Emcali puede consolidar a la Sultana del Valle como una ciudad inteligente

Un llamado a Jorge Iván Ospina (alcalde) y a Audry Toro (presidenta del Concejo) en medio de la discusión del plan de desarrollo municipal

Por: JHONI ALEXANDER TREJOS - DAVID VARGAS CARDONA
mayo 30, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Emcali puede consolidar a la Sultana del Valle como una ciudad inteligente
Foto: Fernando Oliveros - CC BY 2.0

Doctor

Jorge Iván Ospina Gómez

Alcalde de Santiago De Cali

 

Doctora

Audry Toro Echavarria

Concejala y presidenta del Concejo de Santiago de Cali

 

Asunto: plan de desarrollo municipal – Emcali como operador de ciudades inteligentes y sostenibles

 

“Sin embargo, cuando la gobernanza digital es diseñada por y para las empresas multinacionales, amplifica la tasa de mercantilización y privatización de los servicios públicos y aumenta el trabajo precario” (Kate Lappin, Servicios públicos digitales).

Uno de los capítulos más importantes del Plan Municipal de Desarrollo (PDM) 2020-2023, Unidos por la vida, es el relacionado con los servicios públicos. Un asunto que destaca es el de “Ciudad Inteligente – Cali Inteligente”, un concepto derivado del paradigma de la “sociedad de la información”, el cual tiene relación directa con el desarrollo urbano y la prestación integrada de servicios públicos.

La importancia de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) para fomentar el desarrollo, el crecimiento económico, la inclusión social y la sostenibilidad ambiental, es indiscutible, la digitalización, el internet de las cosas (IoT) y el tratamiento de grandes cantidades de datos (big data), pueden mejorar los procesos de planeación y prestación de servicios públicos, y contribuir a lograr mejores formas de participación ciudadana en la toma de decisiones y en la rendición de cuentas, sin embargo, cuando la gobernanza de estos asuntos de deja en manos de multinacionales y del sector privado, se profundizan las tasas de mercantilización de los bienes públicos y comunes, se aumenta el trabajo precario y se afecta la participación democrática. Actualmente respecto a las TIC prevalece una visión mercantilista sobre la gestión de las mismas, en detrimento de su intrínseca naturaleza de servicio público, del que derivan claras obligaciones a favor del interés general; de esta forma se le restringe a gran parte de la población el acceso a los beneficios de la sociedad de la información y el ejercicio pleno de derechos fundamentales, principalmente en los países en desarrollo como Colombia, y se termina ampliando la brecha digital.

La economía digital, el paradigma de la sociedad de la información, y el concepto de ciudades inteligentes representan oportunidades pero también riesgos para el sector público, principalmente para gobiernos, empresas y organizaciones que gestionan o prestan servicios públicos básicos, como el caso de Emcali, pues particularmente el término smart city es una construcción discursiva fuertemente ligada a iniciativa de empresas multinacionales de la industria tecnológica global [1], es decir, no es un término meramente técnico o neutro, desprovisto de ideología y sentido preponderantemente comercial. Actualmente se quiere imponer el discurso según el cual la ciudad inteligente debe ser eficiente, libre de fricciones y gestionada por empresas de alta tecnología (multinacionales privadas) [2]. Esta nueva visión no ha sido elaborada por un partido, grupo o individuo reconocido por sus contribuciones a la teoría o la práctica de la planificación urbana, sino por gigantes de la tecnología como IBM, Cisco, Microsoft, etc., con la esperanza de beneficiarse de importantes contratos municipales.

La simpatía inducida por la edulcorada propaganda para desarrollar ciudades inteligentes a través de acuerdos o alianzas de cooperación con el sector privado exclusivamente, genera riesgos de desplazar a las instituciones y trabajadores del sector público, de ceder grandes cantidades de datos personales, públicos y comunitarios a corporaciones con ánimo de lucro, de desplazar el diseño urbano hacia imperativos de ganancia y eficiencia, de producir decisiones administrativas automatizadas perversas y de privatizar en la práctica los servicios públicos y los espacios públicos [3]. Claramente la delegación y tercerización del desarrollo de las tecnologías digitales al sector privado disminuye las oportunidades del sector público de perfeccionar sus conocimientos, desarrollar innovaciones orientadas al mayor bien público y estimular la industrialización digital. La subcontratación y los acuerdos de cooperación también plantean riesgos para la calidad de los servicios públicos.

El PMD en materia de ciudades inteligentes define proyectos importantes, pero nos parece que recoge la visión que hemos enunciado, en la cual el protagonismo central lo asume el sector privado, por lo tanto, desde Sintraemcali consideramos importante que desde el concejo y la alcaldía, se dinamice un ejercicio político que priorice iniciativas públicas y ciudadanas que visualicen la ciudad y la sociedad como un “sistema abierto, con participación directa de la gente, buscando que la tecnología sirva para reforzar la democratización de la ciudad y de los propios recursos tecnológicos” [4].

Para que Cali se convierta en una ciudad inteligente, la alcaldía cuenta con una herramienta poderosa: las Empresas Municipales de Santiago de Cali (Emcali E.I.C.E. E.S.P.). Varias son las condiciones que reúne Emcali para convertirse en un operador de ciudades inteligentes y sostenibles, las más importantes son: el carácter público y la operación multiservicios (gestión integrada), durante mucho tiempo los auspiciadores de la privatización, muchos de ellos atrincherados en la alcaldía y el concejo, con escasos argumentos; incluso sin ellos, promovieron la desintegración de la empresa, gracias a la visión estratégica y compromiso de los trabajadores, actualmente la empresa está integrada, lo que ha convertido en una gran ventaja, es necesario reiterar: ¡Emcali es el único operador a nivel nacional que puede actuar autónomamente como uno de ciudades inteligentes y sostenibles, ofertando servicios públicos de forma integrada e incorporando en la operación las tecnologías de la información y las comunicaciones!

Sin embargo, reconociendo los avances que hay en el PMD en materia de servicios públicos y de fortalecimiento de Emcali en las áreas de acueducto y energía, consideramos que en la modelo de ciudad inteligente que se pretende materializar, el rol que se le delega a la empresa es marginal, no hay un reconocimiento directo a las potencialidades que en esta materia tiene la compañía, se condiciona de esta manera el futuro público y multiservicios del principal patrimonio con el que cuenta la ciudad.

Consideramos importante advertir lo sucedido durante las dos últimas administraciones de la ciudad, las cuales también centraron su gestión con el eslogan de “ciudad inteligente” como prioridad, pero principalmente a través de leoninas alianzas público/privadas, que le dejaron el hueso al público y la carne al privado, debido a esto la ciudad ocupa actualmente uno de los últimos puestos en las clasificaciones de ciudades inteligentes.

Debido a esto, consideramos oportuno el momento actual para solicitar que queden establecidos en el PMD compromisos claros y concretos en relación con el papel de Emcali en aras de consolidar a Cali como ciudad inteligente”. Emcali está en condiciones de asumir y ejecutar los proyectos de “Territorio Inteligente” debido a la sinergia entre las unidades de energía y telecomunicaciones.

Insistimos en la urgencia de que concejales y demás fuerzas políticas entiendan el momento político actual, adviertan el comportamiento y las graves consecuencias de entregar a privados la gestión de los servicios públicos, y se dispongan a fortalecer la empresa pública, asunto clave para poder confrontar de manera exitosa la nueva realidad que la crisis sanitaria nos impone.

Cordialmente,

Jhoni Alexander Trejos Arroyave

Dirigente sindical – Sintraemcali

 

David Vargas Cardona

Dirigente sindical – Sintraemcali

 

***

[1] Descifrar las smart cities: ¿qué queremos decir cuando hablamos de smart cities?

[2] Ciudades y ciudadanos inteligentes.

[3] Servicios públicos digitales.

[4] Nueva agenda urbana y smart city.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
200

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
La Plaza de Cayzedo, sitiada por la clandestinidad

La Plaza de Cayzedo, sitiada por la clandestinidad

La semifinal de la Copa América se jugaría en Cali

La semifinal de la Copa América se jugaría en Cali

Intención de voto para alcaldías de principales ciudades

Intención de voto para alcaldías de principales ciudades

La terrible violencia del Esmad y militares patrullando: segundo día de paro

La terrible violencia del Esmad y militares patrullando: segundo día de paro