El macabro juego de los medios de comunicación en la política

'¿Por qué no destapan la verdadera cara de la democracia colombiana?'

Por: Luisa Fernanda Vélez
noviembre 18, 2015
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El macabro juego de los medios de comunicación en la política
Foto: tomada de comunicacion.gob.bo

Las encuestas de opinión antes de las elecciones al parecer son el arma favorita y letal de los medios de comunicación que aunque se empeñen en negar su poder influyen potencialmente en la decisión de los electores, partamos del hecho que la comunicación igual que la educación siempre son acciones políticas en la medida que tienen el poder de influir sobre las concepciones de la realidad de otros.

Previo a las contiendas electorales, día a día, los medios de comunicación nos muestran índices de posibilidad de victoria y derrota de los candidatos, así como noticias, chismes e información de la vida personal (que nada tiene que ver con el futuro colectivo) que empañan o felicitan las campañas. Pero ¿por qué los medios acceden este juego tan sucio? Esa es la pregunta, a pesar de que este no es un secreto que los medios de comunicación son propiedad de las grandes élites, no solo colombianas sino globales. Poca importancia se le da en la población cuyos análisis coyunturales son nulos, causados por la precaria educación para el mercado y la influencia masiva, desde las telenovelas, los reality shows, muy populares en la actualidad, hasta las noticias son manipuladas por los medios que están al servicio de los sectores financieros simplemente porque ellos son los dueños. Los sectores financieros simplemente son los dueños de todo, más aun si logran apoderarse del poder favoreciendo políticas neoliberales que beneficien a las élites, logran subordinar al pueblo acumulando riquezas: “Ellos no crean riqueza simplemente la acumulan”.

Estudiando teorías psicoanalíticas damos cuenta de la gran influencia que tiene los medios sobre la opinión pública, la gente no se da a la tarea de analizar su realidad y simplemente repiten como loros la información que como virus infeccioso plaga la sociedad. El juego macabro de los medios no solo es hacer publicidad sino encargarse de que un gran grupo de gente sin ningún tipo de representación política real este en contra de otro u otros, aquí la victoria no es del mejor sino del menos peor, del que sepa jugar sucio, entonces se pierde totalmente el fin de la contienda, no se evalúan las propuestas que beneficien un interés colectivos sino que se empaña el trabajo del contrario. Es realmente vergonzoso que en un debate público no se mencionen las propuestas, no se dé respuesta a las dudas, ni se haga un análisis crítico del contendiente, solamente se evade y se formulan retahílas en contra, carentes de argumentos perfectos para una metástasis sensacionalista.

Adentrándonos un poco en el ejercicio electoral no solamente como sufragantes si también como observadores doy cuenta de una serie de elementos que también afectan el pleno y transparente desarrollo de las contiendas, asistí como observadora electoral en el marco de las elecciones de gobernación local en la MOE (Misión de observación electoral), allí confronte la realidad de la situación colombiana en el campo electoral, en un gran porcentaje de los puntos donde se realizó observación en el distrito se presentaron graves delitos, compra y venta de votos así como el traslado masivo de población a otras localidades, fue la constante en la jornada, eso sin hablar de la situación nacional, no muy alejado de la historia colombiana donde el clientelismo ha sido el ganador.

Entonces aquí viene mi pregunta: ¿por qué tanto despliegue periodístico e interés de los medios de comunicación en inferir en las decisiones de los sufragantes, en publicitar o deslegitimar a los candidatos?. ¿Quién controla la información dispuesta para las masas?

Por qué tanto interés en comprobar la transparencia de las elecciones si efectivamente las elecciones están invadidas de corrupción y delitos, ¿por qué no destapan la verdadera cara de la democracia colombiana?

La respuesta es sencilla porque los medios de comunicación hacen parte de la maraña de redes al servicio del poder hegemónico de las grandes élites. Son solo engranajes que encajan perfectamente en el proyecto capitalista suicida, que no solo han logrado convencer a las grandes masas sobre necesidades que nada se relacionan con lo necesario, impulsando el consumo, construyendo un imaginario de progreso atado a la cantidad de bienes o la innovación de los productos respaldado por los créditos que ofrecen los sectores financieros.

Ahora bien, cuando el panorama actual y futuro se pinta de toda una gama de grises es necesario hacer un análisis de los errores que han ocasionado el posicionamiento de las elites económicas en los círculos políticos que en nada tienen como propósito favorecer los sectores populares o el pueblo en general; por el contrario explotarlo al máximo para obtener la mayor cantidad de capital y acumularlo no distribuirlo.

Una fractura en la izquierda que ha perdido apoyo en los sectores populares no solo por la influencia masiva sino también por los malos y corruptos manejos del poder mientras las ultraderechas han maquinado todo un complejo sistema donde se alían o dividen dependiendo del momento y los intereses. Es necesario reconfigurar las colectividades políticas en donde efectivamente se representen todos los actores sociales y sus diferentes exigencias y luchas fortalecidas por los movimientos sociales que sean capaces de exigir garantías y herramientas jurídicas reales para la regulación de los medios de comunicación, sus contenidos e intereses así como de mecanismos efectivos para el pleno desarrollo electoral democrático, tal vez este nuevo momento de imposición de la derecha es la oportunidad para un renacimiento y renovación de la izquierda como diría Sabato en su obra La Resistencia “a la vida le basta el espacio de una grieta para renacer”.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
7069

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
EPM le pone el pecho presupuestalmente a Hidroituango

EPM le pone el pecho presupuestalmente a Hidroituango

Hablan los líderes sociales del Cesar

Hablan los líderes sociales del Cesar

Nota Ciudadana
Jardines Verticales para una Bogotá Verde

Jardines Verticales para una Bogotá Verde

Nota Ciudadana
Richard Sarmiento, el maestro de la magia

Richard Sarmiento, el maestro de la magia