Opinión

El impacto nefasto de las redes sociales en el desarrollo espiritual (II)

La realidad virtual nos está alejando de nuestra esencia y de nuestro propósito.¿Qué podemos hacer?

Por:
septiembre 12, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El impacto nefasto de las redes sociales en el desarrollo espiritual (II)
Sugerencias de Swami Shivananda: “No odiar por las redes. No juzgar a los otros por su estatus virtual…”

En mi columna anterior hice alusión a una conferencia a la que asistí sobre las redes sociales y su impacto negativo en el desarrollo de la conciencia de los seres humanos. Ese desarrollo de conciencia, o desarrollo espiritual, es la labor principal de la vida, refieren los maestros y los sabios de distintas épocas y tradiciones.

La realidad virtual que hemos creado es nociva para el ser humano y para nuestra evolución porque entorpece la concentración, impide el pensamiento profundo, se aprovecha de nuestra necesidad psicológica de estatus y reconocimiento, nos impide saborear el presente, alimenta nuestros vicios y patrones, genera adicción, consume nuestro tiempo y energía (los recursos más valiosos que tenemos) y nos distrae para que no miremos hacia adentro.

La primera realidad virtual con la que luchamos, según los vedas, las escrituras sagradas de la India, es la Maya, el mundo externo, que no es la realidad última, pues en esencia somos conciencia pura (el Ser o Atman), y lo demás, lo externo, es ilusorio, una proyección de la mente. Es decir que la realidad en la que vivimos es un campo holográfico de experimentación. Campo que no vemos como es sino como somos. Así experimentamos el mundo.

 

 

La realidad virtual del Internet es la creación de una realidad
paralela a la realidad holográfica original, es decir,
una segunda realidad virtual que nos aleja de la riqueza del mundo interior

 

Por ello, la realidad virtual del Internet es la creación de una realidad paralela a la realidad holográfica original, es decir, una segunda realidad virtual que nos aleja de la riqueza del mundo interior. Con ello, la batalla es doble. Debemos luchar contra esa realidad del Internet y contra la realidad material, de por sí muy envolvente, según refiere la Sabiduría Védica.

Cada vez estamos más desconectados de nuestra esencia y más apegados a realidades virtuales que nos desconectan y nos alejan del autoconocimiento y de nuestra evolución. ¿Qué podemos hacer?

Quiero compartir con ustedes algunas sugerencias y reflexiones que expuso Swami Shivananda en su conferencia sobre este tema. Estas sugerencias están basadas en las enseñanzas de la Madre Shaktiananda y el Mahavatar Babaji y la visión del Kriya Yoga, y nos ayudan a revertir el daño causado por el contacto excesivo con el mundo virtual:

 

1-No odiar por las redes.

2-No juzgar a los otros por su estatus virtual.

3-Dedicar un tiempo limitado a las redes y usarlas de manera consciente.

4-Dedicar tiempo a meditar y a hacer contacto interno.

5-Leer libros en físico.

6-Pasar tiempo en la naturaleza.

7-Dedicar tiempo al “pratyahara”, es decir, llevar los sentidos hacia adentro, por ejemplo, con la relajación que, como la meditación, cambia el funcionamiento del cerebro.

8-Vincularse a escuelas de desarrollo de conciencia y buscar un maestro espiritual.

9-Llevar una alimentación consciente, ojalá vegetariana.

10-Tomar mucha agua.

11-Estar atentos al momento presente.

12-Aprender a  respirar de manera profunda.

13-Tener cuidado con el Wifi y los campos de radiación.

14-No usar el celular pegado al cuerpo.

 

En síntesis, como dice la Madre Shaktiananda: “Si te vas a conectar, que sea con tu Ser. Si vas a compartir, que sea tu Verdad”

Con todas las anteriores acciones, se puede hacer pedagogía. El mundo de la educación debe empezar a preocuparse por estos temas para que nuestros cerebros y los de nuestros estudiantes (niños y adolescentes) no pierdan su potencial y podamos generar autoconocimiento. Los colegios tenemos una responsabilidad muy grande para educar en este tema, moderar el uso las redes sociales (no se trata de prohibir pero sí de generar conciencia) y enseñar a los estudiantes a conectarse con ellos mismo, con su mundo interno, sus anhelos, sus emociones, sus cuerpos, sus sueños, sus pasiones y sus metas, porque sólo ahí, en ese contacto, encontrarán respuestas a su felicidad, paz y plenitud.

 

Algunas sugerencias de Swami Shivananda: “No odiar por las redes. No juzgar a los otros por su estatus virtual…” Foto: Twitter/Swami Shivananda

-Publicidad-
0
1440
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Y tú, ¿por qué razón no te suicidas este año?

Y tú, ¿por qué razón no te suicidas este año?

El impacto nefasto de las redes sociales en el cerebro y la conciencia (I)

El impacto nefasto de las redes sociales en el cerebro y la conciencia (I)

Una escuela diseñada por un maestro espiritual

Una escuela diseñada por un maestro espiritual

¿Una educación para el siglo XXI?

¿Una educación para el siglo XXI?

Un fenómeno espiritual en Bogotá (y no es el papa)

Un fenómeno espiritual en Bogotá (y no es el papa)

¿Qué es eso de la Jardinería Kármica?

¿Qué es eso de la Jardinería Kármica?

A propósito del caso Uribe Noguera: algunas reflexiones sobre los currículos formativos

Conciencia ambiental y consumo de carne