El Documental La Paz me revolcó la rabia contra el uribismo y sus mentiras

Ochenta minutos de buen cine que muestran que lo que vivían unos guerrilleros rasos no tenía nada que ver con la propaganda negra para tumbar el plebiscito

Por:
octubre 26, 2020
El Documental La Paz me revolcó la rabia contra el uribismo y sus mentiras

Entre el 1 de agosto y el 2 de octubre del 2016, el campo colombiano empezó a creer que por fin se terminaría un conflicto de más de 60 años. Combatientes reunidos en el campamento del Frente Alfonso Cano del Bloque Occidental de las FARC, en plenas montañas del Cauca, esperaban la disolución de esa guerrilla. El paso de los aviones surcando el cielo ya no genera en los guerrilleros los temores del pasado. En la tregua hay tiempo para jugar al fútbol, para recordar, sentados al lado de un árbol, terribles anécdotas, como el día de 1999 en el que el Ejército Colombiano les dio plomo durante 14 horas seguidas. Uno de los hombres que narra la historia recibió un balazo en la cabeza.

No sólo sobrevivió al ataque sino que nunca abandonó su posición. Una mujer le cuenta a su amiga las peleas a puño que tiene con su compañero. Otra le pregunta a su novio, mientras le corta las uñas de los pies, si van a seguir cuando la paz se firme. Unas amigas tienen miedo de que cuando vivan en la ciudad les pase lo de la UP. Un comandante cuenta que, si no se hubieran llegado a los acuerdos, la guerrilla estrenaría un armamento nuevo, hechos por ellos mismos. “Cañones de un alcance de más de doscientos metros”. Se respiraba optimismo, había esperanza.

Entonces llegó el 2 de octubre. Los colombianos refrendarían en las urnas su voluntad de paz. El uribismo, como después lo confirmó el propio gerente de la Campaña al No, Juan Carlos Vélez Uribe, había optado por las fake news difundidas a punta de wasap. “Había que sacar a la gente berraca”. Ni ellos mismos esperaban ganar. Lo lograron. El No obtuvo 6.431.372 votos, el Si 6.377.464. La cámara de Tomás Pinzón está ahí, invisible, captando de primera mano una decepción histórica.

Esa capacidad de volverse invisible, de poder captar con frescura, con naturalidad las conversaciones de los guerrilleros dentro del campamento, sólo lo da la confianza. Durante cerca de tres meses Tomás Pinzón y su equipo convivieron con los guerrilleros, durmieron en sus mismas toldas, comieron el mismo sancocho y pudieron convertir sus cámaras en una parte más de ese paisaje.

La Paz tiene una virtud que no poseen los otros documentales que se han escrito sobre el acuerdo con las Farc y es su necesidad de ser cine. Sin música incidental ni voz en off, Pinzón Lucena logra meternos en la cotidianidad de un campamento guerrillero días antes de que estos desaparecieron. Al mostrar esa intimidad acaba con todas las mentiras que difundió Álvaro Uribe y su partido: los guerrilleros no sólo tuvieron voluntad de paz sino que estaban preocupados por lo que fuera a pasar en las ciudades cuando ellos entregaron las armas. No sólo le tenían miedo a la muerte sino al proceso de hacer trizas la historia, algo que se ha visto en este gobierno con sus polémicas decisiones en cuanto al tratamiento que se le está dando a la Memoria Histórica del Conflicto.

Estrenada cuatro años y ganadora de varios premios, después de los hechos narrados, La Paz es un documental de una vigencia pasmosa, preocupante, que se ve con una tristeza desoladora. La oportunidad perdida está reflejada en la ilusión de esos guerrilleros que tenían un solo deseo, vivir cerca de sus amigos sin que nadie los jodiera. Pero no se pudo. La victoria de Duque en las elecciones presidenciales del 2018, terminó por socavar un bien que nos pertenecía a todos. Los campos ahora vuelven a estar teñidos de rojo.

Para compra el documental entrar a https://www.mowies.com/creation/doccolombia/la-paz-pre-venta/dhoCAS8Tc

Este es el trailer:

-.
0
41403
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
OEA le cierra sus puertas a Everth Bustamante

OEA le cierra sus puertas a Everth Bustamante

Avanzada rusa con sus helicópteros M1-17 en Colombia y Latinoamérica

Avanzada rusa con sus helicópteros M1-17 en Colombia y Latinoamérica

"Petro es mala persona"

Nota Ciudadana
El discurso prefabricado de Duque en la ONU

El discurso prefabricado de Duque en la ONU