El edil de Chapinero vs. dueños de mansiones ilegales

El edil de Chapinero que le pone el pecho a dueños de mansiones ilegales en los Cerros Orientales

Mientras avanzan varias construcciones ilegales de mansiones en los Cerros Orientales de Bogotá, un edil afronta una batalla que le ha costado amenazas

Por: Freddy Antolinez
julio 09, 2024
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
El edil de Chapinero que le pone el pecho a dueños de mansiones ilegales en los Cerros Orientales

Las imponentes mansiones que se alzan sobre los Cerros Orientales de Bogotá han sido durante años símbolo de lujo y controversia. Estas construcciones, muchas de las cuales fueron erigidas sin permisos adecuados, representan una amenaza significativa para el medio ambiente y un desafío para las autoridades locales, distritales y nacionales. Al frente de la lucha contra estas edificaciones ilegales se encuentra un edil liberal de la localidad de Chapinero, que ha demostrado un compromiso notorio por restaurar la legalidad y proteger este valioso ecosistema.

A pesar de las estrictas regulaciones ambientales que protegen esta área por su importancia ecológica, imponentes mansiones se construyeron ilegalmente ante los ojos de las autoridades, a menudo mediante la falsificación de documentos y la adquisición cuestionable de terrenos​.

Estas construcciones han causado una significativa deforestación, alteración de cursos de agua y erosión del suelo, afectando gravemente los ecosistemas locales y contribuyendo a la desigualdad urbana, al crear enclaves de lujo en una ciudad con profundas divisiones socioeconómicas​. Las autoridades han comenzado a demoler estas estructuras ilegales por presión de la comunidad liderada por el edil Namen.

Aunque el proceso es lento y complejo debido a la magnitud de las edificaciones en el Bagazal y las trabas legales impuestas por los propietarios​ con apoyo y omisión de las autoridades ambientales. Además de artimañas jurídicas como poseedores falsos para mantener en pie el hogar de los Megaricos de la capital del país.

Lo que tenemos aqui no es solo una muestra de opulencia, sino también un testimonio (muestra) de la corrupción y la falta de cumplimiento de las normativas ambientales en el Distrito. Desde hace más de una decada varios aprovechados han construido en esta área protegida, desafiando las regulaciones y afectando gravemente el entorno natural de la localidad de Chapinero y de otras cinco localidades. La deforestación, la erosión del suelo y la alteración de los cursos de agua son solo algunas de las consecuencias negativas de estas construcciones​.

Juan Felipe Namén ha sido una voz firme en la denuncia de estas irregularidades. A pesar de enfrentar amenazas en su contra, incluida una fotografía intimidante dejada en la alcaldía en horas de la noche. Namén ha trabajado en estrecha colaboración con diversas entidades del distrito y la nación como el Ministerio de Interior, el concejo de Bogotá y la Secretaría de Gobierno distrital para asegurar que las edificaciones ilegales sean demolidas y sus responsables sancionados​​. Además con su movimiento #LosCerrosSoyYo están planteando un proyecto de ley por el cual se declara patrimonio material de la nación a los cerros Orientales de Bogotá.

"Detrás de estas construcciones hay una historia oscura. No solo se trata de edificaciones ilegales, sino de cómo estos terrenos, que pertenecían al Acueducto de Bogotá, terminaron en manos privadas de manera cuestionable", afirmó Namén en una entrevista reciente. Su perseverancia ha sido crucial para mantener la atención pública y gubernamental en este asunto, destacando la necesidad de actuar contra quienes vulneran las leyes​ ambientales. Hace menos de un mes se demolió la tercera mansión en el Bagazal.

El futuro de las mansiones ilegales

El proceso de demolición de estas mansiones es complejo y requiere de una cuidadosa planificación para evitar daños colaterales en este frágil ecosistema. Hasta la fecha, varias mansiones han sido demolidas, pero aún quedan muchas mas que esperan una resolución legal. La demolición no solo implica la destrucción física de las edificaciones, sino también un mensaje claro de que nadie está por encima de la ley​.

La continua presión de activistas y ciudadanos preocupados será fundamental para asegurar que las autoridades no cesen en sus esfuerzos. La restauración del equilibrio ecológico y el respeto por las normativas ambientales son los principales objetivos. Las futuras acciones probablemente incluirán más investigaciones sobre cómo se adquirieron estos terrenos y quiénes fueron los facilitadores de estas construcciones ilegales.

En conclusión, la lucha contra las mansiones ilegales en los Cerros Orientales de Bogotá es una batalla por la justicia ambiental y el respeto a las leyes. Juan Felipe Namén, con su determinación, ha sido la figura central en este esfuerzo. Mientras continúe su labor y el apoyo de la comunidad se mantenga fuerte, hay esperanza de que los Cerros Orientales puedan recuperar su integridad ecológica y que las leyes prevalezcan sobre la corrupción y la ilegalidad.

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Nota Ciudadana
Talento Visible: desafíos y oportunidades para el emprendimiento afrodescendiente en Colombia

Talento Visible: desafíos y oportunidades para el emprendimiento afrodescendiente en Colombia

Nota Ciudadana
Inseguridad, un desafío para los colombianos

Inseguridad, un desafío para los colombianos

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--