El primo del alcalde Jorge Iván Ospina, el mayor contratista de Cali: $ 63 mil millones en obras

Christian Moreno es socio de una red de consorcios contratados para grandes obras como la remodelación del estadio y 14 más. El parentesco podría tumbarlos

Por:
noviembre 09, 2022
El primo del alcalde Jorge Iván Ospina, el mayor contratista de Cali: $ 63 mil millones en obras

Su nombre es Christian Camilo Moreno Herrera y es el mayor contratista de Cali. Es el propietario o representante legal de empresas e integrante de consorcios que durante los dos últimos años firmaron contratos con el gobierno de la ciudad por más de $63.000 millones. Es primo del alcalde Jorge Iván Ospina Gómez por su mamá, Fanny Gómez Marín.

A amigos suyos de Cali y de Roldanillo, donde vivió joven, doña Fanny les habló de la existencia un hermano suyo por parte de madre, llamado Ramón Antonio Moreno Marín. Cuando ella se casó con Iván Marino Ospina, quien terminaría siendo comandante del M-19. Aunque en registro civil, expedido el 2 de junio de 1947, aparece con los apellidos de soltera: Gómez Marín, en su cédula número 24.933.774 figura como Fanny Gómez de Ospina.

Su hermano Ramón Antonio Moreno Marín, con cédula de ciudadanía 7.518.576, también está registrado en Armenia. Allí vivieron durante su infancia y parte de su juventud.

Ramón Antonio decidió mudarse a Medellín, donde se casó y tuvo tres hijos, el menor de ellos, el ingeniero Christian Camilo, el mismo que hoy es el mayor contratista de la alcaldía de Cali.

Muy vallecaucano en su forma de hablar, Christian se trasladó a Cali desde Medellín, donde nació el 23 de diciembre de 1979 en la Clínica General. Sus padres Ramón Moreno y Gloria Helena Herrera Montoya lo registraron tres días después de nacido en el despacho del notario primero de la capital antioqueña Juan Fernández.

Los Moreno vivían entonces en el barrio Gran Avenida de Bello y cuando Christian cumplió la mayoría de edad obtuvo de la Registraduría la cédula 71.219.577, la misma que aparece en los contratos que ha firmado desde 2008, cuando Jorge Iván Ospina fue elegido por primera vez alcalde de Cali.

Cuando la madre del alcalde les refirió a sus amigos de la existencia de su hermano les contó también que logró convencerlo de que se mudarse a Cali, donde sus hijos tendrían la posibilidad de encontrar un mejor futuro. El tiempo parece haberle dado la razón porque Ramón Antonio y su hijo se mueven con destreza y éxito en el mundo de los negocios con la administración pública.

En Cali la familia se reencontró y sus integrantes, Fanny y sus hijos Jorge Iván, Mauricio y Diego y Ramón Antonio y su hijo Christian se han reunido muchas veces. Se les ha visto hacia campaña a favor de Ospina, desde los tiempos de su primera alcaldía en 2008, y también en celebraciones familiares.

Los Marín siempre han sido unidos y las relaciones del alcalde con Cristian Moreno, particularmente afectuosas.

Cuando periodistas de Las2Orillas lo llamaron para preguntarle por esos nexos familiares con el alcalde, el ingeniero Christian Moreno, propietario de la empresa CCMH y representante legal de Esdras MD Ingeniería los negó en un primer momento. Dijo que ese tipo de alusiones hacen parte de una campaña de desprestigio que ha venido sufriendo por parte de malquerientes, competidores y personas mal intencionadas. Sin embargo, pidió un compás de espera para preguntarle a su padre hasta dónde llegaban sus posibles vínculos con la mamá del alcalde Jorge Iván Ospina.

“Yo no había nacido cuando ellos vivieron en Armenia y nunca he oído a mi papá hablando de ese tema, pero es posible hayan sido muy cercanos y que hasta se presentaran como parientes porque en su juventud él era simpatizante furibundo del M-19 y ella se casó con uno de los comandantes”, explicó.

El compás de espera pedido quizá no fuera necesario porque fotos de álbumes familiares y otras que fueron borradas de las redes, pero dejaron trazabilidad, no dejan lugar a dudas sobre la existencia de una relación estrecha.

En esta foto Ramón Antonio Moreno, el padre del contratista aparece junto a Jorge Iván Ospina y a Fanny Gómez. En el mensaje que acompaña la imagen subida a la cuenta de Instagram ramonmarin6258, se lee: “… Mi hermana y mi sobrino Alcalde de Cali”.

Esta fotografía muestra al padre del contratista abrazando al entonces candidato Jorge Iván Ospina y enfundado en una camiseta verde grabada con el logo de la campaña del hoy alcalde. No es asunto menor porque, aunque el ingeniero Christian Moreno dice que su papá jamás ha participado en sus negocios y actividades, hay documentos contractuales en las que don Ramón aparece firmando en calidad de representante legal de Esdras MD Ingeniería.

En esta foto más aparece Ramón Moreno cubierto con un casco de protección industrial visitando las obras de remodelación del estadio Pascual Guerrero, proyecto en el que también funge como contratista su hijo.

La exconcejal de Cali Diana Rojas ha sido insistente con el tema del parentesco y ha denunciado también la existencia del Cartel de la contratación en Cali. En septiembre pasado la Contraloría y la Procuraduría General recibieron quejas formales de la ciudadanía. A través de una tutela Christian Moreno quiso obligar a la exconcejal a retractarse, pero el juez primero de Pequeñas Causas Laborales de Cali no se la concedió y le dio la razón a Rojas.

Contratos y riesgos legales

Las denuncias de veedores que trascendieron a los órganos de control y a los medios de comunicación sitúan a Christian Camilo Moreno Herrera como eje de un carrusel en el que contratos se concentran en una pequeña malla de contratistas. De ella hacen parte también LCQ Ingenierías SAS y los empresarios Fernando José Castro, Juan Fernando Bedoya Ospina y José Leonardo Cortez Quintero.

Los contratos en los que aparecen empresas, consorcios y uniones temporales de los que Moreno hacen parte están siendo ejecutados con la Secretaría del Deporte y la Recreación, el Departamento Administrativo de la Gestión del Medioambiente, la Unidad Administrativa Especial de Gestión de Bienes y Servicios y la Secretaría de Vivienda Social y Habitat, entre otras entidades, y sumados tienen un monto total de $63.000 millones.

Christian Moreno afirma que también es injusto que lo sitúen de la cabeza de un carrusel que se lucra por su supuesta cercanía con el Alcalde, ya que él también ha contrato con otras administraciones de la ciudad y goza de buen prestigio tanto en Cali como otras entidades territoriales del occidente del país, del Eje Cafetero y de Antioquia.

El parentesco entre el alcalde y uno de los hombres que ha sido mencionado públicamente como parte de un posible carrusel de la contratación que gira en Cali es mucho más que una anécdota. Se trata de un vínculo que les podría traer serios problemas legales a ambos.

Expertos consultados afirman que se trata de una violación al régimen de incompatibilidades e inhabilidades del Estatuto de Contratación, con repercusiones penales. Haber contratado con parientes puede ser considerada como una falta disciplinaria gravísima y acarrear consecuencias fiscales, pues la Contraloría podría determinar que hubo detrimento patrimonial a la ciudad si los contratos adjudicados por el alcalde a las empresas de su primo pierden valor jurídico y hacen que las obras queden abandonadas o deban ser contratadas de nuevo con valores superiores afectados, entre otros factores, por la escalada del dólar.

En un país donde la contratación representa los mayores dolores de cabeza a la administración pública, antecedentes sobre casos similares no faltan. Recientemente, el subgerente de operaciones del Acueducto de Bucaramanga, Fabián Jaimes, se vio obligado suspender el proceso de contratación 080 cuando fue advertido de que el adjudicatario era hermano de su esposa Sandra Reyes. El funcionario abrió otro proceso por el mismo monto del anterior en un intento de rehuirle al detrimento patrimonial.

Como lo previó su tía, Christian Camilo Moreno encontró un mejor destino en Cali donde hoy es uno de los contratistas más reconocidos en el occidente colombiano. Hasta cuándo durara su éxito, lo podría determinar ahora la justicia.

-.
0
32700
Micra, el minimarcapasos que no necesita cirugía para ser implantado

Micra, el minimarcapasos que no necesita cirugía para ser implantado

Cinecolombia, de los Santo Domingo, siguen mandando en el negocio de las salas de cine

Cinecolombia, de los Santo Domingo, siguen mandando en el negocio de las salas de cine

La dura caída del Flaco Solorzano, uno del grandes de la televisión colombiana

La dura caída del Flaco Solorzano, uno del grandes de la televisión colombiana

La condena de ser un genio en Colombia: el mal momento de Víctor Gaviria

La condena de ser un genio en Colombia: el mal momento de Víctor Gaviria

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus