El odio a Roger Waters y la más reciente arremetida del sionismo

A propósito de la nota ciudadana 'Roger Waters y su camuflado concierto racista', escrita por Eduardo Mackenzie

Por: Alexander Montero
noviembre 27, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El odio a Roger Waters y la más reciente arremetida del sionismo
Foto: Flickr Adam Jones - CC BY-SA 2.0

Muy mal de la cabeza debe estar uno (o del alma) para despacharse con un odio visceral, malsano y atropellado contra Roger Waters y los asistentes al concierto ocurrido hace unos días en Bogotá. Muy ingenuo, fanático o ignorante debe ser uno para asumir que todos los asistentes son de izquierda o pertenecen a “mamertolandia” —de hecho, yo mismo presumo estar afiliado a una derecha política moderada—. Este tipo de reducciones y expresiones de odio además de desnudar una carencia argumental plena, evidencian lo más puro del sionismo, ser un régimen racista, que celebra el genocidio de los palestinos, que desprecia el más mínimo asomo de la legalidad internacional, que aborrece a la civilización y sus normas, que ha construido un sistema de Apartheid —denunciado en repetidas veces por las Naciones Unidas— y que no escatima en calificativos para desacreditar a sus críticos, así tenga que caer en grotescas contradicciones.

Y efectivamente es una grotesca contradicción asociar judaísmo y sionismo. El primer concepto claramente hace referencia a una muy respetable religión y a una comunidad religiosa, la cual, al igual que las otras dos religiones monoteístas originarias del Medio Oriente, transmite un mensaje de paz. Es una de las tres religiones abrahámicas, indisolublemente emparentadas entre sí a nivel teológico y de costumbres y que vivió persecuciones por Europa cristiana (no por el mundo musulmán ni por ningún palestino) durante siglos. El segundo concepto obedece a una ideología política que nace a fines del siglo XIX, que buscaba un “hogar nacional” para los europeos judíos no asimilados y que en su mayoría eran de Europa Oriental. No obstante, tal era la pobre popularidad del movimiento sionista entre los europeos judíos asimilados que varios de sus primeros congresos tuvieron obstáculos importantes y reducida participación de la comunidad.

El sionismo original de T. Hertzl proponía entre otras cosas un Estado laico,“sin veleidades teocráticas” como lo propone textualmente el mismo Herzl en su libro Der Judenstaat. Con el advenimiento del siglo XX, la dirigencia sionista cambia y bajo el liderazgo de las casas banqueras Rothschild y Weizmann –las mismas que financiaban el colonialismo de Londres- alinearon los intereses del sionismo con los intereses coloniales británicos. Así Palestina empezó a ser vista como una oportunidad estratégica y geopolítica para mejorar el posicionamiento de Londres en el Medio Oriente ya que el resto de la costa oriental del mediterráneo era francesa.

Así las cosas, el judaísmo y el sionismo marchan en direcciones contrarias. Es más, en sentido teológico el judaísmo más conservador llega a rechazar al sionismo y a la creación (artificial por demás) del Estado de Israel, toda vez que para esta corriente, tan solo con la venida del mesías debe darse la peregrinación hacia Palestina. Para movimientos judíos ortodoxos como Neturei Karta, el hecho de tener una entidad política vigente —el Estado de Israel—, en lugar de una entidad espiritual, llega a ser contraproducente porque se reemplaza una fidelidad religiosa y moral por una obediencia política a una entidad terrenal.

Es por esto que miles de judíos en el mundo, siendo judíos, se oponen y rechazan las políticas racistas y genocidas de Israel. Esto no es un contrasentido ni se trata del despectivo calificativo de self-hating-jew, con el que el sionismo busca atacar a los judíos contradictores. En este espectro de judíos opositores a las acciones políticas del Estado de Israel están desde ancianos sobrevivientes al Holocausto hasta reconocidos académicos como Noam Chomsky, Ilan Pappé, Shlomo Sand, Ury Avnery y Norman Finkelstein, entre otros.

Efectivamente sionismo no es judaísmo bajo absolutamente ninguna perspectiva. Sin embargo —y en términos del mismo judío Norman Finkelstein—, Israel hace un negocio político con la sangre de los propios judíos víctimas y construye una sombrilla todo poderosa para blindarse de las críticas que a diario y con justificada razón caen sobre su régimen criminal. El sionismo abusivamente acusa de antisemitas a todos los que le critican, así sean dos cosas diametralmente opuestas. Evidentemente, el sionismo sabe que tamaña acusación puede amedrentar al más centrado y por esta razón lo emplea a fondo. Una simple lógica mafiosa de intimidación y amedrentamiento.

Así las cosas y ante las acusaciones de Eduardo Mackenzie en su reciente artículo publicado en este portal, me gustaría preguntarme (a mí en sentido retórico porque nunca le preguntaría a él) ¿si alguien tiene la desfachatez de asumir que Nelson Mandela, Stephen Hawking, Rihanna, Natalie Portman, Daniel Barenboim, Madonna, Selena Gómez, Penélope Cruz, Javier Bardem, Pedro Almodóvar o miles de personalidades mundiales más son o fueron antisemitas o califican para el aberrante self-hating-jew?

Por lo tanto, señor Mackenzie, déjeme enfatizar que cada una de las palabras pronunciadas por Roger Waters sobre Palestina e Israel tienen toda la lucidez y responsabilidad del caso. Eso lo sabe alguien de izquierda como de derecha, pero el fanático posiblemente lo ignore.

Por respeto al mismo judaísmo, es necesario parar esta manipulación conceptual. Judaísmo no es sionismo, o si no que traigan a algún judío ortodoxo de Neturei Karta para que lo explique.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
3578

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
En redes
Roger Waters maravillado con el coro de niños bogotanos. Video

Roger Waters maravillado con el coro de niños bogotanos. Video

Nota Ciudadana
¡Qué contraste! mientras Duque recibe a Maluma, Maduro es homenajeado por Roger Waters

¡Qué contraste! mientras Duque recibe a Maluma, Maduro es homenajeado por Roger Waters

Deslumbrante: así será el show de Roger Waters en El Campín

Deslumbrante: así será el show de Roger Waters en El Campín

30 000 colombianos nos drogamos anoche frente a Duque

30 000 colombianos nos drogamos anoche frente a Duque