En materia de pensiones, Colombia rema en contravía

Mientras los países avanzan hacia sistemas colectivos el país trata de fortalecer a como dé lugar los Fondos Individuales de pensiones

Por: Armando E. Arias Pulido
marzo 11, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
En materia de pensiones, Colombia rema en contravía

De acuerdo con el último informe de la Cepal[1], a partir de 2008 los países en América Latina se han venido alejando del sistema de ahorro individual y se acercan cada vez más a modelos públicos de pensiones. Según el informe, el común denominador de las reformas de los sistemas de pensiones implementadas entre 2008 y 2018 ha sido aumentar la participación del Estado, tanto en la administración como en el financiamiento de los sistemas de pensiones.

Aquellos países que bajo la influencia del modelo chileno (que en su momento fue denominado el milagro de la economía chilena), implementaron en la década de los 80s reformas estructurales que incorporaron completa o parcialmente el esquema de ahorro individual, han venido virando hacia modelos basados en el principio de solidaridad como elemento fundamental para el desarrollo de los sistemas de pensiones. Algunos pocos ejemplos mencionados en el informe nos permite ilustrar sobre la nueva tendencia en pensiones que rige en América Latina.

Recientemente el presidente de Chile Sebastián Piñera (país creador en 1981 del modelo de ahorro individual) debió salir a apaciguar los ánimos de los chilenos con la promesa de eliminar completamente el modelo de fondos individuales de pensiones (creado por José Piñera su hermano), que tanta miseria la había causado a su país. Ya en 2008, Chile se había visto obligado a establecer un mecanismo integrado con un nuevo sistema público de pensiones solidario.

Este mismo año Uruguay implementó la reforma paramétrica que refuerza el rol público del sistema de pensiones y en 2018, mediante la “ley de los cincuentones”, autorizó la movilidad de la capitalización individual al sistema público de reparto.

En 2008 Argentina volvió al sistema público de reparto y en 2017 reforzó la sostenibilidad financiera del sistema público de reparto.

Entre 2016 y 2017 Costa Rica reforzó la sostenibilidad financiera del sistema público de reparto.

El Salvador, que creó su sistema de pensiones no contributivo en 2009, cuyo resultado final fue una baja cobertura, reformó el sistema de pensiones en 2017, de modo que agregó a la capitalización individual un mecanismo de ahorro colectivo.

Bolivia que en 2008 creó el sistema de pensiones no contributivo con orientación universal (Renta Dignidad), en el marco de la reforma estructural de 2010 estatizó el esquema de capitalización individual que no había arrojado resultados positivos en el bienestar de los cotizantes y le impuso al Estado nuevas responsabilidades en el sistema de pensiones.

En este contexto según la Cepal, el modelo de pensiones fundado solo en la capitalización individual presenta signos de agotamiento. Cuando un sistema de pensiones concentra sus esfuerzos solo en la capacidad de ahorro individual genera dudas sobre su viabilidad y capacidad para dar respuesta a las necesidades de protección social integral que se plantean.

Es por eso que en los países de América Latina avanzan en otra dirección, con una nueva tendencia inspirada en los principios clásicos de la seguridad social (Gill, Packard y Yermo, 2005; Cepal, 2006 y 2018a; Barr y Diamond, 2008; Mesa-Lago, 2008; Arenas de Mesa, 2010; Becker y otros, 2013; Sojo, 2017; OIT, 2018a y 2018c).

En este escenario, Colombia con la terquedad que solo es explicada por el afán del gobierno nacional de trasladar recursos frescos a los grandes grupos financieros (en especial a uno vinculado con el escándalo de Odebrecht), insiste no solo en mantener el modelo de ahorro individual sino, en fortalecerlo, llevando a la miseria a muchos colombianos.

Vale la pena recordar que son tantas las falencias endilgadas a este modelo y las mentiras mediante las cuales se logró la incorporación o el traslado de miles de cotizantes a los fondos individuales de pensiones que la Corte Constitucional debió actuar abriendo el camino a aquellos cotizantes que se sienten engañados para permitirles su traslado al régimen colectivo (Colpensiones) mediante la presentación de demandas individuales.

Le puede interesar:

¡Chao Colpensiones!

[1]  CEPAL. Por un desarrollo sostenido con igualdad. Alberto Arenas de Mesa. Los sistemas de pensiones en la encrucijada. Desafíos para la sostenibilidad en América Latina

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
15100

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Caricatura: La atenida del Memo fantasma

Caricatura: La atenida del Memo fantasma

Nota Ciudadana
Los 7 laboratorios que procesan pruebas COVID-19 en Valle del Cauca

Los 7 laboratorios que procesan pruebas COVID-19 en Valle del Cauca

Nota Ciudadana
Fenómeno sin resolver : La corrupción

Fenómeno sin resolver : La corrupción

Nota Ciudadana
Caricatura: La nueva bandera de Colombia

Caricatura: La nueva bandera de Colombia