El rumbero paisa que se convirtió en el Pablo Escobar del Tusi

Trajo la receta de Holanda y, vendiendo a 150 mil el gramo, armó un imperio que nació en Envigado y que hoy controla desde México

Por:
marzo 09, 2020
El rumbero paisa que se convirtió en el Pablo Escobar del Tusi

En las fiestas entre 2003 y 2005 Alejandro Montoya era un invitado fijo en las fiestas de Medellin. La razón por la que lo invitaban es que nadie tenía el Extasis que él vendía. Lo fabricaba él mismo en su casa en Envigado, en el patio de su amplia casa había construido un laboratorio. En esa época las únicas drogas que se conseguían en fiestas era el Extasis y la cocaína. Sus pócimas mágicas empezaron a hacerse legendarias en Medellín hasta el punto que ya lo pedían en las fiestas de otras partes del país.

Además viajó a Europa a conocer secretos mayores de la nueva droga. Fue un revolucionario. Holanda era la capital de la rumba y allí Alejandro aprendió más secretos. Fue en ese país donde aprendió la pócima del 2CB. En Alemania no había rumba en donde la gente no se alegrara con el polvo rosa,  Su nombre parte de su composición química 2-CB (2,5-dimetoxi-4-bromo-feniletilamina), una droga de diseño a partir de la mezcalina que suele encontrase en el mercado mezclada con anfetamina. A los 15 minutos, con la música adecuada, podrías sentir como las vibraciones se convertían en pequeños caballos que galopaban por las venas. Cuatro horas duraba el efecto

Con la fórmula llegó Alejandro a Colombia y revolucionó las rumbas en Medellín y toda Colombia. Nadie sabe cuanta plata acumuló pero se volvió millonario. Es más ni siquiera el hombre le pagaba vacuna a la Oficina de Envigado por su producto, un polvo que nadie conocía, ni siquiera la policía. El gramo en esa época lo vendía en 150 mil pesos. Su negocio próspero lo sacó de Medellin por culpa de las bandas que querían asimilarlo. Se pasó a vivir a Cali y desde allí también conquistó Bogotá. En Cali los urabeños, en el 2006 querían matarlo e incluso intentaron secuestrarlo. Su enemigo fue un hombre de los urabeños llamado José Zapata, mejor conocido como Fokus quien se quedó con la fórmula.

En el 2017 llegó a Bogotá, en esa época era conocido como Alejo Tusibi y nadie conocía su rostro. Allí se organizó y se asoció con “Maquinita” un pelogroso capo muy cercano a Otoniel y el Cartel del golfo. “Maquinita” era el encargado de distribuir la droga lo que hizo a Alejo en un peligroso y millonario capo.

Todo iba bien hasta que la hija de un peligroso narco casi muere por haber ingerido la cocaína rosada en una discoteca del norte de Bogotá e intentaron violarla. Los narcos culparon al joven y lo sacaron corriendo del país. Aunque en el 2015 fue detenido por la policía inexplicablemente se les voló. Muchos dicen que sigue en México, manejando el mercado continental. Otros dicen que los narcos lo mataron. El punto es que su nombre se convirtió en leyenda

 

 

-.
0
37102
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
El capo relajado en un cómodo escondite cerca de Medellin

El capo relajado en un cómodo escondite cerca de Medellin

Petro afirma que papá de Ministro de Defensa era colaborador de Pablo Escobar

Petro afirma que papá de Ministro de Defensa era colaborador de Pablo Escobar

Nota Ciudadana
Malandro universal,

Malandro universal, "buen padre de familia"

El recorrido narco del rapero gringo Whiz Khalifa en Medellín

El recorrido narco del rapero gringo Whiz Khalifa en Medellín