El renacer de las Panteras Negras

Diego Angulo, líder afro y excandidato a la alcaldía de Tumaco, analiza la nueva formación de la guerrilla y su lucha, esta vez, sin armas

Por: Diego Angulo
febrero 17, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El renacer de las Panteras Negras
Foto: The New York Times

Millones de personas que observaban el Superbowl, uno de los espectáculos deportivos más vistos en el mundo, quedaron perplejos cuando vieron en el entretiempo un grupo de mujeres con chaquetas y boinas negras que coreaban la recientemente estrenada canción Formation. Esta ya es una historia conocida, pues dividió a los Estados Unidos en una euforia con la cual fue recibida su comunidad negra; el beneplácito de sectores progresistas demócratas por el gesto reivindicativo, el escepticismo de los críticos y el rechazo de los núcleos más ortodoxos del partido republicano entre los que se encuentran voces como las de Donald Trump.

Enmarcando la canción en el contexto colombiano, Beyonce Knowles pareciera que dijera que su Padre es de Quibdó, su Mamá es de Tumaco y de esa hermosa combinación nace una chica nacida en la Sucursal del Cielo, la hermosa Cali, como también rechaza la brutalidad policial y el abandono, cosas que en Colombia también son muy comunes en cuanto a lo que le ocurre al pueblo negro.

La canción de Beyonce, que no es otra cosa que la versión gringa de Donde Vengo Yo de Chocquibtown, demuestra que la lucha de las panteras negras, sigue muy vigente en la actualidad. Han pasado exactamente 50 años desde la fundación de este grupo y las cifras del racismo estructural por las cuales los ciudadanos negros se consideran víctimas de Estado son hoy espeluznantes. Los escandalosos descubrimientos de planes de esterilización de mujeres en Carolina del Sur, de experimentos con Sífilis en hombres negros, a lo que se suma que más de la mitad de las personas que se encuentran en las cárceles de Estados Unidos, son negros. Además, este es el país que más personas en prisión tiene en el mundo y, como lo decía Sanders, son completamente espeluznantes: “de tres niños negros que nacen en los Estados Unidos, lo más probable que uno de ellos termine en prisión”. Un fruto de la discriminación estructural y la pobreza. Esto lo ha dicho también el US Census Bureau, en la media de pobreza clasificada por estándares: las cifras entre blancos y negros llegan a ser del doble, situación bastante traumática y que hace revivir los postulados de igualdad y justicia social de los Forte, Seale, Hutton, Newton, Howard y de los mejores tiempos de Cleaver, cuando aún no era republicano.

Además de la discriminación estructural, la brutalidad policial y sus excesos se han convertido en una constante. Por eso muertes como las de Trayvon Martin, Michael Brown, Eric Gardner y la reclamada en el Superbowl de Mario Woods, han hecho sensibilizar al mundo sobre el regreso de las panteras negras. Esta vez no utilizando todos los medios que sean necesarios como lo predicó Malcolm X: la lucha y la nueva guerrilla, no tiene que ver en manera alguna con el uso de las armas, conflictos tan longevos como el colombiano, por señalar un ejemplo, están renunciando a ese método, la lucha y la nueva guerrilla, tienen que ver con el surgimiento de nuevas ciudadanías que confluyen entre sí, que se asocian y reflejan otras pautas de comportamiento y reivindicación social que se convierten en determinantes para el desarrollo de una sociedad, porque reclaman y demandan igualdad, justicia social y reivindicación de derechos.

Es así que observamos desde artistas como Jada Pinkett, cantantes como Beyonce, personajes peculiares como Kanye West, deportistas como Serena Williams, intelectuales como Runoko Rashidi y políticos como Yvette Clark, pidiendo al unísono que cese el racismo de Estado. Aquí es importante destacar que la llegada de los Obama a la Presidencia de los Estados Unidos representa un hito histórico determinante, pero para nada es la solución a los problemas históricos de tensiones raciales que se encuentran indisolublemente ligados en la segregación social, la pobreza y la estigmatización a los que se han visto sometidos las mujeres y hombres negros de los Estados Unidos.

A raíz de todo lo anterior nace #blacklivesmatter que es la conjunción de todas esas ciudadanías negras en la expresión de un solo movimiento, creado por tres mujeres, Alicia Garza, Patrisse Cullors y Opal Tometi. Creado por mujeres porque en su mayoría son los policías blancos los que matan a mansalva a los hombres negros y ellas en vez de llorarlos, se organizan y movilizan políticamente para desarrollar incidencia, generar referencia y proponer una nueva visión de integración de la sociedad. Es esa la nueva guerra que se configura en una guerrilla sin armas y luchan no solo en contra de la discriminación, sino también por la vida digna, medio ambiente, desarrollo económico, energías limpias y bienestar social. Esta nueva guerrilla, que reconvierte la definición de la guerra como lucha armada y la configura a un estado de conflicto no violento, estas nuevas panteras negras que ahora se autodefienden bajo el uso exclusión de la persuasión política y la acción social, tendrá importantes repercusiones en todo el Mundo y sin lugar a dudas generará un capítulo especial en Colombia, ahora más que nunca, que un día de estos viene el postconflicto.

-.
0
4960
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Adiós, Donald Trump, adiós

Adiós, Donald Trump, adiós

Nota Ciudadana
Caricatura: ¡No puedo respirar!

Caricatura: ¡No puedo respirar!

Julian Assange: ¿paladín de la transparencia o narcisista irresponsable?

Julian Assange: ¿paladín de la transparencia o narcisista irresponsable?

Nota Ciudadana
Lloran los padres fundadores de Estados Unidos 

Lloran los padres fundadores de Estados Unidos