El manuscrito de ¡Qué viva la música! que no dejaron llegar a Cali

Por trabas burocráticas, Ana Roda, directora de la Red de Bibliotecas del Banco de la República y su subgerente no lograron que el documento llegara para el homenaje

Por:
marzo 09, 2022
El manuscrito de ¡Qué viva la música! que no dejaron llegar a Cali

Este pasado 4 de marzo Cali se vistió de fiesta para celebrar la vida y obra del escritor caleño Andrés Caicedo. La alcaldía de su ciudad lo honró con una serie de eventos culturales que demostraron la gran influencia de su legado a nivel local y nacional.

En la biblioteca pública de El Centenario, la más antigua de Cali, se abrió la exposición titulada “Sin más destino que la eternidad” dedicada a su icónica obra. En ella se exhibió la máquina de escribir y varios libros que le pertenecieron al escritor y que fueron donados por mi. Estos objetos hacen parte de mi extenso archivo personal que estará depositado en la biblioteca del Centenario. Una pieza clave en la exposición, pensaron los curadores, era poder obtener como préstamo el manuscrito original de ¡Que viva la música!, escrito a mano por el autor. Este incunable forma parte del copioso archivo de Andrés Caicedo que mi padre donó a la Biblioteca Luis Ángel Arango en el 2007.

Desde el mes de enero de este año, el director de la red de bibliotecas de la secretaría de cultura de Cali, Yefferson Ospina, y el subsecretario de cultura Leonardo Medina, se pusieron en la tarea de poder contar con el manuscrito y solicitaron el préstamo a la BLAA. Semanas pasaron a la espera de que Ana Roda, directora de la biblioteca, y Angela Pérez, subgerente cultural del Banco de la República tomaran una decisión definitiva para que el documento pudiera formar parte de la exposición.

Desafortunadamente, el manuscrito original nunca llegó a la ciudad de Cali debido a múltiples inconvenientes “administrativos”. Personalmente, como admiradora de la obra de Andrés y como amante apasionada de las bibliotecas públicas, siento una gran frustración ante este hecho. Honestamente me resulta incomprensible el laberinto burocrático de la biblioteca Luis Ángel Arango. No solamente incomprensible sino también profundamente frustrante, ya que bien sé que las burocracias siempre tendrán no solamente la última palabra pero la” justa” razón: con ellas y su laberinto siempre habrá un papel u otro documento o un sello más que se necesite después de haber entregado papeles y documentos: uno tras otro para finalmente llegar a la conclusión que se necesita otro más.

Siempre habrá otro más. Por lo tanto, nunca hay forma de demostrar que es la burocracia la que es simple y llanamente ineficaz. Este tipo de sistema burocrático es y será para mi el ejemplo mas claro de la perfecta eficacia de la ineficacia. Las consecuencias en este caso en particular son muy tristes: un pequeño libro escrito a mano no pudo ser exhibido porque no se encontró la forma de hacerlo. Y yo me pregunto, si una biblioteca al servicio del público no muestra o exhibe a ese público lo que tiene guardado, ¿Cuál es el propósito de tenerlo tan excesivamente guardado? ¿Qué propósito tiene un archivo cuando su contenido está fuera del alcance de la gran mayoría de las personas interesadas en él?

¿Cómo puede ser justificado que ese pequeño libro de gran importancia para la exhibición no haya podido ser transportado en préstamo de Bogotá a Cali para celebrar con sus lectores los 45 años de su nacimiento literario? La biblioteca más importante de nuestro país no encontró la forma de llevar esta práctica acción a cabo. La simple posibilidad de un préstamo de biblioteca a biblioteca se desvaneció en un complicado laberinto de firmas y no firmas.

Este frustrante y triste acontecimiento es una prueba de que cuando las burocracias logran su cometido quienes pierden son las mismas personas que sostienen esas mismas instituciones burocráticas.

-.
0
400
Las poderosas mujeres que rodean al alcalde Jorge Iván Ospina

Las poderosas mujeres que rodean al alcalde Jorge Iván Ospina

Bogotá le perdonó casarse con un condenado: la resurrección de Viena Ruiz como la reina de las rumbas

Bogotá le perdonó casarse con un condenado: la resurrección de Viena Ruiz como la reina de las rumbas

Así aprenden chino los niños de los barrios más pobres de Bogotá

Así aprenden chino los niños de los barrios más pobres de Bogotá

El poderoso Flower Rojas la mano turbia de Jorge Iván Ospina en el concejo de Cali

El poderoso Flower Rojas la mano turbia de Jorge Iván Ospina en el concejo de Cali

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus