Opinión

Externado de Colombia

Nuestra Alma Mater

Por:
marzo 29, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Externado de Colombia
El campanazo que se dio a conocer por los medios con el título ‘El 'golpe de Estado' indica una situación nunca antes vista, vivida o soñada, para nuestra casa de estudios

Creo que solo por la lamentable razón de haberse dado a conocer al público un cierto prurito que ocurre en nuestra Alma Mater, corresponde hacer una reflexión que solo tiene por finalidad recordar, llamar la atención y, sobre manera, tratar de producir un alto en el camino que lleve a que nuestro lugar de libertad, conocimiento y formación salga avante, retorne o conserve el lugar que por más de 100 años ha ostentado, y con razón, en la historia de la historia de la enseñanza.

Nutre esta reflexión el campanazo que, aunque pasó casi inadvertido en la hora actual de la contienda electoral, se dio a conocer por los medios con el mote ‘El 'golpe de Estado'; semejante titular indica una situación nunca antes vista, vivida o por lo menos soñada, para nuestra casa de estudios, en donde los canales y manejo de la situación in situ siempre se habían manejado con gallardía, pundonor y, especialmente, dentro de las normas que dicta, nada menos que la academia; es que la academia no es un campo de batalla, ni un ring de plaza pública para hacerse a los honores, merecidos o, de pronto no, que ofrece el ascenso a las direcciones de las casas de estudio. No.

La academia, sencillamente, para nosotros, los tradicionales externaditas - que lo sigo siendo, aunque haya estado alejado de sus aulas, razones muchas -, como lo expresaba el anciano relato: ‘Filebo  o del o del placer, la inteligencia y el bien’[1], inquiría Sócrates “(…) Filebo dice que el Bien para todos los seres animados consiste en la alegría, el placer, el recreo y todas las demás cosas de este género. Yo sostengo, por el contrario, que no es esto, sino que la sabiduría, la inteligencia, la memoria y todo lo que es de la misma naturaleza, la justa opinión (…)”; así de sencillo, pero así de rotundo: la inteligencia, la sabiduría, la justa opinión. Solo eso es la academia.

Hace unos meses recordando a los Maestros inmolados, sí, inmolados y, no propiamente por gusto, sino por resaltar nuestro espíritu, el espíritu externadista, afirmaba que la “….. alma mater (…) expresión (…) usada para designar, metafóricamente, a la universidad. (…) considerada como una madre, pues provee a sus hijos, los estudiantes, con el alimento de los conocimientos universales para el ejercicio profesional. (…) La expresión debe escribirse en femenino, (…)’. Sí Señoras y Señores, la que nutre, enseña y alienta el conocimiento: es femenino, como todo lo que da vida, alimenta y, enruta el destino. Nuestra alma mater”. Así es. Y, agregaba, como si fuera hoy: “De allá a acá, resistencia en la idea, ponderación en la estrategia, puntualidad en la forma; recuerden: se trata de un centro de estudios, de una educación para la libertad. Así se movió la estructura del saber, para convertirse en institución del deber ser, hecho Estado”. Y, sin borrar del centro de toda esa pasión: la fatídica ‘Toma de Palacio de Justicia’.

 

Una casa muy grande,
para que en su seno y ante la opinión pública
su pasado pase de las mayúsculas a las meras aspiraciones particulares

 

Una casa muy grande, para que en su seno y ante la opinión pública su pasado pase de las mayúsculas a las meras aspiraciones particulares que desdibujan y echan por tierra toda la tradición de excelencia en la enseñanza por encima de todo; aspiro a que la reflexión y la grandeza de espíritu que debe animarnos a todos haga realidad nuestra enseña o blasón: Post Tenebras Spero Lucem.

El Externado de Colombia, bien vale la pena salvaguardarlo; una razón: es Nuestra Alma Mater: la de Colombia. Y, así, bien vale la pena después de estas tinieblas, esperar el resplandor: la Luz.

No es que no sea bienvenida la democratización o que no sea excelente la claridad en la participación, enhorabuena; ¿pero acaso no existen los canales de delicado equilibrio para salvaguardar lo que los ancestros han dejado? Solo esa reflexión.

***

[1] Platón. Obras completas de Platón vol. III (Siltolá, Clásicos Recuperados). Filebo. Teeteto. Eutidemo. (Spanish Edition) (Posición en Kindle123-125). Ediciones de la Isla de Siltolá. Edición de Kindle.

-Publicidad-
0
2554
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Fragilidad y reconocimiento

Fragilidad y reconocimiento

Nuevo cuatrienio

Nuevo cuatrienio

Es el que Es o, El Poder Humano

Es el que Es o, El Poder Humano

Compromiso en blanco

Compromiso en blanco

Tercería

Tercería

¿Quién decide? Puntera

¿Quién decide? Puntera

Conflagración mundial

Conflagración mundial

Extradición o Paz

Extradición o Paz