El museo de Falcao en Bogotá

En 'La Cueva del Tigre' viven el Mundial con el número 9

El museo de Falcao en Bogotá

Algún turista con cara de despistado, de claro acento madrileño, delatado por su camiseta del Atlético de Madrid, observa con detenimiento una de las cientos de fotografías que se exhiben en La Cueva del Tigre, el bar-restaurante-museo del delantero colombiano que él mismo ha promovido junto con su papá, el también exfutbolista Radamel García, y el empresario Daniel Gómez. El bar, que echó a andar al norte de Bogotá aprovechando los primeros pasos del Mundial de Brasil 2014, se ha convertido en poco tiempo en una especie de templo de peregrinaje de los más fervorosos hinchas del delantero samario, el gran ausente en la cita brasileña.

Entre estos peregrinos encontramos al turista español que responde al nombre de Ricardo, confeso hincha del Atlético y de la Selección de España, que preciso cae derrotada con estrépito frente a Chile en todas las pantalas de televisión de alta definición del bar. “Me enteré de este lugar y aproveché que estaba unos días en Bogotá para conocerlo, todavía me emociono viendo esas camisetas, las fotos y los recuerdos del paso de Falcao por el Atlético, nos dio mucho, nunca lo olvidaremos y lo llevamos en nuestro corazón, qué lástima no haya podido estar con nosotros en este año fantástico, creo que con él en el campo no se nos hubiera escapado la final de la Champions, él fue todo un crack en las finales europeas”.

Efectivamente, la etapa colchonera de Falcao es una de las grandes protagonistas de los muros de local. Imágenes para la historia, la del Tigre y la del Atlético. A Ricardo le llamó especialmente la atención el enorme afiche de Falcao con un tigre de bengala en una de las porterías del Calderón. Todas las fotos están firmadas por él y en las que aparece el papá se encuentra la firma de ambos. El propio jugador, que estuvo en el local el mismo día de su apertura coincidiendo con la inauguración de Brasil 2014, acompañado de su esposa, su hija, su papá, Dani Gómez y la familia de este, señaló estar muy gratamente impresionado de cuanto allí se recoge. Muchos momentos gloriosos para recordar, y como él mismo dice, “ser conscientes de que Dios me ha dado más de lo que me ha quitado”, al hilo de su triste ausencia del campeonato de la FIFA.

Conforme se entra, en la parte derecha, la primera pared está dedicada a la época de esplendor como profesional de Radamel García, el nacimiento de Falcao, sus primeros pasos con el balón acompañando a su papá por los diferentes estadios donde este se desempeñaba tanto en Colombia como en Venezuela. Posteriormente se van abordando las diferentes etapas suyas hasta llegar al profesionalismo, y ahí es donde aparecen diplomas, recuerdos, camisetas y fotografías dignas de todo un museo particular. Hay un generoso espacio dedicado a su despunte como jugador de élite en las filas de River Plate, luego en su gloriosa etapa europea que nace en Oporto, donde compartió buenos momentos con su familia y con otros ilustres colombianos como Guarín y James. La parte colchonera, en la que nuestro turista madrileño andaba cuando lo abordamos, y finalmente Mónaco.

Por supuesto hay un amplio espacio de fotos inolvidables dedicado a la evolución de Falcao con la Selección Colombia, desde sus inicios en la departamental de Bogotá, siguiendo con su ascenso a través de las inferiores hasta llegar a la de mayores y la última época, la que lo convirtió en jugador franquicia y referencia del 9 de Colombia, con esa brillante clasificación para Brasil. Es en ese espacio donde los regentes del local quisieron rendir un pequeño homenaje paralelo a uno de los jugadores más admirados por Falcao desde que era un niño, el brasileño Ronaldo Nazario. Daniel Gómez dice que la cara del Tigre fue de gran satisfacción cuando reconocía el local el pasado 12 de junio y vio junto a grandes fotografías suyas con Colombia estas otras de Ronaldo. “Le dije que ese había sido un gusto mío, y él me respondió ‘mío también’, y aprobó que le hubiéramos cedido ese espacio al que en su día fue conocido como ‘el extraterrestre’ en el fútbol mundial”, señala.

Dani, ideólogo de esta realidad, amigo de Falcao y de Rada de tiempo atrás, explica a los lectores de Caminantes y Caminos en Las2Orillas que el motivo de la pared de la izquierda conforme se entra al local, “fue aprovechar que era el Mundial, y aquí hay un recorrido en imágenes de la historia de los mundiales y del papel de Colombia en los mismos. Muy probablemente más adelante, cuando acabe Brasil, este espacio lo rellenaremos con más piezas de Falcao. Pero por ahora se ven cosas muy curiosas aquí, como por ejemplo el logo de Colombia 1986, ya que nuestro país iba a acoger la copa ese año aunque finalmente no se pudo y fue México la que vio a Maradona alzar el trofeo. También vemos la foto del famoso error de Higuita frente a Robert Milla y la del gol de Rincón a Alemania. Hemos hecho especial énfasis en Colombia pero tenemos de todo, aquí vemos Inglaterra 1966, el primer mundial con mascota, o la foto de México 70 cuando entra Adidas como patrocinadora del balón".

El Tigre de Dios

A Radamel García, el papá del jugador, presente a diario en el local y requerido por unos y otros, también se le nota contemplar con orgullo esta especie de museo bogotano donde compartir con el gran público tantos recuerdos. Y es que a pesar del gran protagonismo de su hijo, también hay una parte que recoge su propia historia, la antesala de la del Tigre. Lo primero que le preguntamos fue por el origen de esta iniciativa: “Dani fue el culpable, él es un gran amigo nuestro, un gran fanático del fútbol en el mejor sentido de la palabra y un hincha acérrimo del Inter de Milán italiano. A él fue al que se le ocurrió la idea un día. Se lo comentamos a Falcao, quien desde un principio quedó encantado con ella y nos pusimos a darle forma. El nombre final sí fue más inspiración nuestra, había por ahí otros candidatos pero La Cueva del Tigre se nos hizo el más chévere porque en realidad pretendemos eso, que esto sea un refugio futbolístico donde poder compartir con los hinchas todos estos recuerdos y ojalá aquí vivir futuros logros de Falcao”.

De las cientos de fotografías que se exhiben en La Cueva del Tigre, para Radamel, que las observa con gran sentimiento, “las que me traen más entrañables recuerdos son las de su niñez, cuando me acompañaba en las canchas y se ponía mi brazalete de capitán. Pude verlo crecer y ver el talento que tenía dentro, y me emociono cuando veo eso resumido en esos cuadros, como también lo hice leyendo las páginas del libro El Tigre de Dios”. Palabras que uno agradece. De hecho muchas de esas fotografías están en la obra editada por Pengüin Random House (Grijalbo) por cortesía del propio Radamel.

Acabamos haciéndole la misma pregunta que le hacen todos los visitantes del bar que desfilan por allí y que se interesan por el futuro de Falcao. Se ratifica una vez más el porqué de llamarlo el Tigre de Dios: “Nosotros todo se lo ponemos a Dios, Él le ha quitado esto pero seguro que más adelante se lo recompensará, porque hasta ahora es más lo que le ha dado que lo que le ha quitado. Hay que estar tranquilos, confiar en Dios, recuperarse completamente, que siga su carrera y esperar a ver. Las cosas suceden por algo, si Dios no quiso que fuera ni al Mundial Sub 17 ni ahora a Brasil es porque algo le quiere mostrar”.

Por ahora lo que se muestra a Bogotá, Colombia, el mundo entero y cuantos 'peregrinos' admiradores de Radamel Falcao se acercan a la confluencia de la carrera 17 con la calle 122 es este acogedor museo-bar que desprende pasión y sentimiento futbolero por todos sus poros. Desde la Cueva por lo pronto están dando ánimos al resto de compañeros de Falcao: “Vemos bien a la Selección, clasificaremos a la segunda ronda y luego paso a paso a ver qué sucede”, comenta Radamel con el asentimiento de los demás. Que así sea. Por lo pronto no se equivoca.

-.
0
3659
Richard Aguilar, detenido por corrupción pero con monumento a su ego

Richard Aguilar, detenido por corrupción pero con monumento a su ego

El invento de Tulio Gómez que revivió a almacenes La 14

El invento de Tulio Gómez que revivió a almacenes La 14

'Lula' de cara a la reconquista de Brasil y buscando desbancar a Bolsonaro

'Lula' de cara a la reconquista de Brasil y buscando desbancar a Bolsonaro

Con Encanto llegaron las flores colombianas a Corea y a Japón

Con Encanto llegaron las flores colombianas a Corea y a Japón

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus