El mercado laboral, las mujeres y la equidad de género

La mayor parte de personas que viven en pobreza son mujeres. ¿Por qué la mujer no es valorada en el mercado laboral? ¿Por qué existe esa desigualdad?

Por: Steven Nicolás Pérez Lizarazo
noviembre 07, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El mercado laboral, las mujeres y la equidad de género
Foto: Pixabay

En el presente análisis plantearé razones para abordar este tema tan complejo y delicado.

En primer lugar, conoceremos a fondo el problema que afronta la mujer en el mercado laboral, y, luego, la alta tasa de desigualdad que tiene el género femenino (casos puntuales).

¿Por qué la mujer no es valorada en el mercado laboral? ¿Por qué existe tanta desigualdad en el género femenino? Las mujeres enfrentan grandes desventajas en el mundo laboral. Les pagan menos que a los hombres, incluso cuando hacen lo mismo. Y esto no se explica porque ellas sean menos productivas o estén menos educadas sino por prácticas discriminatorias, normas sociales y patrones de conducta que las conducen a oficios peor remunerados y a menos progresos en su trayectoria laboral.

Cada día, las mujeres sufren desigualdad y discriminación. Se enfrentan a situaciones de violencia, abusos y un trato desigual tanto en su hogar como en su entorno de trabajo y sus comunidades solo por el hecho de ser mujeres. También se les niegan oportunidades para aprender, obtener ingresos, hacer oír su voz y liderar. La mayor parte de las personas que viven en situación de pobreza son mujeres. En comparación con los hombres tienen un menor acceso a recursos, poder e influencia, y pueden experimentar una mayor grado de desigualdad debido a su clase, etnia o edad, así como debido a creencias religiosas y fundamentalistas.

“La desigualdad de género es un factor clave de la pobreza y menoscaba gravemente los derechos de las mujeres”

¿Hablamos sobre este tema, pero entendemos que es desigualdad? Muchas personas manejan el término, pero no siempre queda claro. Entiéndase desigualdad a la cualidad de ser una cosa diferente de otra o de distinguirse por tener características, valores o rasgos que la hacen diferente. Es lo opuesto a la igualdad.

La desigualdad también puede referirse a la falta de equidad, equilibro o igualdad entre dos o más personas, cosas, hechos o realidades. En este sentido, puede relacionarse con cuestiones sociales (desigualdad social, económica, educativa, de género) de las cuales se ocupa la disciplina de la sociología.

Abordaremos dos clases de desigualdades: la social y la económica.

Se conoce como desigualdad social a la situación socioeconómica por la cual un individuo recibe un trato desigual o diferente en función de su posición social, económica, su creencia religiosa, su color de piel, su género, sus preferencias sexuales, su lugar de procedencia o su cultura, entre otras cosas. Por esta razón, la desigualdad social se manifiesta en un trato diferente o discriminatorio hacia las personas por tener alguna de las características antes mencionadas. En este sentido, puede ser positiva, cuando la beneficia al individuo, o negativa, cuando va en perjuicio de sus derechos.

Un caso puntual: el día 16 de septiembre de 2021 en la ciudad de Cúcuta se presentó un homicidio a una mujer realizada por su esposo; este caso que plantearé; se trata de Sandra Milena Vera, una mujer que fue asesinada por Juan Beltrán. La opinión menciona lo siguiente, “La mujer, por temor, tuvo que vivir un ‘infierno’ al lado de Juan Beltrán. Sin embargo, no lo denunció. Ayer, él la asesinó de dos tiros” de igual forma, “las discusiones y las amenazas, que incluían intimidaciones con una pistola, finalmente terminaron haciéndose realidad, ayer en la mañana, cuando Beltrán accionó el arma en dos oportunidades contra la mujer que lo acompañó durante 17 años fue una realidad”. (Fuente: LaOpinion.com.co)

Podemos evidenciar con este ejemplo cómo el hombre tiene ese poder de vulnerar los derechos a la vida, la igualdad, la libertad y la dignidad humana que tiene el genero femenino, por esta razón, la mujer afronta un peligro frecuente en la sociedad, solo por el hecho, de ser mujer. De esta manera podemos evidenciar cómo la mujer no “tiene derechos” a decidir en algo o afrontar en una situación tan compleja.

De igual manera, la desigualdad económica es aquella que está relacionada con la distribución de la renta en la sociedad. Estas desigualdades influyen en el nivel de acceso que tienen las personas a los bienes y servicios, se refleja, sobre todo, en las diferencias de ingresos que dividen a las personas entre ricos y pobres. Las diferencias de ingresos son particularmente marcadas entre profesionales altamente especializados y personas con ocupaciones comunes, que requieren menos capacitación.

Todos estos factores acaban por estratificar a nuestras sociedades y dividirlas en tres grandes grupos: la clase baja, la media y el alta, siendo que cada uno de estos grupos tiene una serie de privilegio y limitaciones que le son propios, pues están directamente relacionados con su capacidad de poder adquisitivo.

Otro caso puntual: en el municipio del San José de Cúcuta somos una de las ciudades con alta tasa de desempleo a nivel de 23 ciudades tomadas por el DANE, Cúcuta afrontaba con el 20, 3% de desempleo, y en comparación de la ocupación informal, tiene un mayor porcentaje en la actividad informal, es decir, que Cúcuta es calificada en estos momentos como unas de las ciudades con más informalidad en el sector del empleo, con un porcentaje del 70,0%. Por esta razón, en el mes de febrero y abril la tasa de desempleo por género masculino era del 18,5% y del género femenino del 23,9%, podremos deducir como la mujer en tiempos de dificultades presenta una mayor complejidad en el mercado laboral.

“El género femenino no es bien remunerada en el mercado, la falta de oportunidades y garantías son muy escasas para ellas; el hombre es un ser muy egoísta con la mujer”

Para concluir, entendemos que la justicia de género como la igualdad y equidad total entre hombres y mujeres en todos los ámbitos de la vida. Como resultado, las mujeres, al igual que los hombres, pueden definir y contribuir al diseño de las políticas, estructuras y decisiones que afectan a sus vidas y a la sociedad en su conjunto

“Mejorar la legislación y las políticas es necesario, pero no suficiente. Si queremos poner fin a la pobreza y combatir la desigualdad, debemos transformar también las relaciones de género y poder, así como las estructuras, normas y valores sociales que las determinan. Creemos que uno de los factores más importantes a la hora de mejorar de forma sostenida los derechos de las mujeres es que estas asuman el control y emprendan acciones colectivas, pues son una poderosa fuerza para poner fin a la pobreza de todas las personas” - OXFAM Justicia de género y derechos de las mujeres.

-.
0
300
Irina Karamanos, la feminista que aceptó ser primera dama de Chile en medio de críticas

Irina Karamanos, la feminista que aceptó ser primera dama de Chile en medio de críticas

Luis Pérez, el aliado de los paramilitares y Petro

Luis Pérez, el aliado de los paramilitares y Petro

“Daniel Quintero es demasiado burdo para esta ciudad a pesar de su carita de ángel”: Alonso Salazar

“Daniel Quintero es demasiado burdo para esta ciudad a pesar de su carita de ángel”: Alonso Salazar

El primer exfarc en lograr una alcaldía le puso agua a su pueblo: Turbaco, Bolívar

El primer exfarc en lograr una alcaldía le puso agua a su pueblo: Turbaco, Bolívar

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus