¿Estábamos preparados para la educación virtual?

Lo que muchos docentes creían que estaba lejos de implementarse, les sacudió el suelo y los dejó sin él. A pesar de eso, no se han dejado derrotar

Por: Martín Alejandro Segovia
julio 21, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Estábamos preparados para la educación virtual?
Foto: PxFuel

Un día, después de muchos intentos en capacitaciones, actualizaciones e inversiones en plataformas educativas, tuvimos que asumir que la realidad de acción había tocado nuestras puertas: debíamos hacer nuestras clases por internet, virtuales, en línea y con las herramientas didácticas que veíamos innecesarias en nuestro día a día como docentes en la presencialidad. La preocupación, angustia y desesperación saltaban frente a nosotros cuando veíamos fijamente la pantalla del computador, era un caos silente, parecía la escena de una película de vaqueros. Entre compañeros conversábamos, nos compartíamos materiales relevantes y empezamos juntos la aventura; nos encontramos entonces con la exigencia de rediseñar nuestras clases, nuestros procesos de evaluación, nuestras estrategias didácticas, era un trabajo que parecía nunca acabar: ¡debíamos rediseñarnos como docentes! Lo que creímos estaba muy lejos de implementarse, nos sacudió el suelo y nos dejó sin él, es como si tuviéramos que viajar a otra dimensión y, no conociéramos el vehículo, ni siquiera el destino mismo, solo con el enfoque de lo que buscábamos y buscamos siempre: el aprendizaje.

Enseñar es un aprendizaje constante multiplicado por dos, la resistencia al cambio nos había recibido una bofetada de la mano que menos imaginábamos y sabíamos que en algún momento debíamos asumir los nuevos horizontes pues ya navegábamos en ellos sin decidirlo de manera determinada. Las preguntas en este momento se enfocaron en lo esencial: ¿cuál es el propósito de lo enseñado?, ¿cómo establezco relaciones trascendentales con mis estudiantes?, ¿cómo me conecto con mis estudiantes en la proximidad de la lejanía? En este punto, no existía relevancia en los medios por los cuales enviaría el mensaje, aquí debíamos integrar lo que realmente importa, promover espacios de transformación y conexión real con mis estudiantes, con los familiares de mis estudiantes, con las realidades de mis estudiantes e incentivar entre ellos el trabajo colaborativo, elementos fundamentales en cualquier escenario de aprendizaje.

Cada vez más nos enfrentamos a desafíos que parecen sobrepasar nuestras capacitaciones y experiencias, sin embargo, identificamos que la educación debe ir orientada al desarrollo del pensamiento divergente, el desarrollo autogestor de liderazgo personal auténtico, el trabajo colaborativo y la gestión de las emociones como la integración del todo que tiene como transversalidad la existencia misma y la validación de las situaciones problémicas como parte del desarrollo personal y no, como una inconveniencia obstaculizante que retrasa, sino como la oportunidad de crecimiento. No existe carrera profesional específica que nos prepare realmente para la vida, nuestra única carrera profesional será en la vida, donde trascendemos al problema con nuestra autenticidad.

 

-.
0
100
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Indisciplina social, ¿responsabilidad de nuestro sistema educativo?

Indisciplina social, ¿responsabilidad de nuestro sistema educativo?

Nota Ciudadana
Las amplias y profundas brechas en la educación durante la pandemia

Las amplias y profundas brechas en la educación durante la pandemia

Nota Ciudadana
La voz del estudiante en ambientes educativos remotos

La voz del estudiante en ambientes educativos remotos

Nota Ciudadana
Alternancia versus COVID-19

Alternancia versus COVID-19