El individuo de la casa de apuestas

En la desigualdad que vivimos, el único recurso que nos queda es la divina providencia, a la cual se encomiendan pasivamente las gentes de corazón noble

Por: Fabian Camilo Doncel
enero 25, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El individuo de la casa de apuestas
Foto: Pixabay

Anoche me encontré con el sujeto de la foto y me resultó imposible no retratar su paciente labor cabalística. Obsesionado por descifrar la suerte y tratando de arrebatarle al destino, mediante la tan anhelada combinación mágica, su pequeña porción de éxito, el individuo examinaba con rigurosidad religiosa las diferentes alternativas numéricas que le ofrecía una cartilla delgada como si se tratase del más completo ejemplar técnico de análisis estadístico para invertir en la bolsa de valores.

Me pregunté si el sujeto estaba consciente de que la probabilidad de atinar, en un juego de azar, mediante instrucciones escritas —en muchas ocasiones contradictorias— era un completo despropósito y si la dedicación sacerdotal con la que se abandonaba al cálculo metafísico de la fortuna le daría una alegría repentina el día menos esperado o si, por el contrario, el paso del tiempo le dejaría tan vacía la esperanza como vacíos quedaban sus bolsillo después de apostar su provisión en el oscuro entramado del mundo de las apuestas.

Verle sus manos cansadas, sus guantes sucios y viejos, su mirada perdida entre guarismos, pero con la confianza plena en la escurridiza fortuna me sorprendió tanto que llegué a considerar que, en la desigualdad que vivimos, el único recurso que nos queda es la divina providencia a la cual se encomiendan pasivamente las gentes de corazón noble o al ejercicio feroz del crimen los muchos que se rebelan a descender en los pozos de la miseria sin dar al menos la batalla y llevarse con ellos, como equipaje, un puñado de almas.

No sé si el muchacho haya encontrado la fórmula mágica para determinar la suerte y se encuentre próximo a mudarse a Suiza después de ganarse el Baloto o si el día de hoy regrese con su biblia de prestidigitador a la misma ventana, con la fe renovada y su provisión diaria dispuesto a jugarse la vida en la indescifrable monotonía a la nos han sometido los plenipotenciarios reyes de esta tierra.

-.
0
1371
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
El fracaso de la novela de Martín Elías revivió a 'Cafe con aroma de mujer'

El fracaso de la novela de Martín Elías revivió a 'Cafe con aroma de mujer'

Nota Ciudadana
Resucitan los tres huevitos

Resucitan los tres huevitos

Nota Ciudadana
Las mujeres y los jóvenes ganan una miseria en comparación con los hombres

Las mujeres y los jóvenes ganan una miseria en comparación con los hombres

Nota Ciudadana
Ariel Ávila llega a Medellín a reforzar campaña de Fajardo

Ariel Ávila llega a Medellín a reforzar campaña de Fajardo