Enrique Santiago, el asesor de las Farc vuelto figura política en su país, España

Después de cinco años de ser la voz de la guerrilla en las negociaciones de La Habana hoy es un diputado de Podemos que le habla duro a Pedro Sánchez

Por:
febrero 28, 2021
Enrique Santiago, el asesor de las Farc vuelto figura política en su país, España

El equipo negociador de la guerrilla de las Farc arrancaba en febrero del 2012 un camino incierto para lograr un acuerdo de paz con el gobierno de Juan Manuel Santos. Los comandantes de la guerrilla con Iván Márquez a la cabeza, aislados durante décadas en el monte, requerían asesoría para poder viabilizar sus pretensiones políticas con un marco legal. De allí la importancia de contar con un asesor jurídico: el escogido fue el abogado español Enrique Santiago.

Su nombre lo propuso el exdiplomático, también español y exdirector de la Unesco Federico Mayor, presidente de la Fundación Cultura de paz. Militante del Partido Comunista y vinculado a Izquierda Unida, políticamente Santiago se ajustaba ideológicamente a las Farc, pero además contaba con unas credenciales profesionales incuestionables. Noruega, uno de los países facilitadores del proceso de paz, aceptó también el nombre y se encargó de darle forma a la asesoría que implicaba además desplazamientos contantes entre Madrid, La Habana y Bogotá, con largas permanencias en Cuba.

Enrique Santiago logró la confianza de los negociadores de las Farc e incluso participó en el grupo de juristas que, junto a Juan Carlos Henao, Manuel José Cepeda, Douglas Cassel, Diego Martínez y Álvaro Leyva, diseñaron la Justicia Especial para la paz –la JEP- que logró superar uno de los mayores escollos del proceso de paz y que definió la manera como la guerrilla respondería judicialmente por los crímenes durante del conflicto armado. Su trabajo concluyó el 26 de septiembre del 2016, con la firma el Acuerdo de paz en el Teatro Colón. La tarea siguiente seria tejer su propio futuro político, en su tierra, España.

El diputado Enrique Santiago en Madrid, frente al Congreso

A sus 57 años, el madrileño más castizo que la Calle de Alcalá, comunista desde la cuna, que habla de frente y sin rodeos, es el secretario general del Partido Comunista de España. El 8 de abril de 2018 fue elegido con 82 votos a favor y uno en contra sustituyendo a José Luis Centella, quien asumió el cargo restituido de presidente del PCE. Un año después era el número 3 en la lista de la coalición Unidas Podemos en las elecciones de los diputados por Madrid. Resultó electo miembro de la cámara baja.

Abogado de la Complutense, sus habilidades profesionales han sido clave para su función como político. Ha participado en causas tan mediáticas como el caso Couso del cámara y reportero español José Couso Permuy que murió durante la invasión de Irak de 2003 en el ataque del ejército estadounidense al Hotel Palestine de la capital iraquí donde  se encontraba; el caso Bárcenas contra Luis Bárcenas y su papel en la financiación del Partido Popular; el caso Scilingo, del exmilitar argentino que causó 30 muertes, torturas y detenciones ilegales, siendo la primera vez que la justicia española condenó a 640 años a un imputado por crímenes contra la humanidad, por delitos cometidos en el extranjero y por ciudadanos extranjeros, aunque hubo víctimas españolas.

El caso más visible internacionalmente ha sido el de Augusto Pinochet de finales de los 90 en el que participó como abogado de Izquierda Unida y tuvo preso por varios días al dictador por delitos de lesa humanidad. Por eso, en la sesión del Congreso del pasado 12 de mayo, y ante los abucheos de la oposición dijo “entiendo que me odien los de Vox por llevar a los tribunales a su adorado general Pinochet y el PP por llevar a los tribunales la orgía de dinero negro que tenían en sus sedes, lo que se saldó con más de 600 imputados por corrupción”.

En el Congreso de Diputados, Santiago ha ganado espacio y visibilidad. Es portavoz adjunto de Unidas Podemos, y desde el 8 de mayo pasado es vicepresidente de la comisión creada por la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, para centrar el proceso de reconstrucción en la pospandemia del covid-19 y paliar sus devastadores efectos. Allí trabaja con Patxi López, del Psoe, quien es el presidente de esa comisión donde los socialistas son mayoritarios con 13 diputados, el PP 9, Vox 5, Unidas Podemos 4, el Mixto 9, Plural 4, y el resto de las fuerzas políticas de a uno por bancada. "¡Enhorabuena y buen trabajo, camarada!" fue la felicitación a Santiago tras su nombramiento desde la cuenta en Twitter del PCE.

 

Santiago es cada vez más cercano de Pablo Iglesias, vicepresidente dee España y líder de Podemos

El camarada sigue siendo “leninista a mucha honra” y no oculta su simpatía por los presidentes Maduro que "ha conseguido mantener un proceso revolucionario a pesar de un brutal acoso internacional” y Fidel Castro que logró hacer de Cuba “el país con más esperanza de vida de América, más que Estados Unidos". En el Congreso, fiel a su ideología, se enfrenta a las críticas de los derechistas PP, Vox y Ciudadanos, con frases punzantes como las dirigidas a los de Vox por “alentar” comportamientos “indebidos” de policías y guardias civiles cuando la protesta es antifascista y mirar para el otro lado cuando es “antisemita”. “Que cobren los vallecanos y no los cayetanos”, dicen las grabaciones del Congreso.  Con el socio de coalición, el Psoe, los roces han ido in crescendo desde principios de año por la apropiación “unilateral” de seis iniciativas legales y parlamentarias. “Nosotros no hacemos oposición al gobierno”, fueron las palabras de Enrique Santiago sin que nadie preguntara.

En septiembre de 2019 había ido a negociar con Pedro Sánchez un posible gobierno para España. En tan solo dos semanas. “En ese sentido era más fácil el proceso de paz de Colombia: teníamos todo el tiempo del mundo. No había una línea roja”, dijo entonces. Y también se logró. Aliado de Pablo Iglesias, la de Enrique Santiago es una voz que pesa en la política española en la que está metido de pies y manos, ajeno a la suerte del Acuerdo de Paz que asesoró y del camino que tomó su principal negociador Iván Márquez, quien decidió darle la espalda a lo acordado y retomar las armas.

-.
0
2900
La toma hostil de EPM por parte del alcalde Daniel Quintero

La toma hostil de EPM por parte del alcalde Daniel Quintero

Escopolamina y licor: el cóctel con el que mataron al cura Javier González en un bar de Medellín

Escopolamina y licor: el cóctel con el que mataron al cura Javier González en un bar de Medellín

Las 5 EPS más entuteladas por incumplir en medio de la angustia de la pandemia

Las 5 EPS más entuteladas por incumplir en medio de la angustia de la pandemia

Requiem por la Federación Nacional de Cafeteros

Requiem por la Federación Nacional de Cafeteros

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus