El trabajo infantil, una plaga que solo se extermina con la educación

Según la Organización Internacional del Trabajo, en todo el mundo, 218 millones de niños entre 5 y 17 años están ocupados en la producción económica

Por: Valentina Moreno Moreno
mayo 29, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El trabajo infantil, una plaga que solo se extermina con la educación
Foto: PxHere

La etapa infantil se basa en cargar a la espalda un morral con libros y un lápiz a determinados horarios, en jugar a la lleva, al fútbol o a las muñecas; en descubrir una realidad y tomar conciencia de un mundo con problemáticas sociales, políticas, económicas y ambientales; en aprender sobre los sujetos y los objetos; en establecer una profesión como meta de vida; en adquirir un sentido de pertenencia frente al mundo, la nación, la comunidad, el Estado, las circunstancias y frente a sí mismo. Se basa primordialmente en la educación como el factor que pretende guiar y despejar un sendero de oportunidades para la formación integral, y asimismo, para reconocer el rol social, desarrollarse individualmente y relacionarse con el entorno. Ser niño no es llevar al hombro un costal, cuyos kilogramos no son soportados por la fuerza física de la edad; no consiste en estar en un semáforo vendiendo dulces, en pedir limosna para el mantenimiento económico familiar, en limpiar parabrisas, en estar bajo el violento yugo de un superior, en estar en la guerra y cargar un rifle en la mano, en verse marginal y crear un sentimiento de lástima en frente de la comunidad. Ser niño no es trabajar, el trabajo infantil limita el libre desarrollo personal y emocional de todo niño.

“En todo el mundo, 218 millones de niños entre 5 y 17 años están ocupados en la producción económica. Entre ellos, 152 millones son víctimas del trabajo infantil; casi la mitad, 73 millones, están en situación de trabajo infantil peligroso”, declara la Organización Internacional del Trabajo. La mayor concentración de trabajo infantil en el orden mundial es en África, con 72 millones, seguido por Asia y el Pacífico con 62 millones, 10,1 millones en las Américas, 5,5 millones en Europa y Asia central, y por último, 1,1 millones en los Estados árabes. Por lo general, los niños varones tienen un mayor porcentaje con respecto a las niñas en las estadísticas de trabajos peligrosos, representando un 58%, las chicas, se dedican más a trabajos domésticos y poco forzosos. La agricultura y la actividad agropecuaria, son los trabajos con más agrupación de menores, continuando con el sector de servicios y la industria, particularmente en la minería.

El trabajo infantil es un flagelo que está ligado con el analfabetismo y la falta de educación de los menores. Trabajar a tan temprana edad obstruye los procesos de aprendizaje y el desarrollo personal, integral y emocional del niño, poniéndolo en una situación de riesgo en medio de espacios peligrosos, marginales y sin condiciones favorables para sus procesos cognitivos, psicológicos y de crecimiento. “Todo niño tiene derecho a recibir una educación, a disfrutar de una vida social y a construir su propio futuro. Este derecho es esencial para su desarrollo económico, social y cultural” (Derechos de los niños; 1959). La educación, como se menciona en la anterior cita, es un derecho fundamental que todos los menores de edad deben contar con, para el reconocimiento de su identidad y con el fin de “ser más para servir mejor” (De Loyola, 1501), identificando su papel en la sociedad y la manera en cómo contribuirán a el mundo desde su área de enfoque y vocación.

El modelo de educación ignaciano, propugna y promueve el derecho a la educación para los niños que no se encuentran en condiciones óptimas y favorables y están en situación de empleos forzosos para la producción y soporte económico familiar, trayendo a colación, el paradigma ignaciano, cuyo objetivo consiste en, por medio de cinco pasos, obtener y apropiarse de unas enseñanzas que aportan para la formación integral y el desarrollo de las dimensiones del ser humano, mediante valores como la empatía, el reconocimiento de los contextos sociales y externos, la reflexión, el examen e introspección individual y el cambio. Este ejemplo expuesto, pretende dar razón de que si el infante toma una buena alternativa de educación puede transformarse en un sujeto político que tenga la capacidad de discernir con base a sus principios éticos y morales y hacerse responsable de sus decisiones, o de lo contrario, no tendrá un rol social claro y no podrá desarrollar su personalidad libremente, por lo que no se cuenta con las herramientas suficientes para exponerse a la sociedad y a el futuro.

El trabajo infantil, entonces, es una problemática social, que cohíbe el desarrollo individual y emocional infantil, lo que más tarde producirá que el sujeto no reconozca su identidad, el entorno en el que se desenvuelve, la comunidad y pierda su sentido de vida, además de contraer graves enfermedades y discapacidades físicas al haber sido expuesto a condiciones de conflicto bélico, minería, industrias y sectores de condiciones bajas. Es importante aplicar acciones que disminuyan los índices de trabajo infantil alrededor del mundo, como mejorar los sistemas educativos e implementar campañas en contra del analfabetismo. Concluyendo, un niño solo debe estar ampliando su círculo social y educándose, no trabajando, “la educación no es oriental y occidental, la educación es educación y es el derecho de cada ser humano” (Yousafzai, 2013).

Referencias

Derechos del Niño - Humanium

Trabajo infantil - OIT

El paradigma pedagógico ignaciano

 

-.
0
1063
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Malala Yusafzai, la activista más joven con el Nobel de Paz

Malala Yusafzai, la activista más joven con el Nobel de Paz

Nota Ciudadana
¿Cuándo tendremos soluciones frente al trabajo infantil?

¿Cuándo tendremos soluciones frente al trabajo infantil?

Nota Ciudadana
El niño descalzo de la Iglesia San José de Popayán

El niño descalzo de la Iglesia San José de Popayán

Nota Ciudadana
Caricatura: ¡No al trabajo infantil!

Caricatura: ¡No al trabajo infantil!