Cómo José Ordóñez salió del infierno del alcohol a punta de oraciones y chistes

Cómo José Ordóñez salió del infierno del alcohol a punta de oraciones y chistes

Ahora él y su esposa son pastores, sus fanáticos lo recuerdan por sus récords como cuentachistes y por su show Empareja2, que volverá a presentar este año

Por:
febrero 10, 2024
Cómo José Ordóñez salió del infierno del alcohol a punta de oraciones y chistes

La derrota, la pobreza y el alcoholismo han sido constantes en varios episodios de la vida de José Ordoñez Jr.; pero también el triunfo, la riqueza y la religión. En todos esos momentos, los cuentos han estado presentes, porque hace años él no sólo era uno de los comediantes colombianos más famosos, sino también el único que podía pasar más de dos días seguidos haciendo reír sin siquiera tomar pausas para dormir.

La primera ocasión en que quiso batir uno de sus famosos records fue en 1993, cuando se sentó frente a los micrófonos de Radioacktiva y contó los chistes que había preparado para contar al aire durante 24 horas. Era 28 de diciembre y él sólo quería hacer algo diferente para el Día de los Inocentes.

No tenía un propósito claro y ni siquiera marcas invitadas. Un año más tarde repitió la hazaña, pero desde Uruguay y esa sería una de las tantas veces en las que trataría de romper su propio record mundial.

Varias de sus jornadas han sido por causas benéficas: fundaciones a favor de los derechos humanos, por los derechos de los niños, instituciones que han ayudado a pequeños a recibir cirugías de corazón, organizaciones que apoyan familias desplazadas, entre muchas otras.

En 1995, José Ordoñez también empezó a hacer un exitoso programa de televisión llamado Ordóñece la risa, que terminó de catapultarlo a la fama. Allí nacieron personajes como Gomelina, Wendy Vanessa, Pablo Remalas, GalloTapao y Benito, quizás el más famoso y recordado por su característica sección dentro de sus records radiales (“Pre, pre, pre… gunta”).

Los colombianos mayores de 35 todavía tienen en su cabeza al simpático niño con su sección de inquietudes, que por lo general funcionaba como antesala a alguno de los momentos más divertidos de las extensas jornadas.

Ahora, tres décadas más tarde, el comediante divide las dos facetas de su vida en dos cuentas de Instagram diferentes y en ellas aclara que a sus seguidores que si no quieren ver los chistes que lo hicieron famoso, sino sus enseñanzas como pastor, vayan a su segunda cuenta @joseordonezcristiano.

El que peca y reza, ¿empata?

Los inicios de José Ordoñez estuvieron llenos momentos de alegrías que él hoy calificaría como bendiciones y de tropiezos que bien podrían considerarse como si la vida lo estuviera pateando en la entrepierna.

Las risas siempre estuvieron presentes, porque José Ordoñez padre también fue comediante. No fue famoso y era tan autocrítico que rompía muchos de los chistes que escribía. Pero por fortuna, su hijo era su mayor fan. José Jr. le prestaba atención a todo el humor que su padre desechaba y siempre lo ha visto como una de sus influencias.

Papá había comenzado probando suerte con Sábados Felices y cierto día el pelao sintió que había llegado su momento. La rompió a todos los niveles.

En un menos de un año ganó 10 programas de Los Cuenta Chistes de Sábados Felices, recibió un auto que le regalaron de ñapa en la producción; pero también sufrió un robo en el que perdió tanto la plata del premio como el dichoso carro.

Además, la vida le sonrió cuando se casó con su esposa Yasmith Sanabria y comenzó a acercarse a Dios. Este año cumplirán 35 años de casados.

Entonces, la pobreza y el amor iban de la mano. Se casaron con lo puesto –o casi–, en el caso de José fue con un saco prestado y en el de Yasmith un vestido que no le quedaba del todo bien. Para que tuvieran argollas de matrimonio, ella tuvo que fundir su modesta colección de joyas.

Pero la vida fue mejorando, sobre todo cuando Ordoñez se volvió inmensamente reconocido por sus chistes y con la fama les llegó un estilo de vida más ostentoso. Con este nuevo éxito volvió un demonio del pasado, el alcoholismo que lo había llevado años atrás a ahogar algunas de sus penas en licor. Un día Yasmith se mamó y se fue.

José Ordoñez no la tuvo fácil, pero se esforzó por recuperarla ya que ella ha sido el único gran amor y la única pareja que ha tenido en la vida. En la actualidad, los dos están juntos y ambos son pastores de la iglesia colombiana, con presencia en Estados Unidos, llamada Casa de la Roca.

Comediantes colombianos
José Ordoñez Jr. y Yasmith Sanabria se casaron en 1989, este año cumplirán 35 años de casados.

¿En qué anda José Ordoñez, uno de los comediantes colombianos más recordados, en la actualidad?

Tanto los seguidores que todavía recuerdan las extensas jornadas de José Ordoñez Jr. contando chistes en la radio y lo siguen en redes sociales, como los cristianos que ha cautivado en el camino, admiran su capacidad para combinar enseñanzas de la vida –religiosas o no– con la comedia.

Esa es la razón por la que su show Empareja2 que hace desde hace quince años ha sido tan exitoso, por el ingenio que muestra a la hora de bromear con las situaciones cotidianas de la vida en pareja.

También se la ha pasado viajando y haciendo presentaciones tanto en Estados Unidos como en Colombia y no sólo en la Florida, donde ha vivido y donde se reúne la mayor cantidad de colombianos presentes en ese país, sino también en California, lugar en el que el año pasado presentó otro espectáculo llamado Yo No Pedí Nacer. Pero sólo es querido por los colombianos, sino por seguidores de distintas partes del continente.

Con Yo No Pedí Nacer se burla de su propia niñez y no porque haya sido mala, sino porque al igual que la de otros pequeños, está llena de divertidas anécdotas que desde la adultez adquieren matices completamente diferentes. El show también se convirtió en una de las secciones de su canal de YouTube ‘Mundo José Ordoñez’, que suma más de 400.000 fieles suscriptores.

En la actualidad, acumula cinco libros y ha batido más de más de 20 records mundiales como cuentachistes. Para este año planea una nueva gira de Empareja2 viajando por el país.

| No se pierda: Las desgracias de las que se ha levantado Don Jediondo

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
El café campestre cerca de  Bogotá  donde se pueden pintar cerámicas y divertirse desde 13 mil pesos

El café campestre cerca de  Bogotá  donde se pueden pintar cerámicas y divertirse desde 13 mil pesos

La única universidad en Colombia que tiene un pregrado en Inteligencia Artificial

La única universidad en Colombia que tiene un pregrado en Inteligencia Artificial

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus