Todas las historias, todas las miradas, desde todos los rincones
Opinión

Fajardo y Claudia, ¿con Petro?

Cualquier alianza de Claudia y Fajardo debe fortalecer y ocupar el centro

Por:
Noviembre 13, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Fajardo y Claudia, ¿con Petro?
Una eventual alianza de Fajardo y Claudia con Petro diluye la posibilidad de ocupar el centro y abre el camino a la derecha que se ha consolidado en los últimos 16 años. Fotomontaje; Semana

En un foro de precandidatos en la Javeriana de Cali, Petro les planteó a Claudia López y Sergio Fajardo: “Nos juntamos o nos hundimos”.

Acá lo único que tiene que hundirse es la polarización. Cualquier alianza que Claudia y Fajardo realicen debe fortalecer y ocupar el centro. Desde esa perspectiva, una alianza con Petro sería un error.

Es un proceso electoral muy extraño. Alrededor de 30 precandidatos de todos los colores, incluyendo gente que se consideraría suficientemente sensata como para tragarse el cuento de que tienen alguna posibilidad de éxito.

Decenas que recogen firmas para legalizar su inscripción y, dentro de ellos, políticos que cuentan con partido político establecido y, en apariencia, lo ignoran, apelando a la consecución de mas de medio millón de rúbricas para así obtener las 350 000 válidas requeridas. Todo un billetazo en gastos de logística.

Proceso electoral en el que abundan las traiciones de altos funcionarios que acompañaron, supuestamente, el proceso de paz y hoy toman distancia. Increíbles las posiciones del exembajador en Washington y del exvicepresidente al respecto.

Lo más extraño, a ojos de quien observe desde afuera, la ausencia de unidad y regocijo frente al silenciamiento de las armas y la reducción de homicidios de civiles y militares después de un sordo conflicto de más de medio siglo. Ello desde la extrema derecha y también del lado de algunos connotados líderes de izquierda. Al contrario, la ira de quienes predijeron que el itinerario del fin del conflicto armado no ocurriría.

Y, de contrapunto, el desprestigio interno de un presidente que, aún con Nobel de Paz, no logró conectar con el colombiano de a pie pese a su talante liberal y sentido estratégico para conseguir un acuerdo que, finalmente, cierra un capítulo negro de nuestra historia y del cual se beneficiará el país.

Mas allá de la feria de los egos, simplificando los términos como en una ecuación algebráica, la gran pregunta es si, al final, los colombianos le apuestan a una reedición de la polarización o a un proyecto político de centro.

Lo mas fácil, sin duda, la polarización. Es efectiva, requiere de clichés simples y de estilios agresivos. No hay necesidad de contar con proyectos de educación o ciencia y tecnología, de sostenibilidad ambiental.

 

 

Para alentar la polarización, nada más fácil que imaginarse
“el que diga” el señor aquel, por un lado,
y Petro, por otro

 

 

Para alentar la polarización, nada mas fácil que imaginarse “el que diga” el señor aquel, por un lado, y Petro, por otro. Mutuamente excluyentes, sin dejar espacio a lo que el país necesita: un fuerte centro político.

Caer en la tentación de que este es un debate entre izquierda y derecha es, justamente,la carnada detrás de la que viene el premio gordo de la polarización.

Fajardo y Claudia López, quizás con otros (De la Calle, Robledo, Pearl), pueden ocupar los espacios vacíos, numerosos, del centro. Una eventual alianza con Petro diluye tal posibilidad y, simplemente, allana el camino a una derecha que, en los últimos 16 años, se ha legitimado y consolidado. Petro, el buen congresista, no fue el gran alcalde y, de paso, dejó clara su vocación polarizante.

Fajardo, buen alcalde, buen gobernador, transparente. Claudia, excelente senadora, estudiosa como pocos, frentera, de una pieza frente a la corrupción en todo el espectro político. Introduzcan las mejoras que consideren al proceso de paz, promuevan el respeto a los demás, derroten la polarización. Quédense, por favor, en el centro.

 

Publicidad
Queremos seguir siendo independientes, pero no podemos solos. ¡Apóyenos! Con la tecnología de TPaga
$20.000 $50.000 $ 100.000 $300.000
Donaciones en pesos colombianos ($COP) a la Fundación Las Dos Orillas. NIT 900.615.503 para la operación de Las2orillas.co
0
5737
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

Otras Columnas de Rafael Orduz Medina

Redes para manipular con el miedo

Redes para manipular con el miedo

Instrumentar campañas por las redes sociales no solo requiere de noticias falsas. La clave consiste en despertar sentimientos, ojalá de ira y temor, hacia quienes piensan diferente
Para ganar, ¿hay que tirarse a Santos?

Para ganar, ¿hay que tirarse a Santos?

Opositores, nuevos opositores, candidatos de todas las tendencias -contadas excepciones- , por cálculo electoral, le dan un puntapié a Santos y de paso se tiran el proceso de paz
Políticos estridentes y sordos al desarrollo sostenible

Políticos estridentes y sordos al desarrollo sostenible

Con una miopía que da grima, el debate político se queda en la denuncia mientras los temas estratégicos se engavetan sin pudor, y quienes tienen la película del desarrollo sostenible se quedan irremediablemente solos
Santrich, Mancuso y la violencia simbólica

Santrich, Mancuso y la violencia simbólica

Tanto el proceso con los paras como el proceso con las Farc han estado cargados de violencia simbólica, aquella que se asocia al no reconocimiento del otro
De Las Vegas a Tumaco

De Las Vegas a Tumaco

De Las Vegas no se sabe cuál fue el móvil de la masacre, de Tumaco sí, aunque muy a la colombiana lo que se debata sea la cifra de muertos y quién disparó
Andrés Felipe Arias y asimetría injusta

Andrés Felipe Arias y asimetría injusta

Es desproporcionado el caso del exministro. Por partida doble: por la alta pena, en tierra de Morenos, magistrados y senadores afines al billete fácil, y por la politización del caso
De espaldas a la cuarta revolución industrial

De espaldas a la cuarta revolución industrial

Lo que viene es la producción inteligente, los autos sin conductor, los drones en mercadeo, o traductores de lenguas… ¿Qué tan preparados estamos para cambios que vendrán a velocidad exponencial?
Jóvenes sin empleo, coca e internet

Jóvenes sin empleo, coca e internet

Cuando uno de cada cinco jóvenes está desempleado, falta educación de buena calidad y conectividad a internet, ganan las bacrim y los del narconegocio