El kínder de Marta Lucía Ramírez

En sus tres campañas presidenciales se ha rodeado de jóvenes que terminan en el gobierno, incluida la joven abogada que es su jefe de gabinete en la Vicepresidencia

Por:
junio 07, 2021
El kínder de Marta Lucía Ramírez

La vicepresidenta y ahora canciller ha logrado crearse un fuerte equipo con muchos jóvenes que la acompañan desde sus tres campañas presidenciales que empezaron en las elecciones del 2010. Su primer intento fue en esa contienda en la que Juan Manuel Santos terminó quedándose con las banderas de la seguridad democrática de Álvaro Uribe y lo sucedió en la Casa de Nariño. Marta Lucía Ramírez empezó a cultivar su aspiración con casi dos años de anterioridad con recolección de firmas, buscando proyectarse como una candidata independiente.

Desde entonces ya se veía rodeada de jóvenes acompañándola o recogiendo por su cuenta firmas para habilitarla en su aspiración presidencial. También en su paso por el Congreso como senadora del Partido de la U en el 2006, su Unidad de trabajo legislativo –UTL-  estaba conformada por jóvenes profesionales. Las elecciones del 2010 también significaron su mutación política y el regreso a las toldas conservadoras, partido del que había sido cercana como Ministra de Comercio Exterior en el gobierno de Andrés Pastrana. Se estrenó en la consulta conservadora compitiendo con Andrés Felipe Arias y Noemi Sanín, quien terminó quedándose con el tiquete azul.

La matrícula en el Partido Conservador fue definitiva para el despegue definitivo de Marta Lucía Ramírez donde se encontró con dos padrinos fundamentales en su carrera: el expresidente Andrés Pastrana en la política y el empresario antioqueño Manuel Santiago Mejía como financiador mayor de su actividad política. Ya con el sello conservador participó en las elecciones del 2014, compitiendo con Oscar Iván Zuluaga por el Centro Democrático y Juan Manuel Santos quien buscaba su reelección que terminó consiguiendo.

Volvió a intentar llegar a la Presidencia en el 2018. Empezó por participar en la Gran Consulta por Colombia en la que se enfrentó con Iván Duque del Centro Democrático y Alejandro Ordóñez. Su derrota terminó siendo su gran oportunidad: ser la fórmula vicepresidencial de Iván Duque y llegaron a la Casa de Nariño.

La victoria de Iván Duque hizo que Ramírez fuera la primera vicepresidenta mujer de la historia de Colombia.

Llegó con sus muchachos que la acompañaron en la campaña, además de muchos otros importantes de su equipo de campaña que logró colocar en puestos claves como Angela Orozco –gerente de todas sus campañas- en el Ministerio de Transporte, Emilio Archila en la Consejería para la normalización y ahora Alto Comisionado de Paz, y Jorge Hernando Pedraza, excongresista de Boyacá quien desde Lima maneja la Comunidad Andina de Naciones.

En Palacio, en el equipo que proyecta discursos e intervenciones del presidente Iván Duque, está Alejando Salas, quien la ha acompañado en todas sus luchas electorales, para mencionar solo algunos de sus coequiperos bien colocados en el gobierno y en el exterior donde tiene cercanos embajadas y distintos cargos diplomáticos como Yadir Salazar quien ocupaba el cargo de Ministra Consejera en la embajada de Alemania con el embajador Hans Peter Knudsen –también cercano a Ramírez- y quien ahora será la jefe de gabinete en la cancillería.

Juan Camilo Ostos (derecha) fue el gerente de estrategia de la campaña de la vicepresidenta en 2018.

En la campaña de Marta Lucía Ramírez con las banderas del Partido Conservador en el 2014, apareció un buen grupo de jóvenes que se sumaron a las estructuras del Partido Conservador. Sobresalió en el equipo de Santander Héctor Mantilla, quien con solo veinte años, se convirtió en el gerente de la campaña en su departamento. El apoyo a Ramírez se vio retribuido con un premio muy alto para un político de su edad: aspiró a la alcaldía de Floridablanca y lo logró en octubre de 2015. Desde entonces es uno de los pupilos de Marta Lucía Ramírez quien además fue la madrina de su matrimonio.

Durante cuatro años, la alcaldía del municipio vecino a Bucaramanga se convirtió en un eje para ir ampliando espacios y consolidando el apoyo a Marta Lucia Ramírez en Santander.  Mantilla trajo para que lo acompañara como asesor de su despacho al abogado Emiro Cortés, quien había estado vinculado a la campaña en el departamento del Magdalena. Además nombró secretario de Educación a Juan Carlos Ostos, boyacense padre de Juan Camilo Ostos, quien había sido el gerente de la campaña en Boyacá. La alcaldía de Floridablanca fue un laboratorio que les permitió estrenarse en la actividad pública. Ostos fue designado como gerente de la estrategia de Ramírez en la campaña de 2018.

La vinculación de funcionarios de fuera de Santander le generó fuertes críticas al alcalde Héctor Mantilla.

Ya en la vicepresidencia, Martha Lucia Ramírez recogió su equipo y Juan Camilo Ostos fue nombrado viceministro de Transporte con su amiga y la más cercana de las coequiperas Angela Orozco como ministra. En junio del 2020, Orozco planteo el cambio en su equipo y el relevo de Juan Camilo Ostos, ocasionándole un gran disgusto a la vicepresidente que terminó llevándoselo a trabajar al lado suyo en el despacho. El plan era que su remplazo en transporte fuera Héctor Mantilla pero la ministra nombró a Clara Ligia Valderrama.

El samario Emiro Cortés tampoco se quedó por fuera de la baraja burocrática. Empezó en la Unidad de Gestión de desastres, pero se le dio la oportunidad de regresar a su departamento cuando la vicepresidente logró que otros de sus pupilos, Andrés Rugeles, quien se desempeñaba en la Consejería para la transparencia en la Presidencia fuera encargado de la alcaldía de Santa Marta, cuando el alcalde electo Rafael Martínez fue suspendido del cargo.

Cortes fue nombrado asesor de Rugeles, quien tuvo un efímero paso de tres meses en la alcaldía –Martínez regresó a su cargo- y en compensación Marta Lucia Ramírez lo hizo nombrar Representante Permanente Alterno ante la embajada de Naciones Unidas en Nueva York, bajo el mando del embajador Guillermo Fernández de Soto, otro conservador ex canciller de Andrés Pastrana. Cortés es contratista en el Ministerio de Transporte, donde entre los funcionarios están varios colaboradores de la campaña de Ramírez.

Héctor Mantilla se trasladó de Floridablanca a Bogotá a desempeñarse como asesor de la vicepresidenta hasta que se dio la vacante en la Comunidad Andina en Lima y la cabeza del organismo, Jorge Hernando Pedraza, lo nombró como su jefe de gabinete.

Del viceministerio de justicia, Juanita López Patrón pasó a ser mano derecha de la vicepresidente

Juanita López Patrón, la actual jefe de gabinete de la vicepresidente es otra joven abogada. Nieta del exministro Justicia Edmundo López e hija del exgobernador de Córdoba Miguel Rafael López, muy cercanos al expresidente Álvaro Uribe y vinculados a la campaña presidencial de Duque en Cordoba. Juanita López llegó al viceministerio de justicia con Gloria María Borrero, un nombramiento técnico en el primer gabinete de Duque y quien venía de dirigir la Corporación Excelencia de la Justicia.

Con gran solvencia profesional Juanita López renunció al viceministerio cuando Margarita Cabello se retiró para aspirar a la Procuraduría y Wilson Ruiz, cuota política de Germán Vargas Lleras, la reemplazó. Se preparaba para reiniciar una nueva vida profesional tras su retiro en septiembre de 2020, cuando la vicepresidente la nombró jefa de gabinete, un cargo de gran responsabilidad. Es tal la confianza que le tiene Marta Lucía Ramírez que le encomendó temas claves del empalme en la cancillería mientras llegaba a asumir las riendas Yadir Salazar.

Si bien estos son cargos sobresalientes en el gobierno, la cosecha de la vicepresidente de jóvenes con vocación pública es grande y ella se ha ocupado de irlos colocando en posiciones en distintos instituciones del gobierno.

-.
0
11300
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Lástima que los candidatos no fueran los vicepresidentes

Lástima que los candidatos no fueran los vicepresidentes

Previsible

Previsible

Qué le pasó a Marta Lucía

Qué le pasó a Marta Lucía

Nota Ciudadana
Caricatura: El

Caricatura: El "sesudo" análisis de la vicepresidenta