El salvavidas que le tiró Alejandro Ordóñez a Eduardo Pulgar para que siguiera en política

Fue su exesposa Karime Mota quien posibilitó que el Procurador revocara su inhabilidad de 18 años, luego le cedió su curul en el Senado. Terminaron divorciados

Por:
diciembre 03, 2020
El salvavidas que le tiró Alejandro Ordóñez a Eduardo Pulgar para que siguiera en política

En el 2007, el barranquillero Eduardo Pulgar era en el 2007 un concejal de su ciudad que completaba el tercer período, elegido por el Partido Liberal como parte de la camada de políticos locales formados en el entorno del cacique del Atlántico José Name Terán. Pulgar tenía una ventaja sobre sus amigos con los que actuaba en llave,  Ernesto Gómez Guarín y Alejandro Munárriz Salcedo: estaba casado con una gran activista política que pronto llegaría a ser representante a la Cámara, muy apreciada dentro del uribismo.

Eduardo Pulgar se movía como pez en el agua hasta que en el 2007 el Procurador Edgardo Maya, le  puso el  tatequieto: lo sancionó disciplinariamente por hechos ocurridos en las elecciones del 2003 cuando junto con sus compadres Gómez Guarín y Salcedo buscaban repetir concejo. Hubo algo más, en una inspección policial el 20 de junio de ese año le fueron encontradas en su oficina 112 cédulas y dinero en efectivo. El Consejo Nacional electoral tomó cartas en el asunto y les abrió investigaciones a los tres concejales, tras identificar un fraude en la inscripción de cédulas en Barranquilla.

Pero lo que realmente pesó fue una denuncia que el personero elevó ante la Procuraduría en cabeza de Edgardo Maya quien había sido elegido en 2001 y reelegido en el 2005 lo que se le atravesó en el camino. A comienzos de ese año se inició la investigación y pronto se le formalizó ´pliego de cargos a Pulgar y a sus dos colegas concejales por falsedad ideológica en documento público, falsedad material en documento público, falsedad en documento privado, uso de documento falso, peculado por apropiación y fraude procesal. El 3 de diciembre del 2007 el Procurador Maya profirió el fallo con el que destituyó a los tres concejales y los inhabilitó para ejercer cargos públicos durante 18 años. De nada sirvió el pataleo jurídico de Pulgar: el camino de la vida pública quedó cerrado en ese momento. Una decisión que Pulgar se propuso reversar a como diera lugar. Y la suerte le favoreció.

La senadora Karime Mota, esposa de Eduardo Pulgar, se propuso ayudarle a su marido inhabilitado para hacer política por 18 años.

El Procurador Alejandro Ordóñez quien había llegado a la entidad en el 2009, con una abultada votación soportada en la coalición que apoyaba el gobierno del Presidente Álvaro Uribe con quien siempre tuvo afinidades políticas, buscaba su reelección en el 2012 para un nuevo período al frente de la entidad.

Aunque Ordóñez tenía el viento a favor, realizó todo tipo de malabares, para asegurar los votos en el senado. Entre ellos estaba el de la recién elegida, la barranquillera Karime Motta, la esposa de Eduardo Pulgar, para entonces un cadáver político. Su voto contaba.

La práctica del ‘tome y dame’ no era nueva en Ordóñez a la hora de sacar adelante sus propósitos políticos, tanto es así que precisamente por comportamientos como éste y nada menos que con tres magistrados de la Corte Suprema de justicia que viabilizaron su postulación para la reelección a quienes les nombró parientes en la Procuraduría, terminó destituido por el Consejo de Estado y su reelección anulada en la recta final de su segundo período.

En enero el 2014 y de manera inesperada para la opinión pública y como sacado del cubilete, después de siete años, el Procurador Ordóñez, revocó la inhabilidad de 18 años de Eduardo Pulgar, esposo de la senadora Karime Mota quien votó a favor de su reelección. De un plumazo borró la sanción por los delicados delitos; una actuación que fue entendida como un posible intercambio de favores. Aunque sobre este comportamiento, del hoy embajador de Colombia en la OEA, no existen pruebas ni denuncias ni hay investigación abierta.

Lo cierto es que la decisión de Ordóñez de enero del 2014, que justificó diciendo que “en las dos instancias procesales no hubo adecuada ponderación de las pruebas respecto de varios aspectos relevantes para la definición del proceso disciplinario. (…) en la actuación que culminó con los fallos sancionatorios defectuosa valoración del material probatoria que favoreciera a los implicados., fue el salvavidas mayor para Eduardo Pulgar.

Sin disimulo alguno, Pulgar montó su candidatura al senado por el Partido de la U, gracias a que su esposa Karime Mota dio un paso al costado para no aspirar y le endosó su caudal electoral con el cual terminó elegido con 85 mil sufragios, la octava votación más alta para Senado en las elecciones legislativas de 2014.

Su esposa, quien le posibilitó su resurrección política y le cedió su curul, quedó tendida en la lona. Pulgar fue reelegido senador en el 2018, el matrimonio del que quedaron tres hijos se acabó y Pulgar pronto se volvió a casar con una muchacha de Soledad, Ana Josefina Ucrós con quien recién tuvo una bebe, y a cuyo hermano Rodolfo, premió haciéndolo elegir, en las pasadas elecciones, alcalde de Soledad, uno de los botines presupuestales del Atlántico por los que Pulgar terminó dándose puños con el exsecretario de Salud de Soledad, Luis Fábregas en el lobby del lujoso edificio Gratacello, donde vive en Barranquilla.

Pero la justicia empezó a pasarle la cuenta y la sala de instrucción de la Corte Suprema de justicia ordenó su detención por presunto tráfico de influencias. El epílogo de una secuencia de escándalos y artimañas políticos sin que el senador Eduardo Pulgar haya dejado rastro alguno de un ejercicio legislativo por el que se le recuerde con un vergonzoso final en la cárcel La Picota de Bogotá.

-.
0
12700
El declive de Hernán Zajar, el gran diseñador de las reinas

El declive de Hernán Zajar, el gran diseñador de las reinas

María Cecilia Botero, la petrista que no necesitó de RCN y Caracol para poder vivir

María Cecilia Botero, la petrista que no necesitó de RCN y Caracol para poder vivir

La vida de Alvaro Uribe en su casa-finca de Rionegro

La vida de Alvaro Uribe en su casa-finca de Rionegro

Los siete comandantes de las Farc pagarán penas pero no cárcel

Los siete comandantes de las Farc pagarán penas pero no cárcel

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus