El hospital de Elmhurst en Queens: el centro de la tragedia de Nueva York

El director del hospital explica la dimensión del drama: muchos de los que llegan con síntomas no cuentan con los recursos para tratarse en caso de contagio

El hospital de Elmhurst en Queens: el centro de la tragedia de Nueva York

Los hospitales neoyorkinos de Elmhurst y Queens se encuentran en el centro de la crisis de la COVID-19. En entrevista con Radio Francia Internacional (RFI), el director de estas dos instituciones públicas, Israel Rocha, y el jefe del servicio de psiquiatría del Elmhurst, Dr. Valdimir Gasca, describen la problemática de la atención a la población del distrito de Queens, las más pobre y diversa de Nueva York: inmigrantes, indocumentados y familias pobres.

Nueva York es hoy el epicentro del brote en Estados Unidos, el país con mayor número de infectados y de muertes en el mundo a causa de la COVID-19. Algunos describen a la Gran Manzana como un inmenso hospital al aire libre. Los hospitales de Elmshurst y Queens atienden a la población del distrito mas extenso de la ciudad, el Queens, considerado el "epicentro del epicentro" del brote.

 

Israel Rocha (director) En estos momentos están llegando muchos pacientes para saber si tienen Covid-19,  para que se le practiquen los exámenes, para asegurar su familia y su salud. Puedo decir que sí tenemos muchos pacientes, pero también tenemos mucha ayuda y apoyo del alcalde de la ciudad de Nueva York,  del gobernador del Estado y también del presidente.

Hay mujeres y hombres que están viniendo de todos los estados del país para trabajar día a día, con nuestra gente. Y también estamos trabajando con doctores y enfermeras de todo el mundo, a través de llamadas, para poder avanzar en el combate contra el coronavirus. Hay muchos pacientes, mucho trabajo, pero también hay cosas buenas que estamos haciendo para que avancen nuestros servicios.

RFI: Abrumados por el desborde de infectados con coronavirus, el gobernador del Estado, Andrew Cuomo y el alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, piden más ayuda federal urgente, un "nivel de capacidad hospitalaria que nunca hemos visto", según el alcalde.

Esta pandemia ha reactualizado la discusión sobre un tema que constituye un Talón de Aquiles en el sistema estadounidense: la cobertura de salud y los servicios públicos sanitarios. ¿El hecho de ser un hospital público agrava para ustedes la situación?

Israel Rocha: Lo que yo puedo decir es que en esta crisis, ser un hospital público es un beneficio.  Tenemos el apoyo del alcalde y tenemos el apoyo del gobernador y contamos con todo lo que necesitamos para avanzar.

Hay muchos que están preguntándose si tenemos el equipo protegido para poder atender a nuestros pacientes. Y se cree que ser un hospital público significa tener menos. Pero yo les puedo asegurar que contamos con  todo lo que se necesita para nuestros pacientes y que nunca hemos fallado en tener a nuestro equipo protegido.

Un ejército de sanitarios proveniente de todos los estados

Dr. Vladimir Gasca: Nos ha llegado literalmente un ejército de personas, cientos de doctores de todas las disciplinas enviados por el Ejército,  la Marina y las Fuerzas Armadas para ayudarnos. Y puedo asegurar que contamos con el equipo de protección para nuestros trabajadores y el equipo necesario para tratar a nuestros pacientes de la manera óptima.

RFI: El vecindario de Queens ha sido llamado el "epicentro del epicentro" de las infecciones por coronavirus en Estados Unidos. ¿Qué es lo que convierte a esta comunidad en especialmente vulnerable? ¿Por qué se ceba la infección en la población de Queens?

Dr. Vladimir Gasca: Nosotros estábamos ya preparados para que hubiese un aumento de los de los pacientes de manera exponencial. Como se sabe, Nueva York es una de las ciudades con mayor densidad en Estados Unidos. Si te montas en el metro te vas a dar cuenta que estamos todos muy juntos los unos a los otros y así es muy fácil el contagio.

Las familias que viven alrededor de nuestro hospital de Elmhurst son familias trabajadoras de pocos recursos, muchos son inmigrantes y algunos de ellos indocumentados y siempre acuden a nuestro hospital. Así que no nos sorprendió para nada que todos hayan llegado aquí.

La gente piensa que fue porque nos faltaron los recursos necesarios o por alguna otra razón que hubo más contagio aquí que en otras partes; pero en realidad, la causa es la composición social que tenemos en el hospital.

También es importante que sepan que esta es el área cultural más diversa en todo el mundo. En este hospital se hablan más de 150 lenguas, tenemos gente que viaja a sus países de origen y muchas personas que constantemente están saliendo y regresando al pais. Eso pudo también provocar la expansión más rápido el virus.

RFI: El sistema de hospitales públicos de Nueva York atiende a más de un millón de personas por año, independientemente de su capacidad de pago. ¿Más allá de los indocumentados y personas sin seguro médico, a qué otras poblaciones desprotegidas atienden?

Israel Rocha: Nosotros estamos recibiendo a todos los pacientes que llegan, como siempre lo hemos hecho, independientemente de si tienen seguro o no, si tienen forma de pagar o no. Los recibimos a todos y no deben tener miedo a si pueden pagar o no porque tenemos el apoyo de de la ciudad. Somos un hospital público y ayudamos a todos.

Lo que quiero que quede claro es que en este momento está sucediendo algo muy grave. No se trata de un problema de Estados Unidos ni de otra nación, ni de personas con o sin documentos. Somos gente del mundo entero trabajando juntos para combatir el coronavirus, y así como el virus no distingue si eres ciudadano o no, nosotros tampoco lo hacemos. Este es un servicio para todos.

Estamos preparados para atender desastres

RFI: ¿El hospital Elmhurst cuenta con camas suficientes para paliar el desborde de pacientes?

Dr. Vladimir Gasca: El hospital cuenta con 545 camas en todos los servicios. Cuando empezó a presentarse el virus,  se nos pidió que nuestro hospital se convirtiera en un hospital especializado en tratar a los pacientes con coronavirus,  entonces muchos de los servicios ambulatorios y de cirugías selectivas y todo lo que se pudo transferir a otros hospitales, fue transferido. Todas nuestras unidades fueron adaptadas para tratar a los pacientes con coronavirus.  En psiquiatría, uno de los departamentos más grandes de la ciudad de Nueva York con 177 camas, solo tenemos actualmente 53 pacientes. Vaciamos todas las unidades para cuando lleguen aún más pacientes con coronavirus

RFI: ¿Estas medidas se tomaron a partir de la reciente Declaración de Desastre Mayor para Nueva York, emitida por la administración Trump?

Dr. Vladimir Gasca: Mira, nosotros empezamos a prepararnos cuando empezó la crisis en Europa, después de que saltó de China hacia otros países.

Hay que tener en cuenta que el Hospital cuenta con un sistema de preparación para desastres. Recordemos que aquí tuvimos el 9-11,  el huracán Sandy y muchas tragedias que nos han ido preparando para estos eventos. Así que, a partir de febrero, empezamos a realizar prácticas preguntándonos cómo vamos hacer para atender a 60 pacientes que lleguen al mismo tiempo.  Y todo el hospital se paralizó durante varias horas practicando cómo iba a suceder.

El miedo, ese otro gran enemigo

RFI:  Dr. Gasca, usted es el director del servicio de salud mental del hospital Elmhurst. Este virus, por su novedad y por el carácter apocalíptico que se ha creado en torno a él, genera un miedo colectivo a la muerte como el que desatan las pestes. Pero además es una muerte solitaria.

¿Cómo abordan ustedes la salud mental de los pacientes y de la gente cuyos familiares mueren solos y sin el ritual de los funerales?

Dr. Vladimir Gasca: El miedo es el otro gran enemigo cuando surgen estas epidemias. Las personas empiezan a comportarse de una manera errática, el miedo los obliga a proclamar que él infierno nos ha caído encima y que todos vamos a morir. Y también empiezan a salir anuncios y entrevistas sensacionalistas que asustan a la población y que lamentablemente afectan a la comunidad porque, dicen, cómo vas a ir a un hospital donde piensas que vas a morir.  Por eso nos ha tocado luchar para contrarrestar ese tipo de sensacionalismo que no hace más que dañar a la población.

Contestando tu pregunta sobre la salud mental, aquí estamos enfrentando una situación en la que ninguno de sus familiares puede ver a su ser querido que va a morir. Nosotros sabemos que cuando un paciente es entubado las posibilidades de morir son más altas. Entonces, hemos desarrollado una serie de programas que permiten visitas virtuales de los familiares a sus pacientes.

Tenemos una pequeña parte del personal a la que le hemos dado tabletas y que se contactan con la familia para proponerle si quieren una visita virtual con su ser querido. Y no sabes el impacto que esto tiene tiene para la salud mental de los familiares.

También tenemos un servicio de consejería para quienes perdieron a un familiar y les ofrecemos terapia diaria por teléfono. Dos, tres, las veces que sea necesario los ponemos en contacto con los servicios de salud mental del hospital.

En el departamento de psiquiatría tenemos aproximadamente 1000 empleados y todos estamos sufriendo, todos tenemos miedo, pero estamos aquí luchando contra ese miedo para atender a nuestros pacientes, Así que hemos puesto a funcionar un servicio especializado, no solamente para proveer salud física, sino salud mental, las 24 horas y siete días a la semana, en el momento en que lo requieran.

RFI: ¿Y el personal sanitario del hospital también se ha visto afectado emocionalmente por la sobrecarga de trabajo?

Dr. Vladimir Gasca: Por supuesto, se ven en nuestros empleados trastornos de ajuste, de ansiedad, pánico, depresión. Desde el principio, tratamos de proteger a los más vulnerables como los empleados mayores de edad, aquellos con inmunodeficiencias y a las embarazadas. Les ofrecimos que trabajaran desde sus casas pero muchos se negaron respondiendo que así como el capitán no huye de un barco que se hunde. Aquí nos quedamos y seguimos trabajando con todos, no nos vamos a ir, dijeron. Y de verdad, ha sido admirable como todos unidos hemos luchado para hacer lo mejor que podemos.


*Publicado originalmente en Radio Francia Internacional con el título Hospitales públicos de Queens y Elmhurst en Nueva York: la batalla en 'el epicentro del epicentro'Haga clic aquí para escuchar el reportaje.

-.
0
2003
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Ecuador: Huelga indefinida y movilización en medio del toque de queda

Ecuador: Huelga indefinida y movilización en medio del toque de queda

Alicia Alonso deja huérfano al Ballet de Cuba

Alicia Alonso deja huérfano al Ballet de Cuba

Se hunde el acelerador en Bolivia para llamar a elecciones

Se hunde el acelerador en Bolivia para llamar a elecciones

Atletas franceses afirman que se enfermaron en octubre en Wuhan con síntomas de Covid-19

Atletas franceses afirman que se enfermaron en octubre en Wuhan con síntomas de Covid-19