Opinión

Escuchemos las señales del cuerpo

Nuestro cuerpo habla. Sus señales son sabias, pero en ocasiones las creemos molestas. Son veraces, pero las hacemos a un lado debido a prioridades de la mente

Por:
enero 13, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Escuchemos las señales del cuerpo
El cuerpo nos da señales de bienestar o malestar, de agrado o desagrado, constantemente. Nos guía a tomar las mejores decisiones a través de esas sensaciones

Los tonos naranjas se combinan con el azul del cielo, el más profundo del mar y el dorado translucido del vino blanco con que acompañamos el paté de hígado de pato. El cuerpo de repente señala “es suficiente”. Es una sensación de gratitud que recorre toda la piel. Sí, es suficiente la copa disfrutada con ese atardecer. Por más rico que esté, paramos y dejamos en el paladar los sabores, sin llegar a opacarlos con la sensación de pesada llenura, que sucedería de haber continuado comiendo y bebiendo. Hicimos caso del aviso del cuerpo y el disfrute se prolonga en el tiempo.

 

 Foto: Carlos Juan Antonio Toro

Todos las sentimos, muchas veces, tal vez demasiadas, las ignoramos. Son las señales que nuestro cuerpo nos envía, para hacer o dejar de hacer algo. Son sabias, pero en ocasiones las creemos molestas. Son veraces, pero las hacemos a un lado debido a prioridades de la mente. Es nuestro cuerpo hablando el único lenguaje que comprende, el del amor hacia sí mismo, el que nos conduce al bienestar, si le hacemos caso.

Veamos algunos ejemplos: el más frecuente (por lo menos tres veces al día), cuando escogemos el alimento para nutrirlo. Visualicemos un bufé, o la carta de un restaurante, o la despensa y nuestra nevera, vamos recorriendo cada alimento y con certeza nuestro cuerpo reacciona con alguna señal agradable, cuando nos topamos con el que necesitamos, el que mayor bienestar nos va a dar, dejando de lado fórmulas y prejuicios mentales. Al no seguir hábitos y patrones alimenticios, nos adentramos en el mundo de los alimentos desconocidos, de los sabores combinados y nos sorprendemos, casi siempre gratamente. Cuando en el supermercado vemos algo que no es habitual para nosotros, pero que nos llama la atención poderosamente, es el cuerpo avisándonos de su utilidad para si mismo.

No solo en el ámbito alimenticio sucede. Realmente el cuerpo nos da señales de bienestar o malestar, de agrado o desagrado, constantemente. Lo hace cada minuto de nuestra vida. Nos guía a tomar las mejores decisiones a través de dichas sensaciones. Sensaciones que pueden manifestarse como: liviandad; placidez; calor reconfortante; distención; alivio de algún dolor; expansión; asociadas a momentos en que estamos a punto de hacer algo bueno, necesario, por el bien personal y de los demás. En el otro polo están las sensaciones de: pesadez; tensión; dolor; corrientazo; perdida de alegría; rigidez, asociadas a una acción en curso que no es la más benéfica.

Otros campos en que es fácil y útil estar atentos son: cuándo callar o cuándo hablar (en él, la tensión en cuello y garganta, son aviso frecuente); Cuando ir a algún sitio o abstenernos (recorren nuestra piel sensaciones de expansión o contracción); Cuando parar de trabajar, ¡ah complejo!, ya que la mente nos impulsa a forzar el cuerpo, con frecuencia hasta la enfermedad. (el cuerpo entero lo manifiesta con liviandad o pesadez); Y algunas ocasiones cotidianas, por sencillas, no menos útiles: al vestir en la mañana; al pensar en hacer una llamada; al querer dar un abrazo; al mirarse en el espejo y agradecer a ese ser que se refleja.

Solo requerimos estar pendientes de sentir el cuerpo, e interpretar. Es muy sencillo. Además acalla la mente que duda, y otorga certezas en el actuar. Sí, escuchar las señales del cuerpo es hacer caso a nuestro guía interior. Seamos gratos con él.

[email protected]

-.
0
1074
Revlon en bancarrota: se derrumba el imperio de la cosmética

Revlon en bancarrota: se derrumba el imperio de la cosmética

Asesinatos y espantos en el castillo Marroquín, un lugar maldito en Bogotá

Asesinatos y espantos en el castillo Marroquín, un lugar maldito en Bogotá

Goodyear, las únicas llantas colombianas que se pelean con chinas, francesas y japonesas

Goodyear, las únicas llantas colombianas que se pelean con chinas, francesas y japonesas

Leonidas Iza: el indígena que tiene en jaque al presidente Lasso de Ecuador

Leonidas Iza: el indígena que tiene en jaque al presidente Lasso de Ecuador

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus