Exiliado, enfermo, sin plata: el creador de Matarife deberá rectificarle a Uribe

La orden de la Corte Constitucional recibe al abogado Daniel Mendoza en Madrid en una situación difícil, mientras que el abogado del expresidente celebra

Por:
noviembre 21, 2022
Exiliado, enfermo, sin plata: el creador de Matarife deberá rectificarle a Uribe

El 22 de mayo del 2020 todos estábamos encerrados. En el aire flotaba la certeza que Iván Duque sería el último presidente uribista. Antes de las medidas que nos guardaron para contener la pandemia las manifestaciones arreciaban contra el nuevo gobierno. La certeza de que durante la Seguridad Democrática ocurrieron 6.402 falsos positivos, las mentiras que lanzó el Centro Democrático para sabotear los acuerdos de paz de la Habana y ganar el plebiscito del 2 de octubre del 2016 y el desgaste natural de Álvaro Uribe, sumido en un escándalo judicial por una presunta manipulación de testigos, que terminarían en su arresto domiciliario, no sólo menoscabaron su imagen sino que afectaron directamente la gobernabilidad de su pupilo, Iván Duque.

A las 7 de la noche de ese día, en medio del sofocante encierro, se habilitaron los enlaces en Telegram y WhatsApp para ver el primer capítulo de Matarife. En unas cuantas horas el canal de Youtube presentaba el récord de visitas para una serie documental: más de 2 millones de clics. En redes sociales no se hablaba de otra cosa y el nombre de su autor era lo más buscado en google.

Daniel Mendoza Leal era en ese momento un abogado de 42 años del Externado, experto en criminología, que había ganado cierta notoriedad al formar parte del equipo defensor de Laura Moreno en el escabroso caso de la misteriosa muerte de Luis Andrés Colmenares. Además había representado en más de una ocasión a Piedad Córdoba. A pesar de vivir en un apartamento de 200 metros cuadrados en el barrio  Rosales de Bogotá, y de ser miembro del club El Nogal, él se vendió como un outsider contestatario. A su novela El diablo es Dios, publicada por Planeta, se hizo conocido por sus provocadores artículos en donde reconocía frecuentar sitios swingers de Bogotá y en irse con todo contra las directivas de El Nogal, a quien acusó de albergar reuniones de Salvatore Mancuso y sus paramilitares en sus instalaciones, una tesis que podría terminar siendo una justificación del atentado a ese club en febrero del 2003.

Sin embargo antes del estreno de Matarife su nombre pasaba desapercibido. Mendoza vendió su apartamento y varias propiedades para pagar una idea que había cocinado desde hace rato junto al periodista Gonzalo Guillén, hacer una serie que mostrara los supuestos crímenes que rodeaban a Álvaro Uribe Vélez. De su bolsillo pagó a una productora llamada Emma Thompson. Los detractores de la serie han señalado que esta persona no existe y que se inventó el nombre a partir de la reconocida actriz británica. Sobre su director, Jack Nielsen, también hay bastantes interrogantes ya que hay quienes dicen que este hombre no tuvo nada que ver en la dirección de los primeros capítulos.

La serie disparó la popularidad de Mendoza Leal aunque también le trajo muchos problemas judiciales. El equipo jurídico del expresidente, encabezado por Abelardo de la Espriella, arrancó la contraofensiva. Durante dos años le exigieron a Mendoza bajar la serie. Desde el mismo nombre les parecía un atentado contra su buen nombre. Ninguno de los capítulos presentaba pruebas sólidas que demostraran la participación de Uribe en la creación de grupos armados o el asesinato sistemático de personas que avalaran uno de los calificativos que le dio la serie al expresidente: genocida. Después de dos años Abelardo de la Espriella, el penalista que representa los intereses de Uribe, destapó una de las botellas del ron que creó junto a su amigo y socio Silvestre Dangond, Defensor, para celebrar la decisión de la Corte emitida el pasado viernes 18 de noviembre: la retractación de Mendoza hacia Uribe, al considerar que por cuenta de este producto audiovisual “podrían haberse visto afectados los derechos fundamentales a la honra y buen nombre”.

La serie está llena de este tipo de frases contra Uribe: “Nunca le crean nada a este matarife mafioso”, “paraco”, “matarife de la paz” o “Kiko Gómez llevaba kilos de cocaína con la bendición de Uribe”.

Desde mediados del año pasado, alegando que su vida corría peligro por haberse metido con Uribe, Mendoza se radicó en Madrid. Sus amigos en Colombia, encabezados por Gustavo Bolívar, han lanzando una campaña para enviarle dinero a Mendoza ya que supuestamente se encuentra en una pésima situación económica. A la resolución de la Corte se suma un grave problema de salud. Mendoza será operado a corazón abierto este martes 22 de noviembre. A pesar de que perdió el round judicial Daniel Mendoza no piensa retractarse, todo lo contrario, ya prepara la tercera temporada de Matarife, una serie que en Youtube tiene mas de un millón de seguidores.

-.
0
7100
El refugio mayor de Julio Gerlein: el afecto de sus nietos

El refugio mayor de Julio Gerlein: el afecto de sus nietos

La guardia negra que protege el pueblo donde nació  Francia Márquez

La guardia negra que protege el pueblo donde nació  Francia Márquez

¿Cuál es finalmente el modelo económico que propone Petro: socialismo o capitalismo?

¿Cuál es finalmente el modelo económico que propone Petro: socialismo o capitalismo?

La vida de Fernando Botero Zea después del Proceso 8000 y su caída al lado de Ernesto Samper

La vida de Fernando Botero Zea después del Proceso 8000 y su caída al lado de Ernesto Samper

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus