El maltrato del Festival de Cine de Cartagena a los invitados indígenas

Testimonio de Ysai Muñoz Bueno, director del documental "Sexilio" sobre el trato que recibieron los representantes indigenas en el FICCI 2020

Por: Ysai Muñoz Bueno
marzo 19, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El maltrato del Festival de Cine de Cartagena a los invitados indígenas

Era la primera vez que asistía a un festival tan importante como el Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias, FICCI, que se llevaría a cabo entre el 11 y el 16 de marzo.

A este evento estuve invitado con mi primera realización, el corto documental SEXILIO,  en la categoría MUESTRA INDÍGENA, por lo cual tenía muchas expectativas.

En la ciudad nos encontramos con otros realizadores y realizadoras indígenas para asistir a los diferentes encuentros del festival donde pudimos compartir  experiencias sobre nuestras  diferentes cosmovisiones y cómo las plasmamos en nuestras realizaciones y los caminos que se continuarían transitando para poner la voz y la participación  en estos espacios.

El día 13 de marzo a las 2 de la tarde fuimos notificados sobre la cancelación del festival, muy lamentable, pero comprensible debido a la situación que vive el país por la alerta del Coronavirus. Al día siguiente en una pequeña recepción instalada a un lado de la entrada del hotel fuimos citados por la coordinadora de recursos de hospitalidad del FICCI, Maria Fernanda Caicedo, para decirnos que debíamos abandonar el hotel y la ciudad inmediatamente. Nos dijo que de ser necesario nos ponía un transporte para que nos llevara al aeropuerto donde debíamos cambiar los vuelos que estaban para el día 17 de marzo, ésto implicaba trámites, filas y pagar una penalización monetaria a la aerolínea por el cambio de fecha. Sin contar que esto implicaba exponernos a la situación y el caos que se está viviendo en un aeropuerto internacional como el Rafael Núñez por estos días. Sin importar las dificultades que tuvieran para resolver esta situación,  los indígenas no podían estar en la ciudad.

Fue únicamente a esta población a la que se le exigió la salida inmediata del hotel y de la ciudad  pues a los demás invitados se les permitió continuar alojados en sus hoteles hasta el día en que tenían asignados sus vuelos.

Personalmente, desde un comienzo me rehusé a hacer el cambio, a exponerme a estar en el aeropuerto y a las condiciones que nos impuso la coordinadora de recursos de hospitalidad del festival, la exigencia de salir de la ciudad me pareció excluyente y discriminatoria, sobre todo en un festival que se plantea como un escenario diverso, por lo que se hace necesario que se replanteen la manera en cómo tratan a sus invitados, porque una contingencia como la que se presentó y obligó a cancelar el evento no puede convertirse en una justificación para exponer y tratar a sus invitados así, independientemente de quienes sean.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
500

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana

"En Santa Marta los motociclistas buenos somos más"

Nota Ciudadana
La amenaza silenciosa del Fracking

La amenaza silenciosa del Fracking

El inédito vuelo que recorrió 4 continentes para traer 340 colombianos  

El inédito vuelo que recorrió 4 continentes para traer 340 colombianos  

Nota Ciudadana
Profesores, ¿después del 30 de mayo qué?

Profesores, ¿después del 30 de mayo qué?