Opinión

El Estado y sus contratos

Este es un capítulo que debe aclararse en esta sociedad tan llena de privilegios. ¿Los concursos son con frecuencia una simple farsa?

Por:
noviembre 24, 2015
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.

Los episodios sobre la contratación del Estado colombiano parece una historia sin fin en la cual cada capítulo nuevo viene cargado de elementos que generan sospechas de falta de transparencia. No se trata solo de las grandes obras públicas como el famoso carrusel de la contratación en Bogotá, sino que ahora ha tocado seriamente el campo de la consultoría y de paso el área de la investigación. En un país como el nuestro donde las fuentes de financiación de  estudios son tan limitadas, es el Estado el que ofrece las posibilidades de fondos no reembolsables para trabajos de esta naturaleza. Cada vez son más escasos los recursos que se obtienen de fuentes internacionales, entre otras, porque se supone que somos un país de ingreso medio que debería asignar fondos suficientes para ese tipo de trabajos. Por todo lo anterior, financiar estudios de alta envergadura como los que requiere el país, se ha vuelto una tarea titánica.

Cuando se recuerda cómo nació Fedesarrollo, vienen a la mente las oficinas en el centro de la ciudad, y los esfuerzos que realizó Rodrigo Botero para lograr crear un fondo con el apoyode fundaciones internacionales. Pero eran otros tiempos. Los contratos de investigación costosos son financiados por el Estado o por los gremios o por bancos como el BID y el Banco Mundial. Tanto en concursos nacionales como internacionales, las exigencias son de tal tamaño, que ganar uno de ellos es una especie de lotería.Las entidades con mayor trayectoria, representan una competencia muy grande para aquellos que inician este tipo de actividades.

Por todo lo anterior, no deja de sorprender que una empresa como la de Natalia Springer en tan poco tiempo, haya logrado obtener volúmenes tan altos de financiación por parte de entidades como la Fiscalía,  otras del gobierno nacional e inclusive de la Alcaldía de Valledupar. Independientemente de la calidad de los trabajos realizados por Natalia y su equipo, sorprende que el de vivienda por ejemplo, se lo haya ganado en un concurso donde su firma fue la única que se presentó. Pero además el plazo para concursar fue mínimo cuando la experiencia demuestra que la preparación para este tipo de concursos demanda mucho tiempo, muchos esfuerzos y muchos recursos que después nadie reconoce.

Que Natalia Springer nos explique la magia para lograr ese éxito
y que las entidades del Estado nos cuenten
a consultores e investigadores cómo hay que participar

Es fundamental que Natalia nos explique la magia para lograr ese éxito y que las entidades del Estado nos cuenten a consultores e investigadores cómo hay que participar y cuáles son las reglas del juego para que exista realmente una competencia limpia. Transparencia es lo que se requiere, porque en Colombia sobra el recurso humano de buen nivel; lo que falta son oportunidades y fondos para desarrollar trabajos de esta naturaleza. Ahora están en el foco de los tributaristas las fundaciones sin ánimo de lucro, lo cual es excelente para que no se disfrace el negocio que hay detrás de muchas de ellas. Pero falta la otra pieza de esta historia: ¿Cómo se están asignando estos recursos por parte del Estado? ¿Cuáles son los verdaderos méritos que hay que demostrar para obtener financiación para investigaciones?

El Estado colombiano y sus contratos es un capítulo que debe aclararse en esta sociedad tan llena de privilegios. ¿Los concursos son con frecuencia una simple farsa o se llaman a varias entidades para que jueguen el papel de relleno como sucede con las convocatorias para escoger miembros de las Cortes?  El costo es inmenso no solo para el país, sino para las entidades de consultoría o de investigación. La alternativa de financiación proveniente de gremios de la producción corre muchos peligros en términos de la objetividad de los resultados. Hay valiosas excepciones sin duda, pero en general los que pagan por un estudio sobre su actividad generalmente no aceptan resultados que van en contra de sus intereses.

Sin embargo, al paso que vamos con esta forma curiosa en que  el Estado asigna sus recursos para estas tareas, no son muchas las opciones que tienen entidades que quieran realmente contribuir a que se conozcan los hechos reales. Estos escándalos como los anotados, le están haciendo mucho daño a la consultoría y a la investigación en el país. Por ello se necesitan aclaraciones tanto de la consultora Natalia Springer como de las entidades estatales involucradas.

E-mail [email protected]

www.cecilialopezcree.com

www.cecilialopez.com

-.
0
1510
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Empresarios: pídanle cuentas a sus gremios

Empresarios: pídanle cuentas a sus gremios

Los médicos: ¿sí están haciendo política?

Los médicos: ¿sí están haciendo política?

La elección de Arturo Char: la vergüenza del Senado

La elección de Arturo Char: la vergüenza del Senado

Lo que dicen las cifras de desempleo

Lo que dicen las cifras de desempleo

Una respuesta vergonzosa

Una respuesta vergonzosa

¿Tenemos los líderes que nos merecemos?

¿Tenemos los líderes que nos merecemos?

Cuando se quiebra la institucionalidad

Cuando se quiebra la institucionalidad

Cómo poner buena cara

Cómo poner buena cara