Falleció la Divina Beatriz

La musa del poeta Ángel Sierra Basto murió hoy a la edad de 90 años, mientras dormía en su casa de Neiva

Por: Andrés Óliver Ucrós y Licht
agosto 30, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Falleció la Divina Beatriz

Bice, también llamada la dama florentina, fue el amor idealizado del poeta renacentista italiano Dante Alighieri, autor de la Divina Comedia, una de las grandes obras de la literatura universal. Beatriz, cuyo nombre significa “la bienaventurada”, fue el único ser capaz de guiar al poeta por los infiernos interiores, convirtiéndose en un símbolo de fe, guía y protección divinas.

En el Huila, Ángel Sierra Basto (1923-1992), bardo moderno que rompió con una tradición poética clerical como miembro del grupo Los Papelípolas (1958) —la “generación seudobeat” del Huila—, reseñado por Rogelio Echavarría como una de las voces más altas de la poesía colombiana, también tuvo a su “Divina Beatriz”. Beatriz Rincón de Cortés, como firmó desde 1944, año en que se casaron en Tello, Huila, fue la musa inspiradora del artista, quien le acompañó durante el infierno de su invidencia y de su cáncer durante los últimos años de su vida: “Me tocó como cuenta Heródoto del poeta del Ática: Envidiosas las musas porque su lira lo hacía agradable a los Dioses, le sacaron los ojos”. Fue también madre de tres de sus hijos.

Beatriz, dama de extraordinarias virtudes, hija de Florentino Enrique Rincón Lara y María Álvarez Bahamón, falleció hoy, plácidamente mientras dormía, en su casa de Neiva, a la edad de 90 años. Participó en el rodaje del documental Los Papelípolas que se encuentra en posproducción y se estrenará en 2019.

Aquí algunos versos del poeta, homenaje a la memoria de su tierna heroína:

Compréndeme

Huérfano de tu amor, no hay argumento

que a mi razón le explique mis destinos

ni comprendo mis propios sentimientos

ni me entiendo en mis propios desatinos.

Tú que fuiste mi rosa de los vientos

y piloto de todos mis caminos

razón de mi palabra y pensamiento

y causa de mis versos y mis ritmos.

Compréndeme señora. Tú mi ajena

Compréndeme, compréndeme

estoy muerto

todo mi oasis lo invadió el desierto.

No hay agua fresca que mi labio libe

mi vida de tu vida se alimenta

y mi alma sólo a tu recuerdo vive.

Última voluntad

(Octubre de 1992, pocos días antes de morir)

Esposa, sepúltame en la tierra

entiérrame con mi paz y mi guerra

donde me vuelva barro y lodo y limo

me transforme en arcilla

que vaya a mano del ollero

me convierta de la vid en racimo

en espiga y en caña y en semilla

me transforme en ánfora o tinaja.

Que me transforme entonces

en junco de la laguna que juega con la brisa

en piedra de cantera que el artesano talla

en filón de la mina, en cardo florecido

de brotes y espinas

en guijarro que rueda en el camino

en las frutas jugosas o las flores abiertas.

Entiérrame en la tierra fecunda y soleada

sólo así escaparé de la muerte absoluta

y hongo de metales o liquen de las grutas

Tú me habrás rescatado de volver a la nada.

Poemas de Ángel Sierra Basto.

-.
0
1119
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Las2Orillas difunde la obra completa de Ángel Sierra Basto

Las2Orillas difunde la obra completa de Ángel Sierra Basto