El orgullo y el desprecio pudo más para Duque

"Este tipo de actos, propios de gobiernos corporativistas y gremialistas, son el reflejo del miedo que hay a la democracia y a confrontar ideas"

Por: Juan Carlos Muñoz Hernández
abril 10, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El orgullo y el desprecio pudo más para Duque

Más de 25 días estuvieron en la vía Panamericana comunidades campesinas, pueblos indígenas y procesos de unidad popular congregados en la minga por la defensa de la vida, el territorio, la justicia y la paz, exigiendo la presencia del presidente Iván Duque para dialogar y llegar a acuerdos sobre puntos comunes que unen a los habitantes de la periferia colombiana: los acuerdos se dieron, el diálogo con el presidente no.

Días antes que la minga social hiciera presencia en la carretera internacional le enviaron una misiva al presidente Duque para que llegara al municipio de Caldono, Cauca, a conversar y buscar respuestas al pliego petitorio: la respuesta del jefe de Estado fue negativa y tuvo como consecuencia la movilización legal y legítima de alrededor de 20.000 mingueras y mingueros que salieron a la calle para exigirle al primer mandatario su presencia. La decisión no fue de líderes ni lideresas, fue un acto democrático en cada base de organizaciones campesinas, indígenas y de procesos populares. El mecanismo: democracia participativa, sin intermediarios como escenario propio para discutir asuntos de carácter público.

Este presidente pudo evitar el bloqueo de las vías si en una reflexión sabia hubiera dialogado directamente como se lo pidieron en la carta los mingueros para hacerlo el 12 de marzo en el Pital, Caldono. El orgullo y desprecio por las comunidades rurales colombianas, común denominador de los gobernantes colombianos, pudo más que aceptar el escenario democrático propuesto por las comunidades.

Esa democracia transformadora y directa, motor de los procesos organizativos, fue la fuerza legítima para mantener a miles de personas movilizadas en medio del sol, el agua y aguantando la brutal represión de la fuerza pública. Pero su objetivo ya estaba trazado y no darán el brazo a torcer.

Luego de varios días de negociación y diálogos fallidos, como es propio del gobierno, lograron llegar a acuerdos políticos y reivindicativos en cabeza de la Ministra del Interior y líderes campesinos e indígenas para despejar la vía y lograr un diálogo con el presidente. Desafortunadamente el primer mandatario llegó a Caldono pero se negó a reunirse con la minga en un escenario democrático, un mal mensaje a toda Colombia que se traduce en la negación del diálogo para buscar salidas a tensiones y conflictos.

Este tipo de actos, propios de gobiernos corporativistas y gremialistas, son el reflejo del miedo que hay a la democracia, a confrontar ideas, sobre todo cuando la minga campesina e indígena demostró técnicamente las falacias sobre la tierra en el Cauca, la exclusión de la economía y cultura campesina en el Plan Nacional de Desarrollo, la deuda histórica con la población rural colombiana, la desfinanciación de los acuerdos de paz en materia de reforma rural integral y sustitución voluntaria de cultivos de coca, marihuana y amapola, el incumplimiento de acuerdos pasados, entre otros temas.

Este gobierno ha comenzado a sentir la fuerza y la dignidad de pueblos y comunidades que continúan organizándose para volver a salir a las calles. Así lo han determinado a nivel nacional y será el próximo 25 de abril que vuelvan a las vías, no solo el Cauca sino el resto del país. El enojo creciente en las organizaciones y la unidad de los procesos comunitarios se han convertido en la rebeldía organizada para construir una fuerza transformadora que a través de la protesta social genere cambios que dignifiquen sus vidas, la paz, el territorio, garantice derechos y oportunidades para campesinos, indígenas y afros en la ruralidad colombiana.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
1800

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Caricatura: Por la paz continúa la minga

Caricatura: Por la paz continúa la minga

Nota Ciudadana
Caricatura: Indiferencia presidencial

Caricatura: Indiferencia presidencial

Nota Ciudadana
Caricatura: La dura resistencia indígena

Caricatura: La dura resistencia indígena

Nota Ciudadana
Hacer oposición es cuestión de dignidad: la lección de la minga

Hacer oposición es cuestión de dignidad: la lección de la minga