Opinión

Elecciones en Venezuela

Los colombianos tenemos que decidir nuestra posición entre dos alternativas políticas de cara las elecciones parlamentarias del país vecino

Por:
febrero 18, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Elecciones en Venezuela
Juan Guaidó y Nicolás Maduro: Colombia debería condicionar su apoyo a las elecciones con varias exigencias para garantizar su limpieza

Según el calendario electoral actualmente vigente en Venezuela este año deben celebrarse elecciones parlamentarias. Ante las que los colombianos tenemos que decidirnos por una de estas posiciones políticas alternativas. La primera sería la de rechazar su convocatoria y realización con el argumento de que serían tan fraudulentas como todas las realizadas hasta la fecha en el hermano país. Y que por lo tanto habría que desconocer los resultados de las mismas. Una actitud que vendría ser la única posible para quienes piensan que el Nicolás Maduro es un dictador que jamás celebrará unas elecciones libres.  Y que por lo tanto la única manera de deshacerse de él es derrocándolo.

La otra posición sería la que, concediendo en gracia de discusión  Maduro es un dictador, apoya la celebración de dichas elecciones porque las mismas ofrecen la posibilidad que los partidos de oposición  a su gobierno ganen la mayoría, limiten significativamente el poder de Maduro y mejoren sustancialmente la posibilidad de ganar las elecciones presidenciales  previstas para el 2024.

________________________________________________________________________________

Una salida reformista aprovecha la legislación y las instituciones políticas generadas por el chavismo, para hacerse con el poder

________________________________________________________________________________

Esta última es desde luego una salida reformista, que aprovecha la legislación y las instituciones políticas generadas por el chavismo, para hacerse con el poder. Y como toda política reformista supone un compromiso político, un acuerdo entre el chavismo y la oposición, que al mismo tiempo que obliga al chavismo a ofrecer garantías efectivas a la oposición, compromete a la oposición a renunciar a la violencia y a desechar cualquier tentativa golpista. Y cualquier llamamiento a una intervención militar extranjera.

Colombia como país debería condicionar su apoyo a la celebración de las próximas elecciones parlamentarias venezolanas a una reforma del actual Consejo Nacional Electoral venezolano que permita la incorporación al mismo de representantes de los partidos de oposición. Y debería ganar legitimidad para hacer esta y otras exigencias tendientes a garantizar la limpieza de dichas elecciones,  poniendo fin al reconocimiento de Juan Guaidó como presidente interino del hermano país. Al fin y al cabo, él no lo es ni de hecho ni de derecho. Es un líder de oposición que puede llegar a ser presidente de la república bolivariana si renuncia a imponerse por la fuerza.

Como decía mi abuelo: "Es mejor un mal arreglo que un buen pleito".

-Publicidad-
0
700
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
La Bolsa o la vida

La Bolsa o la vida

El virus chino

El virus chino

El parte de victoria de Trump

El parte de victoria de Trump

Maduro dictador

Maduro dictador

Irak: el precio de la liberación

Irak: el precio de la liberación

La crisis venezolana es constitucional

La crisis venezolana es constitucional

La cumbre de la decepción

La cumbre de la decepción

Duque, un neoliberal sin remedio

Duque, un neoliberal sin remedio