“Eres Alicia Arango, no eres ni más ni menos”

Esta frase de su papá da la clave para entender porque la Ministra del interior habla con desfachatez, anda a su aire y enfrenta alevosa al que se le atraviesa.

Por:
marzo 15, 2020
“Eres Alicia Arango, no eres ni más ni menos”

La hija de Juancho Arango. Asi reconocerían por mucho tiempo a Alicia en Cartagena donde creció y en Corozal, Sucre de donde es raizal su familia.

Juancho Arango, un oftalmólogo que atendía a quienes no tenían con que pagar la consulta, pero también escritor clandestino y buen conversador, quien sería dos veces alcalde de Cartagena, fue su  inspiración.. Los recuerdos son muchos, como cuando en el año 1972 el príncipe Carlos visitó Cartagena y su papá la llevó a la discoteca El Molino rojo donde el príncipe, entonces un joven de 23 años, se le presentaría a los cartageneros. Por primera Vez saludaba de mano a un personaje internacional. De regreso a su casa, en el carro, su papá la miró a los ojos y le dijo las palabras que ha convertido en un mantra: “No olvides que eres Alicia Arango y naciste en Cartagena, no eres ni más ni menos”. Su muerte, a los 53 años, cuando Alicia tenía 31, fue un golpe de Knock Out del que le costó trabajo levantarse  de la lona. El dolor lo apaciguaba con trabajo.

Alicia Arango empezó su carrera como funcionaria pública cuando  en séptimo semestre de Administración de Empresas en el Colegio de Estudios Superiores de Administración y su profesor Julio Nieto Bernal le dio una oportunidad única.Era 1983 y el presidente Belisario Betancur nombró a Nieto director de Coldeportes y Alicia termino, aún sin título profesional, de asistente del director. Tenía 24 años. A esa edad se graduó y luego, sin dejar de trabajar, completo una especialización en Gestión Pública e Instituciones Administrativas de la Universidad de Los Andes. En 1985 y con una hija Bibiana, se separó de su  esposo José Luis Taboada y se instaló definitivament en Bogota, aunque sin perder sus vínculos con Cartagena y Colosó, Sucre, de donde es raizal.

Con su familia. en la Cartagena de mediados de los sesenta. Su papá, Juancho Arango, reconocido político cartagenero, la enseñó a ser quien es

Su amiga, también cartagenera, Adelina Covo le abrió una puerta clave para su carrera pública. Muy cercana al Presidente Ernesto Samper,  fue viceministra de educación en 1995, y luego directora del ICBF y en ambas posiciones llevo a trabajar a Alicia Arango con ella. En el último cargo cuando se desempeñaba como delegada del ICBF en Cundinamarca y Cesar  conocio a Alvaro Uribe cuando este era gobernador de Antioquia. Arango buscaba la liberación de un grupo de niños secuestrados por el ELN y el gobernador formaba parte del comité de negociación. Pasaron años antes de volverse a encontrar, pero Alicia Arango retuvo la imagen de un Uribe  decidido y claro. Le  recordó a su padre.

Su experiencia de la su primer trabajo en Coldeportes la preparó para asumir en xxxxxxxxl con Enrique Peñalosa como alcalde, la dirección del Instituto de Recreación y Deporte de Bogotá, donde además conoció a quien sería su segundo esposo Juan Enrique de Brigard Merchán, con quien se casó en el 2000. Una efímera unión que Alicia Arango dejó atrás para entregarse de tiempo completo a la política y a la causa que Alvaro Uribe  emprendía con su movimiento Primero Colombia.

Desde el 2011, cuando el exgobernador de Antioquia no marcaba más que un 2% de favoritismo en las encuestas frente a un avasallador en ese momento Horacio Serpa, aterrizo Alicia Arangoen en la campaña. Hizo llave con Sandra Suarez -ex ministra de medioambiente y actual gerente de Publicaciones Semana- y juntas asumieron la secretaría privada y administrativa del candidato y la campaña. Desde entonces y durante los casi ocho años en la Presidencia, Arango tomó el manejo de la agenda de Alcaro Uribe, un cargo sin mucho relumbrón pero en el que se concentra  el poder de un gobernante. Criterio y organizacion fueron la fórmula que empideraron a Alicia Arango.Desde  entonces un retén inquebrantable para acceder al poderoso Alvaro Uribe.

Alicia Arango hablándole al oído a Uribe en su primer periodo. Esta imagen fue una constante en su primer gobierno

Vivió de cerca la disparada de la popularidad del candidato. En la encuesta de enero del 2002, después de un debate en donde prometió combatir a las guerrillas colombianas en vez de sentarse a hablar infructuosamente como había sucedido con los diálogos del Caguan de Pastrana, el repunte fue espectacular: logro 39% de aceptación mientras Serpa retrocedía hasta el 30%. Un mes después, en febrero, su popularidad llegaba al sesenta %, en una remontada continua hasta darle triunfo en primera vuelta y de manera aplastante:  5.862.655 contra los 3.514 de Serpa. Uribe se convertiría en el gran fenómeno de la política colombiana

Con la confianza ganada en la campaña, llegó como Secretaria Privada de la Casa de Nariño. Compartió con él, el entusiasmo de los consejos comunitarios recorriendo el pais; su popularidad en las regiones ahogadas por la guerra que pedían mano dura, concluyendo el primer periodo presidencial con un  80 % y el boleto para la reelección. e ganó un espacio propio en la Casa de Nariño: ejercía en la práctica como  jefe de gabinete.

Acompañó al Presidente Uribe hasta el final de su mandato y en agosto del 2010 viajo a Ginebra, Suiza, como embajadora ante Naciones Unidas donde permaneció los cuatro años de Juan Manuel Santos. Regresó en el 2014 a tomar junto al ex Presidente Uribe las riendas del recién creado  Centro Democrático, del cual fue su primera directora. Desde allí acompañó la candidatura de Oscar Iván Zuluaga en su intento por atajar la reelección de Santos E hizo campaña para asegurar  la llegada de la bancada de su partido al Senado en cabeza de Alvaro Uribe Vélez.

Dio las batallas que su rol le impuso para consolidar la tendencia, menos radical dentro del Centro Democrático, y terminó imoulsando a Iván Duque en su pre-candidatura presidencial y luego eel camino hacia la Presidencia. Asumió entonces la jefatura de debate. En reuniones en Caballo Bayo, la finca de Fabio Echeverry en Subachoque, con quien también había trabajado de la mano en la primer campaña de Uribe y luego en durante los ocho años de la Presidencia, se cocinó la candidatura de Duque.

Estaba claro que sería una influyente carta en el gobierno Duque y aunque inicialmente estaba prevista para ser la Ministra de cultura y desde ahí moldear el programa de economía naranja, terminó en el Ministerio de trabajo. La confianza  que le tiene Duque y su habilidad política, la llamaron a ser la escudera del Presidente y tomar las riendas del Ministerio de interior. Sobre sus hombros recae el trámite de la agenda legislativa y cuenta con en eco incondicional la Casa de Nariño Maria Paula Correa, la jefe de gabinete, quien se inició al lado suyo en la secretaria privada de la Presidencia cuando era una jovencita practicante. Alicia Arango es sin duda  la decana del Uribismo  y ahora actúa como  tambor mayor en el gobierno Duque que gracias a su  carácter y a la capacidad que tiene para ser llevada de su parecer, lo hará retumbar.

-Publicidad-
0
37400
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
La burbuja de los arriendos en Cartagena está a punto de explotar

La burbuja de los arriendos en Cartagena está a punto de explotar

Nota Ciudadana
¿Debe quitar Cartagena la estatua de Pedro de Heredia?

¿Debe quitar Cartagena la estatua de Pedro de Heredia?

El día más importante de Santos: imágenes desde Cartagena

El día más importante de Santos: imágenes desde Cartagena

Nota Ciudadana
La resurreción del derrotado almirante inglés Edward Vernon

La resurreción del derrotado almirante inglés Edward Vernon