El fiscal del establecimiento tiene que caer

Dados todos los hechos, el poder ciudadano en las calles finalmente debe vencer

Por: reynaldo jose torres aguas
enero 18, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El fiscal del establecimiento tiene que caer
Foto: Leonel Cordero

Hoy en día las redes sociales están superando el poder de los medios de comunicación tradicionales, no solo porque le permiten a la ciudadanía enterarse de manera casi instantánea de los principales hechos de opinión, sino que facilitan la interacción entre los mismos. Todos pueden ser emisores y receptores a la vez. De hecho, este poder es el que ha desbordado un nuevo nivel de indignación social en Colombia, un país que presenta cientos de protestas y manifestaciones sociales por año, que a muchos les termina costando la vida.

Por primera vez se ha convocado una manifestación que exige la renuncia de un alto funcionario del país, el fiscal general de la nación Néstor Humberto Martínez, quien se ha visto envuelto en la polémica por sus conflictos de intereses, dado que ejercicio como abogado del grupo aval en su pasado, y su estrecha relación personal con la familia sarmiento Angulo relacionada con las irregularidades con la empresa brasileña Odebrecht, protagonista del mayor escándalo de corrupción del continente.

La propuesta nació en la red social de Twitter, desde la cuenta de Cielo Rusinque, una colombiana que reside en París. Cielo es recordada por un video viral, en el cual le reclamaba en París al presidente Iván Duque su falta de compromiso con la educación superior al ignorar el llamado de los estudiantes a reunirse. Aunque algunos ya veníamos proponiendo la necesidad de ponerle fecha a la primera movilización como una tarea pendiente del 2019, su propuesta fue inmediatamente difundida por reconocidos influencers y activistas políticos como Catherine Juvinao y Mafe Carrascal, entre otros. La acogida fue inmediata y los ciudadanos fueron convocados a ir a un plantón en los búnkers de la Fiscalía en las principales ciudades del país el 11 de enero, haciendo énfasis en que sería un movimiento pacífico en busca de recuperar a una institución de tanta importancia para el país.

Este movimiento identificado con la etiqueta #RenuncieFiscal no tiene ninguna distinción política más allá del clamor ciudadano motivado por lo que la presión ciudadana en las calles consiguió en Perú, donde incluso el mismo presidente exigió la renuncia al fiscal general Pedro Chávarry. Estos plantones que esperan sumar cada vez más y más personas no se detendrán y seguirán semana tras semana hasta conseguir que el fiscal renuncie a su cargo o se tomen medidas por parte de los entes encargados.

Por otro lado, hay que destacar otra iniciativa impulsada por la youtuber Daniela Beltrán, conocida como Lalis, que tomó mucha fuerza en las redes: la recolección de firmas digitales a través de la plataforma change.org, que más de 120.000 colombianos han firmado exigiendo la renuncia del fiscal. Esto no es un número menor y refuerza todo el impulso de este movimiento, que espera aumentar la presión sobre el fiscal, más allá de lo que algunos columnistas como Daniel Coronel, María Jimena Duzán o Noticias Uno lo han logrado llevar al ojo del huracán de la opinión pública.

El fiscal general le ha restado importancia a estas manifestaciones y los medios de comunicación han desvirtuado su magnitud, buscando además deslegitimarla, anunciando que detrás de su convocatoria se encuentra Gustavo Petro y las Farc, cuando la realidad es que han participado incluso personas abiertamente uribistas como la tuitera Catalina Suárez. El 17 de enero será su segunda jornada y desde ahora se estará preparando la tercera.

La sociedad debe entender su papel crucial en el control político, más en un país donde parece que las instituciones no funcionan y su credibilidad se encuentra muy baja, sobre todo la justicia. Acá cabe anotar que uno de los detonantes de este movimiento fueron las misteriosas muertes de los principales testigos (Jorge Enrique Pizano, su hijo y recientemente Rafael Merchán), envenenados con cianuro. Esto desencadenó en la renuncia del director de Medicina Legal, Carlos Valdés, luego de comprobarse cierta manipulación e incompatibilidad en los dictámenes, lo que aumenta el manto de duda sobre la credibilidad y objetividad de la Fiscalía bajo las órdenes de Néstor Humberto Martínez.

Ahora bien, extiendo la invitación como ciudadano a toda la sociedad, sin importar sus distinciones políticas e ideológicas, a sumarnos a esta causa. El poder económico impunemente ha logrado doblegar a la justicia en el país, nombrando a un fiscal que entorpece y tergiversa las investigaciones sobre corrupción el caso de Odebrecht, que persigue a quienes lo denuncian y utiliza su poder para responder a los intereses de sus clientes de vieja data. El fiscal del establecimiento tiene que caer y el poder ciudadano en las calles finalmente tiene que vencer.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
2658

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
¿Quién le pone el cascabel… al Fiscal?

¿Quién le pone el cascabel… al Fiscal?

La oficina de Néstor Humberto Martínez sigue activa, Yesid Reyes cerró la suya

La oficina de Néstor Humberto Martínez sigue activa, Yesid Reyes cerró la suya

¡¡Fiscal no se va, ni más faltaba!!

¡¡Fiscal no se va, ni más faltaba!!

Nota Ciudadana
Caricatura: El hombre probo

Caricatura: El hombre probo