Opinión

El día que Iván Duque creyó que podría ganarse el Nobel

Ese día lideró la alianza que sacaría a Maduro del poder en horas y creyó que podría equiparar el logro de su exmaestro Juan Manuel Santos

Por:
noviembre 28, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El día que Iván Duque creyó que podría ganarse el Nobel
El mejor momento de Duque como mandatario duró un día, un solo día

El único día que Iván Duque creyó que podía ser un gran mandatario fue el 22 de febrero del 2019. Ese día lideró la alianza que sacaría a Maduro del poder en horas. En las fotos que se tomó con Richard Branson, con el chileno Piñera en Cúcuta, alzaba su barbilla incipiente y hacía un esfuerzo sobrehumano para meter la barriga y verse estilizado. El Live AID hecho en el Puente Internacional Simón Bolívar, que separa a Colombia de Venezuela, había sido por los medios latinoamericanos como el último estertor de la dictadura chavista.

El momento cumbre fue cuando abrazó a Guaidó. Sí, el autoproclamado presidente de Venezuela había cruzado la frontera desafiando el cerco que le había impuesto el gobierno bolivariano. En ese momento no sabíamos que Guaidó terminaría convertido en la patética figura protagonista de millones de memes que es ahora ni que para cruzar el puente Simón Bolívar había contado con la ayuda de Los Rastrojos. Hasta los que no profesamos la religión uribista nos emocionamos al ver como Duque y Guaidó juntos veían sudar la gota fría a Carlos Vives en la tarima improvisada. Fue tanta la adrenalina que recibió nuestro presidente que hasta se atrevió a decir que Nicolás Maduro caería en cuestión de horas. El reencuentro de los poetas Chino y Nacho parecía presagiar la libertad definitiva para Venezuela

Según el contador que le hicieron a Iván Duque unos desocupados después de haber declarado eso han pasado esta cantidad de horas

 

Y además el panorama ha cambiado radicalmente hasta el punto de que Duque se ve acorralado por la movilización social más potente que hayan visto las calles colombianas desde 1977. De espaldas al país, con su propio partido atormentándolo con declaraciones tan duras como las del director del Centro Democrático Fernando Londoño, el joven presidente tiene a la mitad del país pidiéndole que se vaya.

El concierto además resultó siendo una vergüenza internacional. Los únicos que pudieron ver algo fueron los invitados VIP, en su mayoría pertenecientes a la corrupta clase política cucuteña. Al pueblo le tocó ver a 100 metros. El sonido fue la queja constante y cada uno de los músicos que participaron en el Live AID quedó con una pequeño estigma, incluso al propio Juanes le recuerdan su participación en sus redes sociales.

El mejor momento de Duque como mandatario duró un día, un triste y solo día. El New York Times no tardó en demostrar que la ayuda alimentaria que se había quemado en su intento de ingresar a Venezuela fue una torpeza de los propios manifestantes y no de la Guardia Venezolana como había dicho en una primera versión el gobierno colombiano. Las otras toneladas de ayuda humanitaria que recogió el evento organizado por Richard Branson se pudren en las bodegas de Cúcuta y Bogotá. Los cerca de 300 militares bolivarianos que desertaron ese día recibieron 400.000 pesos, una colchoneta y muchos de ellos están en Chile realizando oficios varios y maldiciendo el día que decidieron hacerle caso al canto de sirena que emitía Duque.

Si, fue un solo día en el que Duque pudo sentir no solo que eso de ser presidente era algo fácil, sino que también podría equiparar el logro de su exmaestro Juan Manuel Santos. Pero los aprendices no ganan Nobel.

 

-.
0
7902
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
María Jimena Duzán, un error táctico de la W

María Jimena Duzán, un error táctico de la W

El arribismo de ser de Semana

El arribismo de ser de Semana

El holocausto del Palacio de Justicia: otra masacre del ejército colombiano

El holocausto del Palacio de Justicia: otra masacre del ejército colombiano

¿Tienen prohibido los actores colombianos hablar mal de Uribe?

¿Tienen prohibido los actores colombianos hablar mal de Uribe?

López Trujillo, el cardenal gay que odiaba a los homosexuales

López Trujillo, el cardenal gay que odiaba a los homosexuales

La asquerosa Colombia que adoraba al Tino Asprilla

La asquerosa Colombia que adoraba al Tino Asprilla

Las viudas de Pékerman

Las viudas de Pékerman

Los ingenuos que creen que las malas personas no son buenos profesionales

Los ingenuos que creen que las malas personas no son buenos profesionales