Entre Maduro y Duque hay más semejanzas que diferencias

"La misma ineptitud, la misma indolencia, la misma ceguera, la misma desconexión con sus pueblos, la misma altivez y la misma represión a todos los que piensan diferente"

Por: JUAN CARLOS ESPINEL
mayo 19, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Entre Maduro y Duque hay más semejanzas que diferencias

Estoy seguro de que la peor ofensa que le pueden decir a Duque, aparte de llamarlo títere de Uribe, es compararlo con Maduro. Veamos qué tan distantes están el uno de otro.

Como dijo Aristóteles, es mejor un buen gobernante que unas buenas leyes. Aquellos que votaron por Duque para que no subiera el supuesto castrochavismo se pifiaron y nos hicieron daño a todos los que vivimos en este país de mierda, como lo señaló aquel periodista deportivo. Razón tiene quien dijo que cada pueblo tiene lo que se merece. Por este votaron, y ahí tienen pa que lleven.

La ineptitud del actual presidente se nota en la falta de sentido común, al mejor estilo del sátrapa de Venezuela. Si yo fuera presidente no hubiera demorado diecinueve días para sentarme a negociar con los del paro, hubiera evitado al menos cuarenta muertos y miles de millones en pérdidas. ¿Por qué te demoraste tanto, Duque? "¿De qué me hablas, viejo?".

Si fuera yo presidente, la verdad jamás se me hubiera ocurrido montar una reforma tributaria cuando, según el propio Dane, la pobreza extrema aumentó a 20% y casi la mitad de Colombia es pobre. No hubiera pretendido gravar a quienes ganan más de dos millones de pesos (un poco más de quinientos dólares), sino que hubiera retirado los injustos beneficios y exenciones que le regaló el propio gobierno a Luis Carlos Sarmiento Angulo en la reforma del 2019.

Si fuera yo el presidente, al día siguiente de presuntamente abusada y sí seguro violentada (se ve en el video) Alison, hubiera aterrizado en Popayán a ponerle orden a la policía, pues al fin y al cabo el presidente es el comandante de esta institución y las fuerzas militares.

Pero este descontento popular viene de antes: es que Uribe, el eterno presidente, recuerdo bien, en 2008 subió el salario mínimo por debajo de lo que incluso proponían los mismos empresarios que era a quienes les iba a tocar pagarlo. ¿Recuerdan ustedes?

Y del grupo CD es un ministro que no sabe cuanto vale un huevo, y no cualquier ministro, sino precisamente el de hacienda, el que le sube los impuestos a los de a pie.

O sea, en resumidas cuentas, el pueblo tenía que revelarse y se reveló. No es que todos los problemas del país sean por culpa de los uribistas. Ahí entran las malas administraciones de: Pastrana, que obligó a los colombianos a votar por el padre de las Convivir, mamados como estábamos de los abusos de la guerrilla antes de 2002; de Samper, sapeado por el mismo Pastrana y que no supo perder en 1994; del viejito gago nacido en Cúcuta, pero criado en Estados Unidos, el que tenía apellido de medio de transporte marítimo; del nefasto "bienvenidos al futuro"; y de ahí pa atrás hasta llegar al descarado robo de Pastrana viejo en elecciones, al abuelo de los ladrones de la 26 de Bogotá, el generalísimo Rojas Pinilla, en 1970.

Llevamos mas de 100 años mandando la derecha y este país de mierda no levanta cabeza, pues mientras haya Cabales y Lafauries, y médicas en Cali pidiendo matar 1000 indios por lo menos, nada que hacer...

Y no es que la solución sea Petro, dejo claro. La izquierda tampoco ha hecho nada en Colombia realmente significativo, no al menos la izquierda que ha logrado gobernar. Petro dejó podrir casi 200 camiones de basura en un parqueadero de Cúcuta, Lucho Garzón se lo pasó haciendo turismo europeo mientras se burlaba de la indiada en Madrid en medio de eurodiputados (yo lo vi), y los Moreno... de ellos ni para qué hablar...

Por eso, al igual que veo más semejanzas que diferencias en los malos gobiernos de Duque y de Maduro, no vengan los tontos a decir que la solución es la extrema izquierda de Petro, o que la extrema derecha nos siga salvando del castrochavismo expansible.

La única verdadera solución es que las próximas elecciones, sino sucede el autogolpe de la extrema derecha a un presidente inepto, votemos todos masivamente por alguien que represente al ciudadano de a pie. Un Robledo, un Camilo de Nariño, un Galán o cualquiera que salga de las entrañas de Juan Pueblo. Esto en respuesta a las extremas que se pelean este país como una finca heredada. Sin embargo, más que eso, no votemos por la mayoría de los mismos ineptos sin estudio y sin moral que cogobiernan desde el congreso.

¿Por qué hay estúpidos que les cuesta tanto entender que es posible ser antiuribista sin necesidad de ser un fanático petrista, y que esto no lo hace a uno fajardista? Pensar que en Colombia solo hay tres opciones demuestra ceguera política.

Esa misma ceguera que es mas cruel y dañina que la tuertudez causada por las asesinas balas de goma del Venom de la Policía Nacional en nuestros muchachos.

Por eso digo, entre Maduro y Duque hay más semejanzas que diferencias: la misma ineptitud, la misma indolencia, la misma ceguera, la misma desconexión con sus pueblos, la misma altivez, la misma represión a todos los que piensan diferente, las mismas violaciones de derechos humanos, la misma intolerancia, igual incapacidad mental y falta de preparación para ese cargo que a ambos les llegó de rebote o de carambola como dicen los que juegan billar.

Por eso es que si llega Petro lo único que cambiará es el giro ideológico, pero mientras haya odio en los gobernantes solo habrá nuevos gobernantes y nuevos perseguidos en un revanchismo como el del chavismo. Los de a pie, Juan Pueblo, seguiremos sufriendo como en Venezuela hoy por cuenta de la izquierda, aquí hoy por cuenta de la derecha.

Al fin y al cabo, necesitamos gobernantes con buen corazón, no tantas leyes, porque entonces, como dijo alguien respecto a Duque, nuestros líderes serán verdaderos petrohorse powers (petrohp), o sea Petros potenciados por la fuerza del resentimiento y del odio de clase que llevó a la completa ruina a Venezuela.

Y eso no queremos en Colombia. Lo mejor es que Uribe y Petro se hagan a un lado y dejen el espacio vacío. Ellos no son indispensables, ni sus hijos ni sus herederos.

-.
0
800
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Marta Lucía Ramírez nueva canciller, entierra su aspiración presidencial

Marta Lucía Ramírez nueva canciller, entierra su aspiración presidencial

Nota Ciudadana
Parodia por la ignorancia de Nicolás Maduro #SOS Venezuela

Parodia por la ignorancia de Nicolás Maduro #SOS Venezuela

En redes

"¿El gran estratega de la comunicación de Uribe era un terrorista?"

Duque llega de emergencia a Cali

Duque llega de emergencia a Cali