Enseñar haciendo, más allá de la teoría

No se trata solo de conceptualizar sino de aplicar y asimilar

Por: Camilo Andrés Polo Herázo
abril 04, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Enseñar haciendo, más allá de la teoría

La educación, según la Ley 115, es concebida como un proceso de formación permanente en el ámbito cultural y social que tiene como objetivo orientar a los seres humanos de lo que somos como sociedad, en el marco de los deberes y derechos de cada uno.

Ahora bien, las instituciones educativas son parte fundamental de una comunidad y junto con el núcleo familiar son la encargadas de hacer las transformaciones sociales necesarias para lograr un cambio significativo, esencialmente partiendo de los más pequeños. Como dicen, una buena formación desde los primeros años de infancia es determinante para que cuando los niños sean mayores sepan dominar sus vicios y desarrollar sus virtudes.

Con eso en mente, cuando se habla de educación casi siempre se hace alusión a las clases que se dan en los colegios. Incluso, algunos padres de familia creen que su función como tutores de sus hijos culmina cuando ellos los llevan a el colegio y que los profesores son quienes deben enseñar las competencias necesarias para desenvolverse en la sociedad. Este hecho constituye una fractura en lo que el niño ve en el colegio y lo que sus padres pueden enseñarle en casa. Por ejemplo, un niño de tercer grado al que le enseñan sobre derechos y pautas para reconocer la violación de los mismos, y que luega observa un caso de violencia intrafamiliar, seguro se preguntará: ¿por qué mi papá le pega a mi mamá?, ¿será que me hace bien no contestarle?, ¿qué debo hacer si en clase me dijeron lo contrario?

La muestra anterior es pertinente porque permite trabajar sobre un flagelo de nuestro país. Según Medicina Legal se presentaron 77.186 casos de violencia intrafamiliar en el año 2016, esto deja ver que como sociedad estamos haciendo las cosas mal. Además, un niño que observa estos casos en su casa suele ser distraído, introvertido y lo peor, sufre el riesgo de imitar eso cuando crezca.

Entonces, ¿qué hacer para disminuir esas cifras? Como primera medida debemos hacer que las leyes sean cumplidas al pie de la letra. La Ley 115 como menciona en su artículo primero dice que la educación es un proceso integral, es decir que todos los actores que participan en la educación de los niños tienen su grado de corresponsabilidad y deben hacerlo de manera oportuna.

En eso, los docentes de primaria tienen una labor muy especial porque son los que orientan a los estudiantes desde los ejemplos sencillos. Por eso hay que saber que para enseñar en primaria una buena opción es abordar la teoría sociocultural de Lev Vygotsky porque concibe el aprendizaje humano como un proceso social, de la ahí la importancia de que sea aplicada en la práctica. Un docente que se limite a la parte teórica de los valores o los derechos y no los plasme con situaciones cotidianas hizo la mitad de su función. En palabras de Vygotsky: el aprendizaje se fundamenta en la interacción social, primero desde lo exterior, es decir de otras personas y luego desde lo interno, que es la asimilación que tenga el niño.

Es una virtud tener en los colegios docentes comprometidos con su función social. Debemos entender que nuestra función no culmina cuando se acaba la hora, un buen docente da todo de sí en la explicación clara sobre el tema que aborda. En el caso de los valores, el docente Jesús Mendoza afirma: “La ética no se conceptualiza sino que se vive y se reflexiona. Intentar llevar la comprensión de los valores al aula de clases implica más que desarrollar los conceptos, es que haya una mayor expresión cotidiana, conocer el día a día de los estudiantes” (2017).

Tomando en cuenta lo anterior no está de más decir que todos como sociedad tenemos una obligación con la nueva generación y es responsabilidad nuestra si le damos o no un buen ejemplo.

En resumen, las instituciones educativas tienen una responsabilidad que reside en proporcionarles herramientas que le permitan ser mejores personas en el ámbito cognitivo, social, cultural y demás. Para cerrar, hoy es importante la enseñanza extramuros, ya no estamos en los tiempos de clases monótonas que traen como consecuencia el desinterés del estudiante. Si el estudiante no presta atención hay que hacer algo y ese algo es hacer de la teoría y la práctica una metodología didáctica, así el estudiante comprenderá que lo que se imparte en clases si es de importancia y lo mejor es que lo aprendido lo puede aprovechar en su cotidianidad.

-.
0
922
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Educación para la paz

Educación para la paz

¿Está la escuela preparada para soportar la pandemia?

¿Está la escuela preparada para soportar la pandemia?

Nota Ciudadana
La oscura noche de

La oscura noche de "Los bastones negros"

Nota Ciudadana
La nueva cruzada de Colciencias

La nueva cruzada de Colciencias