Opinión

El que quiera ganar, a “emberracar la gente”

La campaña presidencial librará una guerra en redes sociales: alentará los miedos al castrochavismo, lesbianismo o corrupción, y olvidará las propuestas para un mejor futuro

Por:
febrero 19, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El que quiera ganar, a “emberracar la gente”
Para la batalla campal en redes diversos candidatos han apelado a los servicios de firmas extranjeras expertas, incluyendo una venezolana

En los Estados Unidos se metieron los rusos en la campaña electoral por medio de las redes sociales, contribuyendo a envenenar a sectores importantes de la opinión pública, radicalizándolos en contra de la inmigración, los musulmanes, los mexicanos, los afros, los tratados de libre comercio, Hillary Clinton. En Colombia se montó una campaña por el No, en palabras del jefe de campaña Juan Carlos Vélez, buscando “que la gente saliera a votar verraca”.
Robert Muller, el fiscal especial para investigar la llamada trama rusa en las elecciones presidenciales de los Estados Unidos en el 2016 sorprendió al acusar a un grupo de personas y

 

empresas rusas de interferir directamente en el proceso. La idea de los agentes rusos era la de crear desconfianza, dividir a la opinión, sembrar cizaña alrededor de Hillary Clinton, fabricar noticias falsas. El escenario: las redes sociales, especialmente facebook y twitter, con derivaciones a otras como Instagram y youtube.

Le quedará difícil a Trump, ahora, seguir afirmando que la investigación de Muller es una cacería de brujas y, como se esperaba hasta poco, que lo eche del cargo de fiscal especial. En otras palabras, fue golazo de Muller y lo que viene ahora es el capítulo de quiénes colaboraron dentro de la campaña de Trump, con los rusos. Ya hay varios que han suscrito acuerdos con el equipo de Muller.

La intervención de los rusos se sustentaba en mensajes que se armaban siguiendo guiones establecidos: los prejuicios, especialmente de blancos en vía de empobrecimiento relativo, como aquellos del llamado cinturón del óxido, el de las antiguas siderúrgicas y plantas automotrices, que intersecta con otro círculo, el de algunos grupos evangélicos republicanos. Las canteras: el racismo, la xenofobia, la homofobia, el miedo al terrorismo, el desempleo. Sin embargo, los mensajes no necesariamente eran directos. Como la trayectoria de un tiro libre pateado por James, podían ir oblicuos directo al gol.

Como se empieza a destapar, miles de “memes” difundidos durante la campaña electoral fueron creados, en forma deliberada por organizaciones rusas, con éxito, a partir de centenares de cuentas falsas en las redes.

Ejemplos, mezcla de brutalidad y supuesta sutileza, sobran. Uno de miles, que tuvo 55 mil reenvíos y mas de mil comentarios, decía, con una foto de tres mujeres, aparentemente musulmanas: ¿Quién está detrás de estas máscaras? ¿Un hombre? ¿Una mujer? ¿Un terrorista? La burca es un riesgo a la seguridad. Y estampada en la foto de las mujeres, una leyenda: Dí me gusta y reenvía. Y debajo: Detengamos a todos los invasores.

Los hay burdos: el demonio y Jesucristo echando un pulso. El demonio: Si yo gano, gana Hillary. Cristo: No, si yo no lo permito. Debajo: Dí me gusta y ayudemos a Cristo a ganar. Miles de likes y reenvíos. Demasiado gringo tonto…

Desde luego, los mensajes de apoyo directo a Trump son los mas abundantes, diseñados a partir de las consignas, triunfantes, del mismo Trump, en los meses en los que iba derrotando, uno a uno, a Jeff Bush, Marco Rubio, Ted Cruz y a los demás precandidatos en las primarias.

Internet es una inmensa piscina a la que se puede acceder desde cualquier rincón del planeta, de modo que organizaciones que quieran incidir en el clima de opinión pública de un determinado país lo pueden hacer sin ningún problema. Se crean cuentas falsas, se detectan los ejes claves de la argumentación en el caso de apoyar un candidato, una posición en un referendo o en un plebiscito, para así construir exitosas caricaturas. Se crean equivalencias (burca = terrorista = detengamos inmigración = construyamos muro en la frontera con México) y, manos a la obra.

 

 

Incidir en el clima de opinión no requiere de hackers,
gente ducha en mercadeo político que puede crear estrategias exitosas
a partir de información falsa pero creíble, una especie de paramilitarismo virtual

 

 

En realidad, incidir en el clima de opinión no requiere de hackers, ese tipo de expertos infrmáticos que pueden colarse a los cuartos de datos confidenciales de un banco o una agencia de inteligencia y hurtarlos. Se trata mas bien, de gente ducha en mercadeo político que puede crear estrategias exitosas a partir de información falsa pero creíble, con identidades falsas. Una especie de paramilitarismo virtual, donde el asesinato (moral, en este caso), es permitido.

Contamos en Colombia con expertos en el campo de la desinformación. No se puede afirmar que, en esa rama productiva, seamos del todo nacionalistas, ya que diversos candidatos han apelado a los servicios de firmas extranjeras expertas, incluyendo una venezolana. Pero sí es cierto que, a tono con los pocos caracteres que las redes exigen para la transmisión de mensajes, tanto nuestros líderes como los especialistas en crear cuentas falsas, de derecha e izquierda, son competentes en la caricatura. Un exprocurador ha dado cátedra magistral en las últimas semanas, aunque su desespero se advierte.

La campaña, después de las elecciones psrlamentarias, estará basada en la guerra en las redes sociales. Alentará los miedos, sea al comunismo castrochavista, al lesbianismo o a la corrupción del establecimiento. En lo que no habrá énfasis será en las propuestas de lo que Colombia debiera ser en el futuro, en cómo articularnos en paz, a partir del conocimiento, en un mundo que cambia vertiginosamente por la tecnología, el cambio climático y nuestra interdependencia cada vez mayor.

-Publicidad-
0
1071
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Vargas Llosa, Tiempos recios y autoritarismo

Vargas Llosa, Tiempos recios y autoritarismo

Analfabetismo funcional: gobierno que no lee…

Analfabetismo funcional: gobierno que no lee…

Claudia López, un triunfo con hondo significado

Claudia López, un triunfo con hondo significado

Claudia, lujo de alcaldesa

Claudia, lujo de alcaldesa

Niños y jóvenes queriendo partir: ¿Qué nos pasa?

Niños y jóvenes queriendo partir: ¿Qué nos pasa?

Más que asistencia humanitaria a venezolanos

Más que asistencia humanitaria a venezolanos

“Yo me llamo”: cómo asfixiar el gran talento

“Yo me llamo”: cómo asfixiar el gran talento

A diestra y siniestra

A diestra y siniestra