El esquema del fútbol profesional Colombiano tiene que evolucionar

"No asciende el de mejor desempeño a través del año. Se sacrifica lo deportivo en aras del lucro económico, de la emoción que da jugar la Ruleta Rusa"

Por: León Quintero
noviembre 28, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El esquema del fútbol profesional Colombiano tiene que evolucionar

Escribo desde la distancia. Vivo lejos de mi amada comarca Vallecaucana y lejos de mi cálida Cali. Uno de los vasos comunicantes que me unen aún a Colombia es la pasión por el fútbol. En particular la pasión por La Mechita, la popular escuadra escarlata que muchos llevamos tatuada en la psiquis. Esta noche inolvidable La Mecha ha escrito otra página más de gloria al lograr el ascenso a la categoría máxima del fútbol Colombiano, dejando atrás cinco eternos años de trasegar por la B. La alegría es inmensa. Pero es también la hora adecuada para hacer algunas reflexiones de carácter general sobre el esquema de las competencias Colombianas, tanto la Liga (la A), como el Torneo (la B).

El esquema actual implica jugar todo el año, desde finales de Febrero hasta comienzos de Noviembre, a nada. O casi a nada. Los equipos juegan contra cada uno de sus adversarios, a dos rondas. Sumando a esos encuentros un par de "clásicos", que son todo menos eso. Quién en su sano juicio puede definir como "clásico" un partido América versus Atlético? Un bodrio deportivo, un somnífero insoportable. O una mamera inatractiva, como dice mi hijo de 15 años.

Y luego de esas dos rondas, y de ese par de "clásicos"; la clasificación general fija cuáles equipos avanzan a una segunda fase llamada "cuadrangulares semifinales", que, como su nombre lo indica, está conformada por dos grupos de cuatro, es decir por ocho equipos.

En estos cuadrangulares los equipos parten de cero. De nada valió todo el esfuerzo de casi 10 meses. Un equipo, como Quindio en esta oportunidad por ejemplo, puede llegar a esta instancia con muchos puntos menos que los primeros. Y, sin embargo, parte de la misma línea base: cero puntos. Algo absolutamente contrario a toda lógica, anti-deportivo, injusto y absurdo. Estos cuadrangulares constan de seis partidos; tres de local y tres de visitante, que definen cual será el equipo que asciende a la categoría A.

Por fortuna, en esta ocasión, el grupo que le correspondió al América fue ganado por los Diablos Rojos, pero ya en el pasado había sido castigado por sorpresivos resultados. No es constructivo para la actividad este esquema de jugar a nada 10 meses y luego jugarse todo el año en 6 partidos. No asciende el mejor, el más regular, el de mejor desempeño a través del año. Se sacrifica lo deportivo en aras del lucro económico, de la emoción que da jugar la Ruleta Rusa.

Ya va siendo hora que nuestros dirigentes amancebados en la Dimayor sigan ejemplos más positivos; digamos el sencillo esquema Español,  Inglés, Alemán o Italiano. Donde el ganador de la competencia es el que más puntos hace a través del año. Y dejar de copiar modelos estilo el futbol Ecuatoriano o Salvadoreño, que por falta de materia se ven obligados a cranearse esquemas tortuosos y contra-evidentes.

Ahora que estamos perplejos con la situación electoral de los Estados Unidos, donde la candidata Clinton sacó más de 2 millones de votos más que Trump, pero perdió la elección, nos queda la duda si los genios de la Dimayor no se inspiraron en ese absurdo para montar su esquema.

Evolucionemos a modelos más modernos y menos absurdos. ¡Por favor, señores de la Dimayor!

-.
0
1478
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Las barras bravas sacan de Cali a Tulio Gómez

Las barras bravas sacan de Cali a Tulio Gómez

El presidente de la Dimayor, atrapado más por el poder que por el fútbol

El presidente de la Dimayor, atrapado más por el poder que por el fútbol

El poder que corrompió a Jorge Perdomo, presidente la Dimayor

El poder que corrompió a Jorge Perdomo, presidente la Dimayor

Nota Ciudadana
Lo que James Rodríguez nos devolvió

Lo que James Rodríguez nos devolvió