado en la conducción de causas étnicas, campesinas y obreras.

“Mujer bonita es la que lucha”…

-.
0
100
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Adil Meléndez y su misoginia para hacer campaña

Adil Meléndez y su misoginia para hacer campaña