Opinión

En segunda, Duque derrota a Petro pero no a Fajardo

El único peligro para el CD sería el paso a segunda de Fajardo o Vargas Lleras. La polarización y el miedo, por ahora, han sido las mejores armas para sofocar el centro

Por:
Abril 23, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
En segunda, Duque derrota a Petro pero no a Fajardo
La única posibilidad real de que un magnífico candidato de centro clasifique a segunda vuelta es la que tiene Fajardo si y solo si capta el voto propio y el de la amplia franja de la mitad

Muchos quisiéramos que Fajardo o de la Calle pasaran a segunda vuelta. Son excelentes candidatos. Moderados, experimentados, honrados, conocedores de los límites fiscales, respetuosos, comprenden la importancia del proceso de paz para el futuro de Colombia.  Cualquiera de los dos derrotaría al candidato del Centro Democrático.

Fajardo, en mi opinión, es quien mejor tiene claro el papel de la educación en un mundo que cambia a ritmo de vértigo, en el que somos mas interdependientes a escala mundial y en el que la riqueza y la prosperidad tienden a depender, en mayor medida, en el conocimiento.

Claro, en el clima de polarización actual, para que Fajardo o de la Calle clasifiquen, se requiere que haya mucho voto de opinón, libre de maquinaria y manipulación, y para ello se necesita que la abstención se reduzca. Pareciera que sí, que más gente sale a votar en el 2018.  Y sin embargo…

Aunque más de la mitad de los colombianos no salió a depositar su voto en las elecciones para Congreso en marzo pasado (51 %),  el abstencionismo fue menor que en otras jornadas electorales similares y muy inferior al registrado en el plebiscito para aprobar o rechazar el acuerdo con la guerrilla (62 %). Por la cantidad y variedad de candidatos que hay en las presidenciales de 2018 y el estímulo que provocan los miedos que se infunden algunos a otros, parecería que hay juego para el voto de opinión. Sin embargo, millones terminamos votando en contra de fulano o mengano. Elegimos, finalmente, alcaldes y presidentes con votaciones no mayores al 30 % del número total de ciudadanos habilitados para elegir.

 

Fajardo, en mi opinión, es quien mejor tiene claro el papel de la educación
en un mundo que cambia a ritmo de vértigo,
en el que la riqueza y la prosperidad tienden a depender, en el conocimiento

 

Política e instituciones políticas desacreditadas, corrupción, promesas incumplidas, profunda desconfianza, son algunas de las explicaciones para que los votantes, particularmente jóvenes, prefieran quedarse en la cama los días de elecciones. Aún así, se esperaría, en mayo, por efectos de la polarización, por una parte, y de los esfuerzos para que el centro se haga sentir electoralmente, que la participación electoral fuera mayor en estas presidenciales.

No obstante, por los resultados de las encuestas realizadas hasta ahora, el llamado centro parece asfixiado. Ni siquiera la suma de los porcentajes de intención de voto correspondientes a Fajardo y de la Calle, aparte del hecho de no haber tenido la capacidad de unirse cuando era propicio, alcanza, hasta el momento, a morder la posibilidad de clasificar a segunda vuelta.

La polarización y el miedo, por ahora, han sido las mejores armas para sofocar el centro. Como Petro lo reconoció, sube él, avanza Duque. Nada mejor para el CD que quien clasifique a segunda vuelta sean Duque y, por supuesto, Petro. En realidad, el único peligro electoral que habría para el Centro Democrático sería el paso a segunda vuelta de Fajardo o Vargas Lleras, los únicos con alguna opción.  Mientras los punteros sean los actuales, los clichés de Duque y los miedos no tendrán modificación: atribuirle al otro simple castrochavismo. Otro precio habría que pagar en una segunda vuelta con Fajardo a bordo.

De ahí que en las pocas semanas que restan, la única posibilidad real de que un magnífico candidato de centro clasifique a segunda vuelta es la que tiene Fajardo si y solo si capta el voto propio y el de la amplia franja de la mitad, incluyendo el que iría a otro formidable candidato, Humberto de la Calle.

Publicidad
0
27691
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

Otras Columnas de Rafael Orduz Medina

A votar la consulta anticorrupción

A votar la consulta anticorrupción

Confiar en los amigos y desligitimar al otro

Confiar en los amigos y desligitimar al otro

MI6, el gusto por la cáscara y no la pulpa

MI6, el gusto por la cáscara y no la pulpa

Víctimas de minas antipersonal y la paz

Víctimas de minas antipersonal y la paz

Trump contra la democracia: nuestra estrella del norte

Trump contra la democracia: nuestra estrella del norte

¿“La vida es sagrada”? o ¿Buenos y malos muertos?

¿“La vida es sagrada”? o ¿Buenos y malos muertos?

Duque: ¿rechazará el lenguaje de la agresión?

Duque: ¿rechazará el lenguaje de la agresión?

Si Duque respeta, haría la diferencia

Si Duque respeta, haría la diferencia