¿Enfrentamos una nueva gran depresión?

El panorama no parece alentador. ¿Qué tan cerca estamos de vivir una situación como la de 1929?

Por: Manuel David Larrarte Roa
mayo 13, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Enfrentamos una nueva gran depresión?

Aunque se cree que quien conoce la historia no la repite, “el ser humano es el único animal que tropieza una y otra vez con la misma piedra”, como bien dijo alguna vez Pepe Mujica, expresidente de Uruguay. En este caso, esa piedra se puede llamar pánico, similar al que se generó en 1929, que ha hecho que los mercados caigan de una manera similar.

Ahora bien, aunque la caída del 2020 solo lleva un par de meses, en contraposición a la de la Gran Depresión que duró casi 4 años, ya ha dejado grandes estragos. Por ejemplo, ha hecho que en Colombia los politiqueros salgan a hacer de las suyas (mientras se toman fotos con los mercados que entregan), se creen decretos sin tomar la opinión del pueblo (sabiendo que ahí está la invisible clase media, la misma que mueve la economía de consumo actual, la que saca carro o moto de segunda a crédito, la que paga sus impuestos y recibos, etcétera), entre otros tantos agravios.

Pero, bueno, retomando el tema, habrá que preguntarse: ¿qué pasó después de la caída de la bolsa en 1929?

Tras ese hecho, se generó gran inseguridad alrededor de la inversión, ya que quien mantuvo algo de capital quedó atemorizado. Esto hizo que se bajaran la cantidad de negocios, lo que a su vez condujo a que los precios cayeran más. En consecuencia, los ingresos de los países cayeron, al igual que los beneficios de las empresas, dando como resultado un gran desempleo (que osciló entre el 25% y el 33%) que llevó a la miseria a gran parte de la clase media.

Con eso claro, ¿qué paso en Estados Unidos con los diferentes sectores de la economía?

- La extracción (minería, siderurgia y petróleo) bajó sus demandas.

- La construcción se detuvo.

- La agricultura bajó sus precios una vez se calmó el pánico, ya que que aunque había mucha demanda, la gente no tenía dinero para comprar.

- La banca acabó sus fuentes de crédito, por lo que al no tener dinero moviendo, los intereses se mantuvieron altos. Además, la gente perdió los incentivos para ahorrar en los bancos, entre otras cosas.

- Los bienes de consumo (como zapatos, ropa y máquinas) dejaron de ser comprados.

- Se empezaron a industrializar por la baja negociación internacional.

Y bueno, ¿qué paso internacionalmente?

Las naciones más vivas se apoderaron de los mercados y tuvieron una evolución en su producción. A la par, generaron ayudas, pero con grandes costos económicos a los demás, trayendo deudas y molestias que tensaron las relaciones (por lo que se contrajeron los negocios casi un 60%).

¿Y qué hicieron en países como Estados Unidos para levantar la economía?

El New Deal, que consistía en una serie de reformas socialistas (es decir, destinadas a la clase lastimada, esa clase media que mueve las economías consumistas y que estaba desapareciendo) para retornar la confianza, fue lo único que funcionó después de casi 4 años de caída en la bolsa de valores. Lo que se hizo fue lo siguiente:

- Cierre de bancos insolventes para generar confianza y para que la gente volviera a ahorrar.

- Creación de nuevas alianzas, además de organizaciones de vigilancia (como la SEC y la FDIC).

- Separación del dólar del patrón oro para poder bajar los intereses.

- Control de la producción de cultivos y se renegociación de las deudas de los agricultores.

- Firma de códigos empresariales.

- Creación de carteles para estabilizar salarios y generar una competencia leal.

- Disminución de los salarios de los funcionarios públicos y las pensiones.

- Eliminación de la prohibición del alcohol.

- Contratación de jóvenes para evitar que cayeran en delincuencia, inventando trabajos como repoblación forestal, acondicionamiento de territorios o producción de nueva energía.

En fin, ahora en Colombia las cosas no pintan bien: no se ha escuchado nada de seguridad en la banca (hasta andan sonando algunas noticias de pánico); el gobierno quiere ayudar a los empresarios en lugar que al pueblo; los campesinos producen a perdida, llevándose todo los comisionistas (llámense transportadores o puntos de venta); los líderes de sindicatos están desapareciendo; los funcionarios públicos siguen con sus buenas pensiones y salarios, etc., etc., etc.

¿Qué nos queda de esperanza?, ¿unas votaciones en dos años, quizás? Si sí, ¿quién saldrá a votar, si aun en el siglo XXI el voto no es obligatorio?, ¿por qué? Porque a nuestros buenos líderes no les conviene.

-.
0
402
El cementerio donde los carros se pudren en Bogotá

El cementerio donde los carros se pudren en Bogotá

La ruptura de John Lennon con los Beatles y su derrumbe al lado de Yoko Ono

La ruptura de John Lennon con los Beatles y su derrumbe al lado de Yoko Ono

Los Kast, un clan familiar que puede llegar a la Presidencia de Chile

Los Kast, un clan familiar que puede llegar a la Presidencia de Chile

Lin-Manuel Miranda, un grande de Broadway que llenó de música a Encanto

Lin-Manuel Miranda, un grande de Broadway que llenó de música a Encanto

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus