El estrecho de Malaca y el poder mundial

La potencia que lo controle, además del de Ormuz y Bab el-Mandeb, tiene las llaves del control del tráfico marítimo mundial

Por: José E. Mosquera
noviembre 05, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
El estrecho de Malaca y el poder mundial
Foto: Pixabay

Las divisiones ideológicas de izquierda y derecha hacen parte del mundo geopolítico de antes, durante y después de la Guerra Fría del siglo XX. En el siglo XXI vivimos dentro de otros contextos políticos muy alejados de aquellos clichés ideológicos que fueron dominantes en el siglo XX.

Estamos frente a un nuevo orden mundial liderado por China, que muchas personas no alcanzan asimilar, porque siguen atrapados en las caducas visiones de los paradigmas políticos del siglo XX. Por lo tanto, determinados análisis de prospectiva política se les hace difícil comprender cuando se habla que el centro de la hegemonía mundial vuelve a situarse en Asia, dado que vivimos una acelerada decadencia del poder imperial de las potencias de Occidente y un rápido resurgimientos de las antiguas potencias asiáticas.

Por un lado, son claros los síntomas de las decadencias del poder de las potencias de Occidente: Estados Unidos, Inglaterra, Italia y Francia. Del otro, son claras las señales que en los próximos decenios serán las potencias asiáticas las que dominarán el mundo: China, Rusia, India, Irán, Turquía, Indonesia y Corea del Sur.

Por consiguiente, algunos ignoran que el péndulo de aquel nuevo poder mundial no estará en Nueva York, ni en la City en Londres y menos en París o Berlín, sino en el estrecho de Malaca en Asia, una ruta marítima que une a los océanos Índico y Pacífico. La principal ruta marítima del mundo ya que se calcula que por ahí transitan más de 75.000 barcos. Su importancia radica en que es la ruta de navegación une las principales economías asiáticas: China, India, Tailandia, Indonesia, Malasia, Filipinas, Singapur, China, Japón y Corea del Sur. Además, es el tránsito obligado del comercio que se mueve entre los países del sur de Asia, el sudeste con el Oriente Próximo y Europa. En consecuencia, por allí transita aproximadamente el 60% del comercio mundial y el 50% del petróleo, el gas y el carbón que consumen el mundo. Igualmente que el 80% del crudo que consume China.

De manera que las economías de los países del Asia-Pacifico dependen en gran medida de su buen funcionamiento, debido que por este laberinto marítimo pasan las exportaciones y las importaciones comerciales de los dos países más poblados del mundo: China e India y de la nación musulmana más poblada del mundo: Indonesia.

Este estrecho y el de los Ormuz, en el Golfo Pérsico, en el Oriente Próximo, paso que une al Golfo Pérsico con el Golfo de Omán, en el mar Arábigo y el Bab el-Mandeb en África, que une el mar Rojo con el Golfo de Adén, en el Océano Índico en el Cuerno Africano son con el paso del noroeste en el que une al Polo Ártico con los océanos Atlántico y Pacífico, las cuatro rutas marítimas más trascendentales en el mundo.

Por el estrecho de Ormuz pasa el 20% del petróleo mundial y el 35% del comercio internacional y es la principal ruta de las exportaciones petroleras de Arabia Saudita, Irán, Irak, Qatar, Bahréin y Kuwait hacia los mercados del Asia Pacífico, Europa y Estados Unidos.

El estrecho de Bab el-Mandeb es un punto neurálgico para el comercio mundial y se localiza entre la costa africana de Yibuti y la península arábiga en Yemen. Es una ruta que permite el acceso al mar Rojo desde el Océano Índico, paso obligado hacia el Canal de Suez y el Mediterráneo. De manera que une puertos europeos con Asia y el golfo Pérsico.

Por su parte, la importancia de las rutas del Ártico, especialmente la noroeste, obedece a que reduce en un 23% la distancia entre Nueva York y Tokio. Con esta ruta recortarán distancias, costos de los fletes y resultarán más baratas que utilizar las rutas de los canales de Panamá y del Suez. Ruta que se convertirán en la nueva entrada de China a Europa, debido a que el trayecto entre Shangai-Hamburgo se reduciría en 8.600 kilómetros. Es una ruta que ofrece enormes perspectivas para el intercambio de bienes y servicios entre Europa, Estados Unidos, China, India, Japón y otros países del Asia Pacífico.

-.
0
200
Los millones que le ha metido César Gaviria a su colección de arte

Los millones que le ha metido César Gaviria a su colección de arte

Así es el 'Fritanga Fest' por dentro, donde doña Segunda es la reina

Así es el 'Fritanga Fest' por dentro, donde doña Segunda es la reina

La ataques de ansiedad que convirtieron a Juan Luis Guerra en un pastor evangélico

La ataques de ansiedad que convirtieron a Juan Luis Guerra en un pastor evangélico

Pirry sin fama, sin gran salario y peleando contra la depresión

Pirry sin fama, sin gran salario y peleando contra la depresión

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus