El hospital San Juan de Dios: un muerto viviente

Estas ruinas de película de terror son lo que queda de lo que una vez fue el mejor hospital universitario de Colombia

Por:
octubre 24, 2013
El hospital San Juan de Dios: un muerto viviente

Desde hace 13 años el hospital San Juan de Dios está abandonado. La desidia reina allí. Las enredaderas son ahora las dueñas de los muros, paredes y pasillos por donde alguna vez cientos de pacientes fueron atendidos por los médicos de la Universidad Nacional.

El aviso de Urgencias se apagó para siempre. El parpadeo rojiazul de las sirenas de las ambulancias cesó en las grandes puertas de vidrio quebradizas y vencidas ante el ineluctable paso del tiempo. En los altoparlantes por los que se escurría una voz estentórea llamando a los  médicos de turno a las salas, ahora anidan los pájaros. En sus 22 edificaciones que conforman el complejo hay un nuevo rey: la herrumbre.

Visitarlo es como viajar a un hospital de Beirut en el Líbano después de un bombardeo. Camastros, pedazos de sillas en las salas de espera, y uno que otro pedazo de tela de tapabocas o de uniformes médicos asoman del piso que se desvencija con cada baldosa que el tiempo le roba. Pero en la morgue todavía hay cuerpos, sí: un par de desafortunadas ratas y un gallizano que murieron de hambre entre las ruinas.

Así yace hoy el San Juan de Dios, en la carrera décima con calle primera de Bogotá, en pleno corazón de la ciudad. Esta ahí, sumergido como un viejo buque que zozobró a un naufragio y sirve de barrera de coral en el fondo del mar. Tal vez un testigo mudo del naufragio del sistema de salud en Colombia, que ahora el presidente Santos y el Congreso quieren reformar y sacar a flote o hundirlo más.

El 13 es un número que tiene una asociación macabra, más en época de brujas. Trece son los años que completa cerrado el San Juan de Dios en este 2013. Trece son los meses de prisión que pagó Pablo Ardila, quien como gobernador de Cundinamarca nombró a la liquidadora del San Juan de Dios, Anna Karenina Gauna, en 2009 cuando lo investigaron por malos manejos administrativos durante su paso por la gobernación. Y en la página 13 comienza la mejor y más completa historia contada sobre el hospital San Juan de Dios por el Instituto de Patrimonio Cultural que se puede leer aquí.

El número 13 parece también destinado a revivir el San Juan de Dios. El Alcalde Mayor de Bogotá, Gustavo Petro, ha prometido ofrecer 130.000 millones de pesos para comprarle el hospital a la ciudad y que en un futuro sirva de centro de investigación científica de la comunidad. Las propuestas  de los nuevos dueños del San Juan de Dios las estudiará el Ministerio de Cultura y la Procuraduría, el plazo para presentarlas vence el 30 de octubre, un día antes de acabar el mes que tiene 31 días. Otra vez el 13 pero al revés, ojalá el revés no sea para que siga en ruinas el San Juan de Dios y vuelva de la oscura y pestilente muerte a la alegría de la vida.

Fotos: Daniel Correa

-.
0
18353
Tres esposas de militares, vueltas contratistas por el ministro de Defensa

Tres esposas de militares, vueltas contratistas por el ministro de Defensa

El empresario venezolano que ha hecho de Harina P.A.N. un emporio en Colombia

El empresario venezolano que ha hecho de Harina P.A.N. un emporio en Colombia

Empresas europeas compradoras de un carbón manchado de sangre del Cesar

Empresas europeas compradoras de un carbón manchado de sangre del Cesar

Ser partera en el Parque Nacional: la difícil tarea de una emberá en Bogotá

Ser partera en el Parque Nacional: la difícil tarea de una emberá en Bogotá

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus