"Séptimo Día acabó con la dignidad de las personas con discapacidad"

El grupo Polimorfas le escribe una carta abierta a los productores y periodistas de este programa por el capítulo emitido el 4 de septiembre

Por: Colectiva Polimorfas
septiembre 19, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.

Somos la Colectiva Polimorfas, un grupo de apoyo construido por y para mujeres con discapacidad que desde hace dos años ha venido trabajando el enfoque de género en este grupo poblacional. Queremos manifestar nuestro rechazo e inconformidad con el capítulo emitido el pasado 4 de septiembre sobre esterilización de personas con discapacidad llamado: “¿Deben tener hijos las personas con síndrome de Down o discapacidad intelectual?, Esterilización: ¿capacidad o derecho?”

Encontramos que incluso desde lo más básico hubo sesgo en la información, la forma de plantear el debate, el programa faltó a la dignidad de las personas en especial mujeres con discapacidad. La forma en que se abrió la discusión ante la opinión pública con este programa, el lenguaje y la terminología que utilizaron, demuestra la carga negativa al momento de referirse a la población con discapacidad.

Comencemos por la pregunta que abre el debate, “¿deben tener hijos las personas con síndrome de Down o discapacidad intelectual?” Desde nuestra experiencia y vivencia creemos que esa decisión la deben tomar las mismas personas, tengan o no  discapacidad. No pueden ser otros quienes decidan (padres, profesionales, etc) ya que es un derecho humano. En el caso de las personas con discapacidad intelectual y psicosocial, el Estado y la sociedad deben brindarles todos los apoyos y herramientas para que puedan ejercer este derecho que les corresponde de manera plena. A la segunda pregunta, “esterilización: ¿capacidad o derecho?”, hace falta responder con otra pregunta ¿quién puede afirmar que las personas con discapacidad intelectual y psicosocial no tienen capacidades, entre éstas las de ejercer la maternidad/paternidad responsable?

Los expertos a favor de la esterilización (psiquiatras) hablaron sin conocimiento pleno sobre la discapacidad intelectual generando afirmaciones completamente erradas sobre ellas y sus vidas El debate que decía generar este programa no ocurrió ya que el capitulo estuvo completamente parcializado, es decir, todo apuntó a que la esterilización es el camino correcto.

Desde el sector oficial de la psiquiatría (Olga Albornoz y Rodrigo Córdoba), se asume una distinción errónea entre la voluntad de una persona con discapacidad y los derechos que le otorga la ley. Las personas con discapacidad son descritas todo el tiempo como incapaces totales o semi-incapaces, empleando criterios de edad mental que ya son obsoletos y a su vez nombrando la discapacidad por niveles o grados (leve, moderado, severo), una práctica rechazada a nivel internacional.

Las supuestas personas expertas se basaron en argumentos sobre la base del diagnóstico y la patologización, en vez de observar las aptitudes que tienen las personas con discapacidad en la apropiación de conceptos inculcados por sus familias y por la red de apoyos que les haya brindado el entorno.

Con respecto al lenguaje que se usa durante todo el programa (personas especiales, enfermos, incapaces) son denominaciones peyorativas pero a su vez, decir que la discapacidad se “sufre” cuando ésta es una condición humana, sólo conduce a la negación de su existencia y por ende a reforzar el discurso de tipo discriminatorio.

Encontramos que los realizadores no diferenciaron entre discapacidad intelectual y psicosocial, haciendo referencia a la discapacidad mental cuando ésta no existe en el marco de los derechos humanos. También cometieron el error de relacionar discapacidad con enfermedad, generando así confusión en la opinión pública desconociendo la responsabilidad ética que tienen con la información que brindan.

El psiquiatra Rodrigo Códoba no sólo negó las capacidades de las personas con discapacidad intelectual y psicosocial para ejercer el rol de madres o padres, sino que también negó las aptitudes de las familias y de las redes de apoyo para contribuir a una crianza exitosa, aduciendo consecuencias negativas para los niños al no contar con referentes. Sus afirmaciones contradicen los testimonios de algunas de las familias y de los hijos de madres con discapacidad que aparecieron en el programa.

Por su lado la psiquiatra Olga Albornoz en todas sus intervenciones tuvo un tono despectivo cuando se refería a las personas con discapacidad haciendo entender que, no era sano que nacieran niños y niñas de personas con estas discapacidades porque podían venir con la misma discapacidad y mucho menos que se les permitiera ser padres a hombres y mujeres con discapacidad intelectual y psicosocial pues no eran capaces de asumir esta responsabilidad.

Vemos una gran insistencia por parte de los periodistas en mencionar los detalles del diagnóstico de las mujeres con discapacidad que son madres o que quisieran serlo, enfatizando en las tendencias agresivas en su comportamiento. ¿Acaso no hay madres sin discapacidad que son deliberadamente agresivas con sus hijos sin que se les descalifique por eso?

El periodista Manuel Teodoro, fue irresponsable al afirmar, que “es entendible creer que el abuso sexual se previene con la esteriIización”, es claro que esta práctica además de ser invasiva, deja aún más vulnerables a las mujeres, pues con esta medida no se les va a proteger de la afectación psicológica que genera una violación ni la prevención de ETSs. Las personas con discapacidad no son objetos inanimados, son seres humanos.

Las experiencias y referencias de quienes estaban a favor del respeto por los derechos sexuales y reproductivos de las personas con discapacidad (padres de los jóvenes con discapacidad intelectual, PAIIS, Mónica Cortés, Dra. Elvira, Alberto Vazquez y PROFAMILIA) fueron opacadas por la cantidad de espacio que le daban a los psiquiatras y familias que veían en la esterilización la salida.

Desde la Colectiva Polimorfas queremos decir sobre este capítulo que: En cuanto al ejercicio periodístico que es el de informar y educar a la opinión pública, la investigadora y los periodistas sólo se quedaron en un programa amarillista, queremos recordarles que ustedes tienen una responsabilidad ética con los televidentes por la información que brindan.

Aquí se está violando el artículo 8 de toma de conciencia de la Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad ONU pues en ésta se pide la eliminación de prejuicios y estereotipos sobre esta población, a lo cual ustedes siguen reforzando y perpetuando.

Con respecto al cuidado y paternidad responsable, no entendemos porqué se refuerza la idea de que las personas con discapacidad intelectual y psicosocial no están en capacidad de asumir el cuidado de forma individual, a esto creemos que todas las personas necesitan de apoyos para el cuidado de sus hijos; vemos a menudo como: abuelos, tíos, vecinos, niñeras, empleadas apoyan en el cuidado de los niños, sin embargo en un contexto donde no está la discapacidad ésta realidad no se cuestiona.

Por otro lado se habla de que estas personas no pueden asumir esta responsabilidad pero no se pone en tela de juicio que hay miles de casos donde personas sin discapacidad traen al mundo niños no deseados y muchas veces los abandonan sin importar lo que ocurra con ellos.

Con respecto a la esterilización, la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad de la ONU que ratificó Colombia en el año 2011, dice claramente que las personas con discapacidad tienen derecho a mantener su fertilidad en igualdad de condiciones con las demás personas. De hecho en las recomendaciones que emitió el Comité sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad sobre este tema exige al Estado eliminar las sentencias y leyes sobre esterilización e interdicción que permiten esta práctica, ya que son violatorias a los derechos humanos.  ¿Por qué no se hizo énfasis en esta materia? Los periodistas terminaron cuestionando estas normas.

Queremos reiterar que este tipo de reportajes terminan violentando y reforzando estereotipos y prejuicios sobre la población con discapacidad, perjudicando la vida e integridad de la misma. Rechazamos este discurso capacitista y eugenésico que avala la no aceptación del otro por no tener una corporalidad normativa.

Por último exigimos a Caracol TV y al programa de Séptimo Día que aclare las confusiones que se dieron en ese capítulo y se reabra el debate, pero esta vez con información verídica donde se aclare que Colombia va por un cambio de paradigma y que la sociedad y el Estado deben asumir esa tarea.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
6949

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Caricatura: Masiva marcha uribista...

Caricatura: Masiva marcha uribista...

Nota Ciudadana
La Comisión de la Verdad y los militares colombianos

La Comisión de la Verdad y los militares colombianos

Nota Ciudadana
La detención de Uribe y la esperanza de una democracia profunda en Colombia

La detención de Uribe y la esperanza de una democracia profunda en Colombia

Nota Ciudadana
¿Cuándo se acabó el comunismo?

¿Cuándo se acabó el comunismo?